martes, 3 de marzo de 2009

Luchador (The Wrestler)

No me malinterpreten... creo que Luchador es una excelente película, pero al mismo tiempo siento que puede verse como el más simple y convencional proyecto de Darren Aronofsky. Tal vez este talentoso director se cansó de realizar películas inteligentes pero poco accesibles, y decidió sacrificar su genial estética a cambio de moderado éxito económico y reconocimiento crítico que llegara más allá del hermético y limitado mundillo del cine independiente. No puedo culparlo por tomar esta actitud, pero ciertamente espero que sea un fenómeno temporal, y que el futuro nos depare nuevas obras de inusual fuerza y único estilo, como lo fueron Pi, Requiem for a Dream y The Fountain (que quizás no sean tan "buenas" como Luchador, aunque enarbolan con mayor orgullo el ecléctico estilo de este director). Idealmente el éxito de Luchador hará posible que Aronofsky mantenga su elegante y compleja visión artística, pero con mayor aceptación comercial.

Ahora, siendo honestos, esa opinión descansa sobre mi expectativa personal, generada por la obra previa de Aronofsky, y no es un modo muy objetivo de evaluar la película. Entonces, centrémonos en los hechos.

Luchador tiene como protagonista a Randy "El Carnero" Robinson (Mickey Rourke), ex-estrella de la lucha libre que tuvo enorme éxito en los ochentas pero que ahora, veinte años después, se ve reducido a explotar la nostalgia de sus fans para ganar dinero, participando en luchas de bajo perfil pero elevada tortura, en las que no sólo se lastima su cuerpo (en buena forma, pero resentido por la edad), sino su dignidad. Paralelamente a su vida en el ring, Robinson trata de ampliar su entorno emocional, tratando de revivir la extinta relación con su hija Stephanie (Evan Rachel Wood), y buscando un romance con la bailarina exótica Cassidy (Marisa Tomei). Pero no será tan fácil, pues ambas mujeres se muestran temerosas y desconfiadas debido a sus previas experiencias.

En muchos aspectos Luchador repite la fórmula de Rocky (o, específicamente, Rocky Balboa). Pero al ubicar a su protagonista en el pintoresco mundo de la lucha libre de algún modo hace la historia más creíble y menos arquetípica. El héroe venido a menos que trata de recuperar la gloria perdida es una piedra puntal en el cine desde sus inicios; no obstante, en manos de Aronofsky la historia se siente fresca, impredecible y absolutamente realista por el cuidado que pone en cada detalle que nos presenta, desde la bien seleccionada música ochentera (¡nunca creí escuchar una canción de Accept en el cine!) hasta el videojuego de 8-bits que emula los movimientos de El Carnero.

Mucha gente considera Luchador como el renacimiento artístico de Mickey Rourke, lo cual me da mucho gusto, pero no hay que menospreciar su excelente trabajo de apoyo en películas de muy variada manufactura que se beneficiaron bastante con su presencia, como Domino, la excelente Sin City y la demencial Spun. Pero acepto que Rourke no llevó en ellas el papel estelar, y creo que desde White Sands (1992) no lo veíamos cargando una película sobre sus hombros. Sobra decir que ya era hora, y que realiza un trabajo extraordinario, muy probablemente inspirado por sus experiencias personales como boxeador... y como estrella en busca de su gloria pasada. Marisa Tomei también brilla como la bailarina Cassidy, un papel que no es particularmente original, pero muy bien ejecutado por esta dedicada actriz que no sólo resulta sincera en sus conmovedores momentos dramáticos, sino también al vender el falso coqueteo con el que busca "clientes". Evan Rachel Wood tiene el papel más corto y quizás más ingrato como la hija del luchador, y si bien no es muy llamativo, al menos muestra un sólido rango y adecuada profundidad, tomando en cuenta lo breve de su participación.

Como dije, esta es la película más sobria de Darren Aronofsky, pero no por ello deja de poner atención en su labor como director. Los frívolos momentos que rodean las escenas más intensas están llenos de significado, y me pareció particularmente notable el modo como nos introduce al mundo de la lucha libre, donde la afabilidad y estima de los participantes contrasta con su furia en el ring. También aprecio que muestre ambas caras de la moneda, pues si bien acepta tácitamente la falsedad de este pseudo-deporte, al mismo tiempo ilustra el tremendo grado de rigor físico que implica, y que resulta mucho más severo que el de muchos otros deportes "reales". Y aunque sospecho que algunas personas se sentirán defraudadas por el ambiguo final, puedo sugerir que no lo vean como algo literal, sino como una analogía de la búsqueda emocional del protagonista. No diré más.

Quizás yo esperaba algo más complejo de la nueva obra de Darren Aronofsky, pero de cualquier modo Luchador es una gran película que merece recomendación por funcionar tan bien en todos sus niveles. No hay que esperar una febril alucinación creativa, ni un extremo relato de locura humana... simplemente una sólida historia, muy bien contada y soberbiamente actuada. En resumen: una casi perfecta experiencia fílmica merecedora de todo el aplauso que ha recibido. Y, al igual que el personaje que interpretó, ¿qué importa si Rourke no ganó el Óscar? Lo importante es que recuperó la dignidad como actor que muchos creían perdida... y eso es mucho más importante que un caprichoso trofeo de dudosa credibilidad.
Calificación: 9

21 comentarios:

Rose dijo...

Muchas gracias Pablo!
Yo quedé encantada con esta película, la actuación de Mickey Rourke me pareció excelente, de hecho todo! La sencillez, el realismo, la capacidad para transmitir tanto en escenas aparentemente simples, como te presentan el mundo de la lucha libre, el final, el soundtrack jajajajaja todo!
Me alegro que te haya gustado y gracias de nuevo por la crítica!
Un abrazo, que tengas linda semana.

CESAR dijo...

Hola Pablo,

Gracias por esta critica.. La estaba esperando con ansia ya que como te dije en un comentario previo me dejo "descrestado" esta película...

Por otra parte, quiero hacerte estas dos preguntas…..

Entre Benjamin, Slumdog y The wrestler, cual disfrutaste más..? Ahora bien, cual crees que es mejor película desde el punto de vista integral ……. La misma ¿¿¿¿?

Orlando dijo...

A mi la película no me gustó mucho pero, aunque suene contradictorio, me parece una película excelente. Es solo que lo dramático no me gusta mucho. De acuerdo en que, aparentemente no es tan compleja o con tantos matices como Requiem for a Dream u otras de este director (Solo he visto RFD la cual sin ninguna duda recomiendo). Pero pienso que está absolutamente bien en sus propios parámetros. Solo un detalle en el que difiero de Pablo; según yo, la cinta no pinta a un luchador tratando de revivir glorias pasadas, según yo lo entendí, la cinta pinta a un luchador viviendo la cotidianeidad de una forma de vida y un negocio que es así simplemente. Me explico: la lucha libre, según se pinta en la película es así..., fama, gloria momentánea, reconocimiento popular, y casi nada más..., nada de futuro económico asegurado por inmensos contratos, solamente comunión catártica con un público ávido de ser impresionado y conmovido, incluso a través de ejercicios físicos e histriónicos exagerados. El luchador no recurre a trucos desesperados que incluyen la autoflagelación y sangre como un último recurso para recuperar su fama pasada. Él solamente aplica los secretos del oficio, trabajosamente aprendidos. Y todo para tener un momento de gloria, esa razón que él ha descubierto como el verdadero objetivo de su vida, incluso a cambio de sufrimientos y riegos graves, fatales. Según yo, una muestra de la visión clara y despejada del director sobre la vida real, mostrando lo vulgar y corriente que también son las personas en cualquier parte y permitiéndonos explorar ángulos que usualmente ignoramos sobre la vida de las personas que se dedican al negocio del entretenimiento, que en su mayoría no son magnates. Excelente crítica y excelente película. Saludos Pablo, gracias por tomarte el tiempo para compartir tus puntos de vista con los que te leemos.

Pablo del Moral dijo...

Rose: Gracias a tí por leerla! Me da gusto que la gente aprecie esta película, aunque no haya recibido tanta hipérbole como Slumdog Millionaire y, sobre todo, Benjamin Button, que para nada siento justificada entre las nominadas a mejor película. Pero como dije, un premio más o menos no va a desmeritar esta excelente cinta. Muchos saludos y suerte!

César: Entre las que mencionas, creo que la que más disfrué en el más puro sentido de cinéfilo fue Luchador. Pero siento que Slumdog tiene algo más profundo que decir, y también la respeto por eso. Benjamin Button, como dije antes, no merecía estar entre las nominadas; pero a la academia le encantan los dramas históricos de tres horas, como hay probado una y otra vez. Fue un milagro que no nominaran "Pearl Harbor" ;-)

Orlando: Aprecio mucho tu interesante perspectiva sobre esta cinta. Entiendo que se trata de un caso de percepción personal, pero mi explicación para abordar el tema de "el regreso de la gloria pasada" fue porque...

SPOILER

...al final me da la impresión de que el protagonista tuvo la opción de abandonar su gran regreso a cambio de obtener la vida doméstica que persiguió durante la película (buscando pareja romántica, reconciliándose con su hija), y su decisión de arriesgar la vida para satisfacer al público, a su ego, a su carrera, me pareció muy elocuente.

FIN DE SPOILER

De cualquier modo, me da gusto que hayas encontrado elementos rescatables en la cinta (y en la crítica ;-). Y si sólo has visto Requiem for a Dream, sobra decir que te recomiendo Pi y The Fountain, aunque esta última también puede parecer un tanto frustrante. Recibe un gran abrazo y de nuevo gracias por tu visita.

sabassbo dijo...

EL LUCHADOR, SLUMDOG, y LET THE RIGHT ONE, hasta ahora son las mejores peliculas del año, y tu tienes excelentes criticas de ellas, te felicito, por un rato solo escribias de pelis directas a video, ahora ya es parejo directas y comerciales, lo mejor para ti el mejor sitio de critica cinematografica tiene nombre IEN, me voy es que tengo que regresar unas peliculas de video.

Anónimo dijo...

Pablo ¿Está listo para este viernes? ¡¿Lo está?! No puedo esperar a ver la crítica de Watchmen, que espero que sea mi "The Dark Knight" de este año o mejor.

Por cierto, por fin vi Planet Terror. Tengo que decirlo, grandiosa pelicula, aunque cometí la mala decisión de verla solo en lugar de invitar a algunos amigos. No cometeré ese error con Death Proof ni con la futura Machete. Planet Terror fue diversión pura y dura.

Supongo que me abstendré de ver El Sustituto y Déjame Entrar hasta ver Watchmen, por la sola razón de que quiero impresionarme más con ésta (Que la he esperado bastante) y temo que las otras dos peliculas disminuyan el impacto.

Y finalmente no llegó The Spirit a los cines de mi ciudad, que decepción. Tendré que esperar a su salida en DVD.

Anónimo dijo...

Pablo : ¿ Por qué decís que Benjamin Button no merecía estar entre las nominadas cuando en su crítica mencionaste que era una fascinante experiencia cinematográfica ?

Gracias y saludos.

Pablo del Moral dijo...

Sabassbo: Agradezco mucho tus amables palabras; me da gusto que encuentres útil este blog. En cuanto a las críticas de cintas en DVD, creo que su frecuencia depende directamente de los estrenos que pueda ver en el cine. Las últimas semanas han traído abundantes películas nuevas (y he tenido tiempo de verlas), pero en períodos "bajos" (como fin del año pasado) seguiré llenando el espacio con críticas de la larga lista de cintas directas a DVD que acostumbro ver. Ojalá también sean útiles para otros optimistas como yo ;-) Muchas gracias de nuevo y recibe un gran saludo.

Anónimo 1: Pues me imagino que The Spirit podría funcionar mejor en TV que en el cine, pues el "fast forward" y la repetición de sus mejores momentos visuales haría más amena la experiencia. En cuanto a Watchmen, espero que la haya disfrutado tanto como yo, y que ahora pueda ver esas otras dos recomendables películas con ojos mas frescos. No deje de compartir su opinión con nosostros. Un gran saludo y de nuevo gracias.

Anónimo 2: Quizás tenemos interpretación distinta de la palabra "fascinante". Por ejemplo, "Manos: The Hands of Fate" es una de las más fascinantes experiencias fílmicas que he tenido, y sin embargo acepto que es una de las peores películas jamás filmadas. Pero tiene elementos que me parecieron interesantes o divertidos. Igual con Benjamin Button; no me pareció sobresaliente, pero vale la pena por muchos de elementos. Espero que esto responda adecuadamente tu pregunta y muchas gracias por hacerla. Saludos.

NaNcY bOy dijo...

Me parecio simple y sencillamente hermosa, comnovedora, tierna, muy muy humana, es una gran historia, y el habil manejo del director y el actor hace que "el carnero" sea un personaje entrañable, y capaz de ganarse mi simpatia... simplemente hermosa

Nico dijo...

Una de las mejores películas que he tenido la oportunidad de ver: bien dirigida, bien actuada, los tiempos, siempre va in crescendo, excelente, excelente...

No tengo mucho más que decir... Aplausos para el director y al elenco =)

Saludos

Pablo del Moral dijo...

NaNcY bOy, Nico: Lástima que no seamos votantes en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. O quizás no... no querría ser tan parcial en lo que respecta a la calidad real de las películas. Mejor dejémoslo a los "profesionales" que votan según lo que más convenga a sus carreras. El tiempo dirá qué película perdura más en la mente del público: la sincera humanidad de The Wrestler o los efectos especiales de Benjamin Button. Saludos a todos.

grita dijo...

Hola Pablo confio en que tengas el valor y no me quites este comentario tan atrevido. Antes que cualquier otra cosa, deja decirte que he seguido tus comentarios desde hace ya como 8 años, cuando escribias en esa maravilla que era cinencanto, que fue donde te descubri y en cuanto me he encontrado tu nombre de nuevo, me pego de nuevo a tus lecturas que me llevan de la mano a cumplir 7, 10, 12, 20 años!!!... Porque me siento tan emplazado en tus líneas, que no hago sino reirme de textos que parecen mios. Krull???!!!... Phantom???!!!... Reanimator??!!... y tenía yo quizas 8 años o 10 cuando les vi y me marcaron la vida para vivir ese sueño compartido que es el cine.

Ok, hemos tenido nuestras diferencias, pero es normal cuando te haces amigo de un desconocido, yo en lo personal sigo pensando que Superman Returns es una cinta de 9, y hoy que he terminado de leer tu crítica digo -y ahí viene la leperada- que "que poca madre!"... porque la cinta sin duda merece el 10, porque has podido criticar olvidandote de subjetivismos mamones, simplemente ofrenciendonos tus interpretaciones personales (como creo que debería de hacerse para cualquier cosa, total ya habra gente que no estará de acuerdo conmigo o con mis gustos); pero que no juzgara jamás una pieza sin admirar su estructura y forma, y que conste que me ha agradado leer tu crítica; pero sin duda y de acuerdo a lo que he leído de ti y a tus gustos con los que concuerdo, creo que deberías de darle ese puntito extra que la hace lo que casi es para la gente que se exhalta y sale maravillada con esta obra maravillosa y que te hace pensar en personajes reales que no se si conozcas como Terry Funk, Ultimate Warrior o -y me declaro gran admirador- Sabu, un luchador extraordinario que en cada exhibición nos entregaba su vida y -a veces- trozos de él mismo solo por el alarido del público que parecia revivirlo. Al final, si no lo haces, pues no importa, porque con lo que me quedo es con el gusto de reencontrarme con tus lecturas y sentirme como puedo reencontrarme con un viejo compañero de la primaria que simplemente no me recuerda, pero del que yo podría transcribir al menos, el hecho de haberlo compartido. Un saludo.

grita!

Pablo del Moral dijo...

Grita: Muchas gracias por tus amables comentarios. Como lector de Cinencanto sabrás que las calificaciones tratan de ser una combinación de análisis objetivo e interpretación subjetiva, y quizás en el nebuloso límite entre ambas es donde surgen las discrepancias entre los muy diversos espectadores. Si no le puse más alta calificación a The Wrestler fue porque ciertamente me gustó mucho, pero no sé si me interese verla de nuevo. Tal vez en algunos años... pero no salí del cine deseando entrar de nuevo, como me ha ocurrido con algunas de las películas de 10. En fin, como bien dices será imposible encontrar una calificación que deje satisfechos a todos; pero al menos trato de respaldar los números con explicaciones. En fin, ojalá hubiera una fórmula perfecta. Muchos saludos y gracias por tu apoyo.

Anónimo dijo...

Un día mi padre me contó una historia y causó un poco de impacto en mí, pasó el tiempo y me acordé de esta historia: El estado actual de Mike Tyson, ahora sólo está como host en Las Vegas y como payaso para los clientes mostrándoles sus movimientos de boxeo y eso me puso muy triste...justo como esta película.

Luchador cuenta la historia de Randy, alias Ram, un luchador ochentero que después de 20 años se dedica a peleas mediocres y trabajillos, al mismo tiempo que quiere iniciar una relación con una bailarina exótica, y rencontrase con su hija, pero esto no funciona, así que cuando le llega la oferta de una pelea decide aceptarla, para volver a buscar la gloria...aún a costa de su vida.

Que resumen tan largo, para una premisa relativamente sencilla, bueno el caso es que Darren Aronofsky vuelve al ataque, este director se volvió de mis favoritos desde Requiem Por Un Sueño y Pi, es un director que te reta, que te estremece y conmueve...pero aquí creo que se afresó, no me malinterpreten, la película es bueno, y también es estremecedora, especialmente una pelea donde hay una engrapadora.

La cinta se siente muy real, no hay complicados efectos especiales, ni trucos de edición tipo MTV, hay actuaciones sólidas, situaciones cotidianas y un soundtrack poderosísimo (Y "Sweet Child O' Mine" casi me hizo saltar de mi asiento).

Aunque por ratos se llega a sentir lenta, y el filtro que usaron para filmarla no ayuda mucho, pero le da un toque muy especial, y realmente transporta la cinta a los 80's.

Como dije: Darren Aronofsky es de mis favoritos, pero se suavizó en esta cinta, seguramente para probar las mieles de la comercialización, ahora que las probó espero regrese a sus orígenes, ya que esta cinta es todo un knock out.
ATTE
IMPALA

Pablo del Moral dijo...

Impala: Muchas gracias por tu crítica. Haces una interesante analogía con Mike Tyson, otro titán que estuvo en la cima de su profesión y cayó gracias a sus malas decisiones (incluyendo sus recientes arrestos por drogas). Quizás Aronofsky pudo haber hecho una biografía de ese boxeador, pero creo que no hubiera sido tan entretenida y optimista como The Wrestler. Y también comparto tu opinión sobre las razones detrás de este "Aronofsky-lite", pero creo que ya era justo que tuviera un éxito comercial. Esperemos que no se le suba a la cabeza...

Vick dijo...

La Pelicula que dura 1:50 min no me aburrio en ningun momento, todo lo qu hace el RAM es entretenido, sobretodo lo del bar de stripers ja ja, aunque si se me hizo algo ya visto lo de la busqueda de su hija y su ajuste a una vida normal para luego dejarla por la lucha aunque le quite la vida, ya que como el dice en el ring no lo lastiman, toda la tecnica usada por Aranofsky te mantiene enfocado en la pantalla, y estuvo bien ese enfoque al final, no hubiera soportado una escena donde Rourke esta muriendo y se despide de la chica y de todos (como en el campeon con Jon voight) lei en otra critica que esta era la razon por la que Rourke no gano el tal osacar, por no haber una escena de redencion final, sin duda es una muy buena pelicula, me gusto mucho.

Pablo del Moral dijo...

Vick: Uf, pues no sé si hubiera ganado el Óscar con esa escena, pero me alegro que no la incluyeran, porque el final me parece perfecto. Y ahora que he tenido oportunidad de verla un par de veces, pienso que realmente merecía el premio como mejor película del año. Pero bueno, también es bueno que Slumdog Millionaire haya obtenido el reconocimiento. Gracias y saludos!

Anónimo dijo...

Hola Pablo.
Días antes de la última entrega de los oscares, me puse a revisar la lista de los ganadores desde 1928 y me sorprendió (no mucho) ver que entre las premiadas constaban una decena de películas que no valían nada. Pienso que a la larga será un prestigio para una película, un actor, una actriz, no recibir el Oscar porque si bien es cierto hay verdaderas obras de arte que se han llevado el premio (All the King's men, Lawrence de Arabia, El Padrino I y II) también hay algunos productos incalificables que se han hecho con la estatuilla (¿El Espectáculo más Grande del Mundo? ¿Kramer vs. Kramer? ¿Una Mente Brillante? por favor...) Estamos hablando de la misma "academia" que ignoró a genios como Alfred Hitchcock y Stanley Kubrick (quien sólo ganó un oscar por efectos especiales) Estamos hablando del mismo premio que le fue entregado a Julia Roberts y al italiano que una vez interpretó a la Pantera Rosa (grito de terror). Me alegro mucho que hayas disfrutado The Wrestler (excelente película) y celebro por igual la resurrección de Mickey Rourke, a quien espero que a futuro le den papeles tan buenos como éste. Un fuerte abrazo y saludos a todos.

ATTE: EL SORPRENDENTE HOMBRE SPAM

P.D. Tuvo una visión, de un futuro no muy lejano, en la Michael Bay y Roland Emmerich se disputaban el oscar, pero al final se lo terminaba llevando Steven Seagal, en su nueva faceta como director.

Pablo del Moral dijo...

Hombre Spam: Por todo eso nunca veo la entrega de Óscares. Realmente nunca les he prestado mucha atención, pero no por eso me deja de irritar la gran influencia que tienen. Y en cuanto a tu sueño sobre Seagal como ganador del Óscar, parece una escena de la película "Idiocracy". Demasiado profética para mi gusto ;-) Saludos y suerte!

Trevinho dijo...

¡Qué gusto da releer una de tus magníficas reviews, Pablo! Huelga decir que estás a años luz de la grandísima mayoría de críticos "profesionales" (los que de eso viven, vaya) mexicanos, incluso diría latinoamericanos en general, por lo menos en cuanto a buen criterio y conocimiento en la materia se refiere.

Y es que me es difícil olvidar el gran porcentaje de errores garrafales por cada reseña escrita de otros sitios, como la otrora exitosa (y ahora, por fortuna, desaparecida) cinebutaca.com.mx, a cargo del “profesional” (que de eso tiene muy poco) de la crítica Eduardo Marín Conde, que se supone que estudió cine y tal, y que ha colaborado en la sección de críticas de varios periódicos de prestigio en México; y sin embargo soltaba lindezas como, por ejemplo, equiparar Volverte a ver (probablemente la peor película que he visto en mi vida) con Operación Valkiria (película más que decente), o, esto ya es el colmo, publicar –y no solo en la ficha técnica, sino hasta en el cuerpo de su escrito– que Gus Van Sant fue el director de precisamente The Wrestler, ignorando que en realidad lo fue Aronofsky. De esto último intenté, vía mail, advertirle que lo corrigiera pero jamás lo hizo (ni contestó). No es de extrañar que sitios dirigidos por este tipo de gente, a pesar de contar con grandes patrocinios, no resistan el paso del tiempo. Por el contrario es más que plausible la forma en la que contestas, de buena gana, hasta el más intrascendente de los comentarios escritos en tu blog.

Además, estando de moda desvirtuar el "numerito" de la calificación final con argumentos pseudointelectuales, tiene un valor remarcable atreverse a ponerlo, pues pienso que -aún sin ser lo más importante en una valoración ni mucho menos- ayuda a darse una idea de la calidad general del film (o por lo menos la que tiene en la mente del redactor).

Es por todo esto, entre otras cosas, por lo que llevo casi una década –desde cinencanto– visitándote asiduamente, y seguiré haciéndolo indefinidamente. Creo que fácilmente podrías entrar en cualquier top de críticos hispanoparlantes (pero que no se te suba porque es lo peor que le puede pasar a cualquiera, si no preguntale a Anton Ego XD).

Felicidades, Pablo. Hasta siempre.

PD: Coincido en que The Wrestler es una gran película, pero igualmente la sentí la peor de Aronofsky a la fecha (de hecho mi película favorita de la historia es The Fountain), más que nada porque quienes hemos seguido la corta trayectoria de este genial director esperábamos una intensidad emocional y sensorial abrumadora, acentuada al infinito por las alucinantes composiciones de Clint Mansell. En cambio, esta cinta es mucho más como un cristal opaco, y para desentrañar su riqueza intrínseca es necesario hacer una labor de análisis más o menos enmarañada y profunda. Esto puede gustar en mayor o menor medida, pero en definitiva dista mucho de la previa obra del cineasta –en las cuales sí, son vastísimas en profundidad pero no requieren mayor análisis para ser disfrutadas en plenitud puesto que brillan con luz propia–.

(Creo que invertí lo que debería ser el cuerpo del comentario con el posdata, pero qué más da).

Pablo del Moral dijo...

Trevinho: Antes que nada, muchísimas gracias por tu apoyo durante tantos años. Aprecio sinceramente tus amables palabras, aunque no estoy seguro de merecerlas; pero bueno, mientras encuentres útiles las críticas, estoy contento. En cuanto a la calificación numérica, fíjate que tampoco me complace mucho, pues puede prestarse a comparaciones incongruentes, pero al mismo tiempo siento que su utilidad como herramienta de "referencia rápida" compensa hasta cierto punto su natural imprecisión. Y gracias por tu comentario sobre The Wrestler... siempre me interesa la perspectiva de otro fan de Aronofsky (¿seguro no fue Van Sant? ;-) Hablando de lo cual, no tengo el gusto de conocer al crítico que mencionas, pero te aseguro que lo buscaré en Internet, aunque sea por morbo ;-). Recibe un gran abrazo y que tengas una excelente semana!