martes, 10 de febrero de 2009

Coraline y la Puerta Secreta (Coraline)

¿Cuántas veces planeará Neil Gaiman reciclar "Alicia en el País de las Maravillas"? Por lo menos tres instancias de este fenómeno llegan a mi mente: la novela gráfica A Game of You (parte de su exitosísimo período escribiendo el comic The Sandman); el guión de la cinta MirrorMask; y la novela corta Coraline. Estirando un poco la analogía, incluso las novelas gráficas The Books of Magic (con un protagonista masculino) y Death: The High Cost of Living (invirtiendo el mundo onírico con el real) podrían entrar en esa categoría. Pero bueno... supongo que podemos ignorar esas repeticiones si las catalogamos como los "temas recurrentes" del autor. Más aún, si alguien se ha ganado el derecho de replantear la fórmula establecida por Lewis Carroll es sin duda Gaiman, cuyo impecable manejo de la fantasía y su diestro balance con el mundo real nos ha dado obras literarias únicas y originales como American Gods, Good Omens y, desde luego, el mencionado comic The Sandman.

Estuve pensando todo eso mientras veía Coraline, adaptación fílmica de la mencionada novela corta, pero antes de que pasara media hora ya había olvidado toda comparación con Alicia en el País de las Maravillas, pues la magia visual y narrativa conjurada por el director Henry Selick logró capturarme en esta sencilla pero profunda historia repleta de emoción, acertadas observaciones y fantásticas imágenes.

La trama sigue a la epónima Coraline (voz de Dakota Fanning), una avispada niña que al explorar su nueva casa descubre una puerta que conduce a un extraño mundo paralelo, semejante en muchos aspectos al mundo real, pero con significativas diferencias, algunas divertidas y otras siniestras. Después del impacto inicial de su descubrimiento, Coraline empieza a apreciar las excéntricas e impredecibles características de ese nuevo mundo, pero eventualmente deberá pagar un precio muy caro si decide permanecer en él y abandonar el gris mundo real que nunca fue muy satisfactorio para ella.

Me da mucho gusto ver por fin reconocido al realizador Henry Selick, después de ser injustamente ignorado por su notable trabajo en The Nightmare Before Christmas, que mucha gente considera como una obra de Tim Burton cuando fue en realidad Selick quien condujo el proyecto. De hecho, creo que Coraline es muy superior a la mencionada "Nightmare..." ya que el material original es más ingenioso y, combinado con la bizarra sensibilidad de Selick, logra un apropiado balance entre excéntrico humor y perturbadora fantasía. Afortunadamente esa sensibilidad no se sale de control en Coraline (como ocurrió en la pesadillesca Monkeybone), pues al trabajar dentro de los confines de la novela corta escrita por Neil Gaimen, Selick tuvo que "domesticar" su febril imaginación y emplearla como herramienta para contar la historia, y no como un fin por sí misma. El resultado es fascinante en todos los niveles posibles, y sin duda podrá ser disfrutado tanto por niños (aunque no los muy pequeños) como por sus padres.

Si alguna queja tuviera sobre Coraline, es que honestamente creo que hubiera funcionado mejor con actores reales y no con animación. El libro describe vívidamente nuestro mundo, y cuando entramos al mundo paralelo el contraste es impactante, pues toma los rasgos de la cotidiana realidad y los deforma en distintas maneras, desde lo gracioso hasta lo siniestro. Entonces siento que al emplear animación y personajes caricaturizados se diluye ese impacto, pues si la trama comienza en un mundo ya estilizado e irreal, cuando llegamos al mundo fantástico no hay tanta diferencia como hubiéramos esperado. Sin embargo, admito que esa queja es un mero problema de percepción subjetiva, y quizás viene de mi personal interpretación sobre la novela. De ningún modo creo que afecte a la película desde un punto de vista objetivo, y para nada desmerita el tremendo logro realizado por Selick y su brillante equipo de artistas.

Coraline es una de esas raras películas familiares que no menosprecia a su público, ni se ampara en las bajas expectativas que el cine infantil genera. Por el contrario, desde el principio acepta el reto de igualar o superar aquellas escasas obras "para niños" que trascienden su limitado enfoque y se transforman en genuinas obras de arte, apreciadas por cualquier persona que guste del buen cine sin importar su edad. Me da gusto ver tan bien adaptada una obra de Neil Gaiman (después de la decepcionante Stardust), y sólo me queda esperar que la colaboración entre ambos artistas no termine aquí. Gaiman tiene suficiente material para muchas otras películas igualmente interesantes, y me atrevo a pensar que Selick lo complementaría muy bien con su inagotable imaginación. El tiempo dirá si se cumple esa fantasía o si alguna siniestra fuerza (Hollywood) trata de evitarla.
Calificación: 9

12 comentarios:

Anónimo dijo...

en lo personal creo que la pelicula se queda muy corta, los personajes secundarios son demasiado huecos y la trama no se aleja lo suficiente de la alicia de carroll. considero que se reviste de una falsa creatividad para ocultar un honesto collage maravillosamente animado.

Anónimo dijo...

¡Wow! Me alegro me haber leído la crítica. Desde los anuncios con "de los realizadores del Extraño Mundo de Jack" ya me esperaba alguna obra gotiquilla de Tim Burton, y ODIO a Burton a excepción de sus películas de Batman y otras dos suyas.

La veré con ganas entonces que ya llegó a mi cine y no tenía intención siquiera de considerar en verla.

Jorge dijo...

Muy buena critica Pablo.

En general desfruto mucho de las buenas peliculas infantiles, o mas bien de animacion, ya que infantil no es exactamente el termino que usaria en unas de ellas.

No he tenido la oportunidad de ver "Coraline" pero espero verla lo mas pronto posible y pasar un rato agradable y satisfactorio en el cine, algo que es muy grato en estos tiempos....

Saludos..

NaNcY bOy dijo...

Pablo espero que te encuentres muy bien

Voy a verla y te cuento va?

gracias

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Pues sí, no es muy original, pero terminó convenciéndome por sus imágenes y su económica narrativa. Sin embargo, comprendo tu punto de vista.

Anónimo 2: Bueno, tal vez convenga que esperes un poco de ese tono "gótico" de Burton. Después de todo, la obra de Neil Gaiman lo comparte hasta cierto punto, aunque sea en un nivel más "literario" y menos visual. Veremos qué opinas.

Jorge: Muchas gracias por tu comentario. Ojalá puedas verla pronto y te resulte satisfactoria.

NaNcY bOy: Igualmente, y espero que te guste la película.

Alias writer dijo...

Hola, Pablo, ¿qué tal?

Sinceramente, mis expectativas de esta película nunca fueron bajas, pues cuando supe que era "del director de Nightmare..." inferí que sería una buena película. Pero, tal y como mencionas, siempre pensé que tal persona era Tim Burton. Como fuere, de todos modos, no podía ser tan mala.

Estoy de acuerdo contigo en que a veces el cine "infantil" parece caer en la decadencia, pero también pareciera que es al revés. Me ha decepcionado mucho comprobar que muchos niños encuentran aburridas cintas como ésta o como El viaje de Chihiro. No sé quién tiene la culpa de este extraño fenómeno (lo estamos investigando para una tesis).

No he leído ninguna novela de Gaiman pero tomaré tu subrepticia recomendación. Con respecto a libros de este tipo, aunque con temática distinta, los mejores (hasta el momento) que he leído son los de la trilogía La Materia Oscura de Philip Pullman: Luces del Norte/La brújula dorada, La daga y El catalejo lacado.

¡Un gran saludo y que estés bien!

Pablo del Moral dijo...

Alias Writer: Interesante comentario sobre la reacción de los niños modernos a las mejores películas infantiles recientes. ¿Quizás la "brecha generacional" se está haciendo cada vez más amplia? ¿O, para variar, podemos atribuirlo a la omnipresente mercadotecnia que nos bombardea con sus torcidos valores para evitarnos el trabajo de crear los propios? Francamente lo ignoro. En cuanto a los libros que mencionas, creo que me he retrasado con la lectura de recientes hitos en la fantasía literaria. Como tiende a gustarme más la ciencia ficción escrita, usualmente me preocupo por mantenerme al tanto con los autores que me gustan en ese género (actualmente estoy leyendo Anathem, del gran Neal Stephenson, aunque difícilmente podría llamársele "ciencia ficción"). Pero en vista de que el cine es más propenso a "inspirarse" por la fantasía, quizás debería buscar más material de ese tipo. Gracias por las sugerencias y muchos saludos.

Anónimo dijo...

Concí a Neil Gaiman cuando leí el #9 de Spawn y me gustó su estilo y después de conocer su obra anterior como la joya SANDMAN y DEATH: THE HIGH COST OF LIVING, se convirtió en uno de mis autores favoritos, por eso cuando supe que CORALINE se basaba en la obra de Gaiman no pude sentir otra cosa que emoción y expectativas altísimas.

Afortunadamente estas fueron cumplidas, pero no superadas. Coraline, nos cuenta la historia de la niña homonima, que se muda a una casa antigua con sus padres, pero esta nueva casa hace que se aburra mucho, así explorando su casa encuentra una pequeña puerta que la transporta a un mundo similar, pero mucho más divertido, sin embargo si quiere permanecer ahí debe pagar un precio muy alto.

Me agrada ver que a pesar de ser una historia oscura, esta película está dirigida al público infantil sin que por ello les de una historia tonta, tiene suficiente confianza en su público, ya que los niños no son tontos.

Neil Gaiman se distingue por escribir historias adultas y oscuras, es bueno ver la versatilidad de este escritor, que sin dejar de lado su estilo tétrico puede llegar a un público mucho más joven.

El comportamiento de los personajes podría parecer exagerado (salvo el de Coraline y sus padres que es el más humano) pero creo que se acopla bien con la magia de la historia.

Como dije la película cumplió mis expectativas, pero no las superó me gustó mucho la película, pero no me hizo vibrar como creí que lo haría, tal vez porque los sucesos ocurren muy rápido, no hay conveniencias en el guión, sólo que las cosas se resuelven muy rápido, creo que para que los pequeños no se aburran.

Pero con esa queja, que es mínima, la película de verdad vale la pena, y aún si la historia no les atraé, el valor de producción es suficiente para engancharlos.

Sólo no vayan a verla con el estomago vacío.

ATTE
IMPALA

Pablo del Moral dijo...

Impala: Gracias por tu crítica de Coraline. Creo que como fan de Gaiman la película es al mismo tiempo más satisfactoria y más frustrante, pero como bien dices, está dirigida al público infantil y sería difícil hacerla demasiado "oscura"; creo que tiene un buen balance entre humor y suspenso, y combinado con sus excelentes imágenes forma un paquete muy atractivo, pero no perfecto. Un abrazo y mucha suerte.

Karla Rojas dijo...

Me llama mucho la atención, pero no está en cartelera y tampoco se encuentra entre los próximos estrenos.

Supongo que me conformaré con leer el libro.

Pablo del Moral dijo...

Karla: Pues estuvo en cines de la Ciudad de México hace un par de meses. Aún no revelan la fecha de estreno del DVD, pero seguramente querrán sacarlo cerca del verano boreal, para aprovechar las vacaciones escolares. Ojalá puedas verla; es más simple que el libro, pero retrata vivamente muchos de sus pasajes. Suerte y saludos.

Anónimo dijo...

yo amo esa pelicula y no le encuentro ningun defecto