sábado, 7 de febrero de 2009

Inframundo: La Rebelión de los Lycans (Underworld: Rise of the Lycans)

Aunque disfruté bastante los efectos y acción de la saga Underworld (integrada por la cinta original y una secuela, subtitulada Evolution), su densa mitología me pareció ridículamente solemne y complicada, de modo que no esperaba con mucho entusiasmo la tercera película, esta vez una precuela en la que se examina el origen del conflicto entre vampiros y hombres lobo (o "lycans") que impulsó las previas cintas.

Para mi sorpresa, encontré Inframundo: Rebelión de los Lycans más agradable y divertida que las anteriores. Su lineal y simple argumento funciona mejor como marco para las consabidas escenas de acción, violencia y efectos especiales. Y aunque el primerizo director Patrick Tatopoulos carece del dinamismo visual de Len Wiseman, al menos se abstuvo de duplicar la excesiva ambición creativa de su predecesor, y evitó recetarnos (en lo posible) las bizantinas lecciones de pseudo-historia que abundaron en las primeras dos películas y que, en mi humilde opinión, fueron el lastre que las hundió.

Esta vez la trama se desarrolla en la era medieval, donde encontramos al frío y malévolo Viktor (Bill Nighy) como cruel amo y opresor de los lycans, esclavos licantrópicos que funcionan como peones y soldados del imperio vampírico. Pero eventualmente nace Lucien (Michael Sheen), un lycan más racional y "humano" que comprende la injusticia cometida contra su raza, y comienza la titular rebelión, con ayuda de un inesperado aliado dentro de la realeza vampírica...

Al ser una precuela se vuelve innecesaria (o incosteable) la presencia de Kate Beckinsale en el icónico papel de Selene. Pero no hay que temer, pues Rhona Mitra cubre los requerimientos de "atractiva guerrera en ropa ajustada" interpretando a Sonja, la rebelde y agresiva hija de Viktor que podría tener un oculto interés en el éxito de la rebelión. Quizás Mitra carece de la convicción que Beckinsale agregó a su hueco papel, pero creo que físicamente lo supera, por resultar mucho más creíble como "princesa guerrera"; quizás le ayudó el intenso entrenamiento que recibió durante la muy superior cinta Doomsday. Como el torturado Espartaco de los lobos, Michael Sheen es adecuadamente heroico, y su exagerada actuación sigue el ejemplo del gran Bill Nighy, quien lleva a extremos histriónicos su melodramático papel de Viktor; algo así como un Rey Lear con colmillos y ojos intensamente azules que devora cada escena en la que participa, pero siempre con un tenue atisbo de humor que nos sugiere no tomar muy en serio sus portentosos diálogos y feroces miradas. Nighy es sin duda uno de los elementos que más he disfrutado en estas películas, y me dio gusto que la precuela le asignara un papel más sustancioso.

Mencioné que Inframundo: La Rebelión de los Lycans me pareció más divertida que las anteriores, pero debo aclarar que eso no necesariamente significa que sea "mejor". Digamos que es diferente, y sus diferencias pueden ser positivas... y también negativas. Por ejemplo, se nota la reducción de sus recursos en el disminuido esplendor visual de los escenarios, vestuario y cinematografía... no obstante doy crédito a Tatopoulos y a sus diseñadores de producción por tratar de mantener los lineamientos generales establecidos en las dos primeras películas. Los efectos especiales son menos numerosos, aunque mantienen un buen balance entre criaturas digitales y creaciones prácticas de látex y fibra (la especialidad del director en su previa carrera como supervisor de efectos). Y aunque hay abundante violencia, la rápida edición y la penumbra reinante hacen de algún modo menos impactantes las elaboradas coreografías de batalla... y la consecuente derrama de sangre.

Creo que en cierta medida disfruté
Inframundo: La Rebelión de los Lycans porque me recordó la simpleza y excesivo melodrama de las fantasías medievales que fueron tan populares en los ochentas. Películas como Deathstalker , The Sword and the Sorcerer y desde luego Conan the Barbarian emplearon la misma combinación de anti-héroes, espadas y rebelión contra el tirano. Desde luego el universo de Inframundo añade el placer adicional de ver vampiros luchando contra hombres lobo, pero el espíritu de circunspecta grandilocuencia se ha mantenido intacto y, si no lo tomamos muy en serio (como tácitamente sugiere Nighy), podremos divertirnos con la predecible historia, las sardónicas actuaciones y la constante acción. Como dije al principio, no tenía mucho interés en ver esta película, y el mejor halago que puedo hacerle es que despertó mi entusiasmo sobre nuevas visitas al universo de Inframundo... siempre y cuando se mantengan en la misma línea, evitando la inútil palabrería mitológica y enfatizando el metafórico conflicto entre las frías manipulaciones de los vampiros y las viscerales reacciones de los lobos. En otras palabras: más Shakespeare, menos Dungeons & Dragons, por favor.
Calificación: 7.5

15 comentarios:

Anónimo dijo...

He sido admirador de las vertientes de la cultura dark: música, literatura y por supuesto el vampirismo. Por eso cuando salió la primera cinta INFRAMUNDO, fue para mí una obligación ir a verla, pues parecía tenerlo todo: amor prohibido, violencia, y por supuesto vampiros, desgraciadamente el ritmo me pareció muy lento y aunque es cierto que los vampiros son...tranquilos no era excusa para hacer una cinta hasta cierto grado aburrida.

En INFRAMUNDO: La Rebelión de Los Lycans, podemos ver más de lo mismo y por ende también un ritmo un tanto lento.

Es cierto que como precuela debe haber un par de explicaciones, pero la "clase de historia" que nos recetan podría resultar un poco más dinámica, Aún con esta queja creo que esta cinta es que sale mejor librada.

Los efectos especiales (y creo que por fin veo hombres lobos realistas ojalá un futura cinta de noviembre tome eso en cuenta), peleas y sangre no funcionan por si mismas, son un buen apoyo a la historia, creo que el cambio de director favoreció a la cinta y eso que a mi no me gusta que cambien de los directores en las franquicias.

Con todo y todo, ...La Rebelión de Los Lycans no me llenó por completo, como dije: por ratos puede ser lenta pero tiene elementos rescatables, es Hollywood a su máximo y creo que eso es suficiente para mantener entretenido tanto al público ocasional como a los simpatisantes de la cultura dark.
ATTE
IMPALA

Pablo del Moral dijo...

Impala: Gracias por tu opinión de la cinta. Creo que me gustó un poco más que a ti, aunque coincido con gran parte de tus observaciones... incluyendo la de la futura The Wolf Man. Estoy tratando de mantener mis expectativas bajas, para evitar una potencial decepción. Muchos saludos!

Anónimo dijo...

HOLA AMI EN LO PERSONAL ME GUSTO MUCHO POR QUE PARTICIPA UNA MUJER CON NONBRE DE SELENE
YA QUE ES LA ACTORA PRINCIPAL JUNTO CON MAICOL
SOY ADMIREDOR NUMERO UNO DE INFRAMUNDO YA QUE TENGO TODAS SUS PELICULAS EN ORIGINAL Y AHORA SOLO ME HACE FALTA INFRAMUNDO LA REVELION DE LOS LAICANS YA QUE YO SOY DICTO ALAS PELICULAS DE FANTASIA FICCION Y ME GUSTAN VER LOS VAMPIROS Y LOS LOBOS POR QUE
ME GUSTARIA SER UN VANPIRO.
Y ALGUN DIA PROBAR LOS BESOS DE SELENE POR ES MUY ARDIENTE

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Mis mejores deseos para que encuentres una vampira con el nombre de Selene. Estoy seguro que después de esta película habrá más de una que tome el nombre "prestado". Gracias y saludos!

Luis dijo...

Cómo estás Pablo y hola a tod@s l@s amig@s de este blog.

Ah caray!!! Acabo de ver esta película y creo que ese principio matemático que reza que "el orden de los factores no altera el producto" no resulta en esta trilogía de la lucha eterna entre vampiros y hombres lobo.

Toda mi vida he sido frenético seguidor de las cintas de vampiros y hombres lobo. Creo que las he visto todas y humildemente considero tener una buen conocimiento de la mitología de estas criaturas y he tragado verdaderas aberraciones filmicas al respecto, en pro del cine como arte y como forma de romper o cuestionar preconceptos.

Admiro en esta trilogía cierta "originalidad" dentro del terriblemente explotado y conocido mundo vampírico y en menor medida licantrópico. Comparto contigo Pablo que la segunda cinta me gustó más que la primera porque no gasta mucho tiempo en explicaciones innecesarias y las actuaciones, fotografía, efectos, secuencias de acción son funcionales y entretenidos. Sin embargo, al ver la tercera película pienso que si se hubiera adelantado a sus predecesoras, mi percepción de la película sería más favorable.

En general, me gustó la película pero me sigo quedando con la segunda si licuamos todos sus elementos y porque para mí, resulta el final de la historia de la trilogía. En todo caso, me hubiese gustado una tercera película con un guión que diera seguimiento a la segunda. No me imagino cómo quedaría pero pudo haber sido un reto para los guionistas. O probablemente hubiera sido una mezcla de Blade con hombres lobo. Jamás lo sabré.

Que estés bien Pablo y gracias por darnos acceso a este excelente espacio donde fanáticos del cine sin mayores pretensiones y conocimientos filmicos como yo, podemos expresarnos un poquito. Que estés bien.

Pablo del Moral dijo...

Luis: Gracias por compartir tu opinión sobre esta cinta. Yo nunca he sido gran aficionado a las cintas de vampiros (excepto cuando aportan algo realmente nuevo al género, como en los casos de Blade y sus secuelas, Near Dark, Fright Night, Interview With the Vampire, The Vampire Diaries y, hasta cierto punto, The Addiction); pero sí me gustan mucho las de hombres lobo, y además de algunos buenos efectos especiales no considero a la saga de Underworld como particularmente significativa en el sub-género licantrópico. Habiendo dicho eso, lo que me gustó de la tercera película fue su estructura más simple y el hecho de que no había que saberse de memoria la complicada mitología para disfrutarla. Sólo en ese aspecto me parece superior a la segunda, pero con eso bastó para hacerla mi favorita de la saga... aunque definitivamente extrañé el mayor presupuesto de las anteriores. En fin, veremos si el destino nos depara otra secuela (o precuela). Me gustaría ver la historia desde el punto de vista de los lobos... ¿por qué terminaron como esclavos de los vampiros? ¿Por qué no podían cambiar de forma? El tiempo dirá. Muchos saludos y gracias.

manu dijo...

hola, se que todas las opiniones son aceptables y que todos somos diferentes y actuamos diferente, pero a mi personalmente no me gusto ninguna de las películas de inframundo, me parece una película poco interesante, sin enseñanza, solo sangre y matanza, una sin sentido y poco creíble, hasta de algún modo es asquienta y estúpida, ver solamente lobos y vampiros matarse entre si, por Dios que estupidez, para mi es una de las peores películas que ha salido, pero para los que les gusta es muy respetable

Pablo del Moral dijo...

Manu: Pues sí, entiendo tu opinión. Pero los fans del terror estamos acostumbrados a ver "el lado amable" de las cosas, o de otro modo estaríamos constantemente frustrados ;-) Muchos saludos y gracias.

Helsinki dijo...

Anónimo 2: Sos analfabeto, un niño de 7 años o simplemente un retrasado mental? Mi hermanita escribe mejor que tu; acaso eres (...) o te haces?

Tienes más errores ortográficos que... OLVIDALO!!!

Si dependía de mi, borraría tu horrendo comentario!

ANTONIO dijo...

Se que mi humilde comentario respecto a esta pelicula entra ya tarde, pero volvi a verla estos dias por cable y revivi de nuevo el gusto por las 3 partes de inframundo......... veo hay opiniones encontradas y opuestas y desde luego todas muy respetables como tambien espero tomen mi comentario. Se que no es una trilogia de culto, o que trascendera a traves de el tiempo, pero, a mi gusto cinefilo del horror y la ciencia ficcion encuentro una comunion completa en su estructura..... nada nuevo bajo el solo ya se, pero el valor de una pelicula es la interaccion del espectador y la obra, lo que transmite y ensena, lo que nos hace pensar.......... gracias y saludos a todos, en especial a ti Pablo, sigo a diario imagen en negativo ...

Pablo del Moral dijo...

Antonio: Gracias a ti por tus visitas y apoyo. Ahora que lo mencionas, aunque me desesperó un poco la confusa mitología de las 2 primeras Underworld, la tercera me pareció muy entretenida, y desde hace tiempo tengo ganas de ver las tres juntas, para ver si así se integran mejor y forman un "todo" consistente y fluido. Tu comentario solo confirmó ese deseo. Un saludo y gracias de nuevo!

mauricio dijo...

No sé si alguien lea comentarios a estas alturas (el estreno de la película fue hace ya ~ 2 años), pero no había tenido la oportunidad de visitar la franquicia a su debido momento.

Mi principal queja sobre “Rise of the Lycans” es que no es tan informativa como esperaba. Es simplemente demasiado predecible. Recordemos que como precuela ya sabemos cómo va a terminar, de manera que esperaba que la película nos “enganchara” con alguna pieza de información no revelada en las previas entregas. Sin embargo, el filme es más bien una especie de “spin-off” que extienden la trama de los “flashbacks” que se muestran en el primer filme. Pero como sea y como bien dice Pablo, esta es una franquicia que nunca se ha tomado muy en serio ni sus personajes ni su trama. Más bien el director se sintió en libertad de no comprometer la sólida [¿?] mitología planteada por las secuelas; si sirve de algo, “Rise of the Lycans” es una buena introducción a la franquicia para aquellos que la desconocen y puedan verla antes del filme de 2003.

Dicho sea de paso, Hollywood ya tiene en pre-producción un cuarto filme a estrenarse en 2012 con Beckinsale de regreso, aunque la mitología parece que retomará la bazofia de los primeros filmes ignorando por completo este pequeño intento de darle otro tinte a la trilogía. Bueno, con tal de que Kate esté de regreso…

Pablo del Moral dijo...

Mauricio: Aunque a veces me tardo en responder, desde luego leo todos los comentarios! Coincido con lo que dices sobre Rise of the Lycans; y quizás me gustó un poco más que las anteriores porque honestamente nunca tragué mucho la compleja mitología establecida en las otras dos películas. En cuanto a la cuarta parte, no sé qué pensar sobre el regreso de Kate Beckinsale... sin duda me gusta su interpretación de Selene, pero a estas alturas parecer un truco desesperado por darle nuevo impulso a la franquicia. Bueno, de todos modos se que la veré con gusto. Gracias por tu comentario y muchos saludos!

Anónimo dijo...

Hola a todos
La peli esta bastante entretenida pero en su intento por fortalecer la historia original -creo yo-la debilitó.
Primero los Lycans son inmortales? no sabía que los hombre lobo lo eran. Pero de serlo en que momento de su vida comienzan a serlo? Lucius llega a los treinta y no envejece mas? Y el padre de la princesa vampira cuando la transformo ? muestran que eran niños y a cierta edad se transforman en inmortales? o la mordió de adulta? a final cuando se mete en la cápsula y se "guarda" supuestamente es hasta la actualidad,
entonces cuando conoce a Selena? estas cosas me generaron muchas dudas o no entiendo o los guionistas ven otras películas.

Saludos
Hugo
desde Argentina.

Pablo del Moral dijo...

Hugo: Justamente fueron esas incongruencias y abrumadora mitología lo que evitó que me atrajeran estas películas. Quizás por eso la tercera me gustó más; no estaba tan sumergida en detalles y se tomó un poco menos en serio. Como sea, coincido con lo que señalas. Veremos si aún hay material para otra secuela que resuelva esos problemas (o cause más!) Un saludos y feliz semana!