martes, 24 de febrero de 2009

13 Hours in a Warehouse

El principio de 13 Hours in a Warehouse no me dio mucha confianza... dos minutos de leeeentos créditos con un diseño bastante feo, adornados con efectos mal hechos y escritos con tres tipografías distintas, todas ellas supuestamente tenebrosas... y, sí, aunque no lo crean, el número 13 del título está dibujado con sangre, al estilo de William Castle en los 50s. La primera escena no mejora mucho las cosas, pero al menos establece de inmediato la frase que usaron los escritores para vender la película: "Es como 'Reservoir Dogs', pero con fantasmas".

Muy bien... no será muy original, pero puedo tragar el concepto: Un grupo de jóvenes y violentos criminales planea el audaz robo a un museo, tomando especial cuidado en despistar a la policía. Una vez realizado el golpe (con una rehén a cuestas), se refugian durante la noche en una bodega abandonada, mientras llega el comprador de la obra de arte robada. Pero durante la tensa espera comienzan a aflorar los predecibles conflictos internos, sospechas y traiciones... situación que sólo empeora cuando los criminales experimentan eventos paranormales que podrían estar relacionados con el misterioso pasado del edificio.

Como dije, esta película trata de imitar a Reservoir Dogs, y sobra decir que no logra ni una fracción de la atmósfera, suspenso y diálogos de aquella cinta... pero al menos lo intenta. Las largas pláticas que sostienen los criminales durante su vigilia buscan ese raro balance de humor, realismo y sensibilidad "pop" que Tarantino implementó como aparente reto para cientos de cineastas que dijeron "Yo también puedo escribir sobre hamburguesas". Películas como 13 Hours in a Warehouse prueban que no, realmente no pueden. Pero bueno, después de una "graciosa" discusión sobre Robin Williams y su obra, la película mejora un poco. Los eventos paranormales están mostrados con sutileza y estilo (aunque, si se analizan un poco, pueden resultar ridículos), y las reacciones del elenco son razonablemente realistas. Entonces, cuando finalmente se revela la causa de las manifestaciones, la historia abandona sus aspiraciones tarantinescas para generar adecuado terror y suspenso... aunque para hacerlo expande su catálogo de "préstamos", copiando desvergonzadamente escenas de muchas otras películas.

La dirección de 13 Hours in a Warehouse es ligeramente superior a la que veríamos en una telenovela, e incluso hay un par de tomas con mayor intención artística de la que usualmente presenciamos en estas cintas directas a DVD. Las actuaciones apenas rebasan el nivel amateur y el guión cambia de tono demasiadas veces en su búsqueda de humor negro o al menos un esbozo de cínica ironía. Por otro lado, lo que ocasionalmente funciona son las escenas dramáticas, especialmente cuando se revela el origen de los eventos paranormales, y su relación con algunos de los criminales. Para fans del "gore" hay un par de violentas escenas (y un absurdo asesinato en un baño), pero realmente no se trata de una película sangrienta, pues se apoya más en su fúnebre atmósfera y en la tensión que se acumula con cada giro que da la historia.

Me atrevería a decir que un equipo creativo con mayor talento podría haber creado una mejor película con el mismo libreto (excluyendo la plática sobre Robin Williams), lo cual es en cierto modo un halago a la solidez del concepto y una crítica a las limitaciones artísticas y técnicas de los cineastas. Como sea, lo importante es que no me aburrió, pues la historia realmente mejora conforme avanza y compensa su torpe comienzo. No por ello resulta del todo recomendable, aunque definitivamente he visto peores, y acepto que puede resultar apropiada para pasar un perezoso domingo en el sofá, con el cerebro en plácido punto neutral mientras catalogamos las películas que 13 Hours in a Warehouse desvergonzadamente usó como "inspiración". Créanme que son bastantes.
Calificación: 6

5 comentarios:

Beto dijo...

Avisa que ya volviste hombre! Se te estaba extrañando bastante y es un gusto poder volver a leer esas criticas salpicadas de humor e ironía, mi estimado Roger Ebert región 4(con toda la admiración del mundo). Ya estás en los marcadores, y por aquí estaré dándote lata. Un gustazo!

PD: Resident Evil me sigue pareciendo una buena película.

Anónimo dijo...

Pablo : ¿ Qué calificación le darías a Crumb, de Trry Zwigoff ?

Gracias y saludos.

Pablo del Moral dijo...

Beto: Aprecio mucho tu graciosa comparación con Roger Ebert; no me considero merecedor de ella, pero la encuentro hilarante. Y bienvenido a este nuevo foro; espero sinceramente que te siga siendo útil y entretenido. Un abrazo!

Anónimo: Le pondría 7.5; me gustan más las cintas "normales" de Zwigoff, y aunque es fascinante la personalidad de R. Crumb, también es un poco pesado "acompañarlo" durante un largo rato. Gracias por preguntar y muchos saludos.

Karla dijo...

¡Hola!

¿Qué calificación le darías a Una Rapsodia Americana (idiotamente traducita como La Pesadilla de Susy)? ¿Y a Un Golpe de Suerte, de Lindsay Lohan y Chris Pine?

Pablo del Moral dijo...

Karla: Le pondría un 8.5 a "An American Rhapsody"; me pareció un poco manipuladora, pero me interesó mucho su historia, pues refleja hasta cierto punto lo que vivió mi familia materna, y quizás por eso la sentí más "cercana". En cuanto a "Just My Luck", le puse 6, y puedes leer mi crítica en este link:

http://preview.tinyurl.com/bs3o6q

Muchos saludos y gracias por preguntar.