viernes, 20 de febrero de 2009

La Duda (Doubt)

Entiendo la candente y controversial naturaleza de los crímenes sexuales cometidos por sacerdotes católicos que abusan de su posición e influencia para aprovecharse de la confianza que depositan en ellos algunos menores de edad, así como sus padres y la sociedad en general. Y aunque sería fácil ver la película La Duda como una denuncia más de esa horrible situación, creo que el mensaje pretende llegar más allá, cuestionando la supuesta moralidad humana y su capacidad de juzgar basada en ambiguas reglas que cualquiera puede interpretar para beneficio propio.

La trama se desarolla en 1964, con la muerte de John F. Kennedy aún resonando en la conciencia colectiva y en el comportamiento de la sociedad. En una estricta academia religiosa encontramos al afable y accesible Padre Flynn (Philip Seymour Hoffman), popular entre sus pre-adolescentes alumnos y apreciado por la comunidad. Pero cuando la Hermana James (Amy Adams) nota ciertos reveladores detalles que sugieren un comportamiento inapropiado por parte del sacerdote, decide confiar sus temores a la inflexible Hermana Beauvier (Meryl Streep), quien inicia una particular investigación en la que no sólo se examina la culpabilidad del Padre Flynn, sino la intolerancia humana y la fácil manipulación de la inexistente verdad.

Basada en una obra teatral, La Duda conserva esa limitada atmósfera que "encierra" la historia, pero al mismo tiempo hace más íntima, más intensa la lucha de voluntades e intelectos que retrata. Encontré fascinantes los oblicuos diálogos de los personajes principales, no sólo por su contenido textual, sino por la sutil manipulación que hacen de nuestra percepción e ideología. No quiero revelar mucho para que el lector disfrute de tales intercambios, pero puedo señalar como ejemplo un corto pasaje en el que el Padre Flynn defiende la igualdad de derechos de un niño de raza negra ante un comentario veladamente racista de la Hermana Beauvier. Suena perfectamente razonable... pero en la película el diálogo toma una dimensión totalmente distinta por su contexto, y por algunas cosas que ya sabemos... o creemos saber. Ese diestro manejo de emociones e incertidumbre eleva la película mucho más allá de un mero drama religioso (¿o criminal?) y la convierte en una fascinante herramienta de análisis ético y moral.

El director John Patrick Shanley se encargó de adaptar su propia obra teatral a cine, y quizás su experiencia en el escenario hizo que el aspecto visual de La Duda fuera un poco plano; sin embargo, éste es el tipo de película que se beneficia con una visión más sobria y directa, permitiendo a los actores imprimir pasión a los brillantes diálogos sin distracciones innecesarias ni caprichos estilísticos que podrían obstruir su extraordinaria interpretación. Philip Seymour Hoffman y Meryl Streep merecen toda la aclamación que han recibido por su tremendo desempeño, y lo digo como habitual detractor de Meryl Streep... Siempre he dicho que su técnica histriónica es impecable, pero me cuesta trabajo separarla de sus papeles; en otras palabras, admiro sus detalladas actuaciones, pero rara vez siento "vivos" a sus personajes. No obstante, su trabajo en La Duda supera esa (¿imaginaria?) limitación, y es una de esas raras ocasiones en las que pierdo de vista a la actriz por el vigor del personaje. Amy Adams, más conocida por sus más ligeros roles (en Enchanted y Miss Pettigrew Lives for a Day), entrega una muy respetable actuación dramática, vehemente pero controlada, que expresa sin palabras mucho más de lo que realmente dice. Finalmente, en el económico elenco también merece mención Viola Davis (veterana de televisión) como una madre con sólida motivación detrás de sus sorprendentes acciones.

Confieso que no esperaba tal impacto de esta película. Independientemente de las conclusiones que saque el espectador, o lo satisfactorio que encuentren el vago final, hay que reconocer la excelente labor de Shanley como guionista y director, así como su astuta manipulación de nuestros prejuicios y nociones morales. Disfruto mucho el cine como mero entretenimiento, pero es mucho más satisfactorio encontrar una obra que nos recuerde por qué se le llama "arte" a esa disciplina, y espero no estar usando hipérbole cuando afirmo que La Duda es una de esas raras obras. Entiendo que no será para todos los gustos, pero ¿no es esa una de las mejores cualidades del arte? Su interpretación es parte de su esencia, y sobra decir que eso no ocurre todos los días en los cines modernos. Por eso recomiendo con entusiasmo esta audaz película, con la advertencia de que no hay que dejar que su argumento nos distraiga de su auténtico mensaje: no existe la verdad; sólo la interpretación de nuestra percepción.
Calificación totalmente cierta y absoluta: 9

11 comentarios:

Anónimo dijo...

hola pablo! la verdad es que siempre fui un constante seguidor de cinencanto y es una maravilla que te hallas decidido a poner un blog!
Esta vez no queria preguntar acerca de peliculas, si no mas bien de tres series de television y me gustaria saber tu opinion:
twin peaks (la primera temporada)
buffy (a la mejor estoy equivocado y peco de exagerado e igual no me dedico a la critica pero estoy casi seguro que hay muchas parabolas y metaforas en esa serie y es mas profunda de lo que pudiera parecer)
y por ultimo la magnifica dexter.

gracias por tu opinion, saludos!

Anónimo dijo...

Hola Pablo... haciendo eco de Anónimo 1 .. yo también te quiero preguntar acerca de BATTLESTAR GALACTICA... que te cuento que para mí... es de lejos (junto con FIREFLY que también me hizo torcer los ojos..) la mejor serie de ciencia ficción y cuya trama y manejo me parece más dramática y lograda que la mayoría de series dramáticas (y es que se esta volviendo costumbre utilizar en demasía las vueltas de tuerca y el deux ex machina, entiéndase 24 ("el inmortal") por ejemplo.. y Héroes, (claro que lo que pasa con esta es que no tiene argumento alguno.....) ... En fin, Galáctica llega a su final en esta temporada de 2009 y por los capítulos que he visto el ritmo va a ser de locura hasta el final .. (ya no me queda una uña).. si no las visto te la recomiendo...¡¡

Pdtta...No se te olvide buscar Passchendaele ... para que me comentes .. me fascina la historia de amor subyacente y la química entre los dos actores ...

César ..¡¡

Rose dijo...

Estaba esperando esta crítica! Al igual que tú, nunca he sido gran 'fan' de Meryl Streep, sin embargo me sorprendió bastante su actuación, una interpretación excelente, y pues en general de todos! Me gustó mucho la película! Y por cierto, espero con ansias tu crítica de The Wrestler, saludos desde Chihuahua =)

Rose dijo...

Ahh y lo olvidaba!! Cuál es tu favorita para el Oscar?
Gracias desde ya, y ahora sí, que tengas excelente fin de semana!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Gracias por mencionar esas series de televisión, que definitivamente se encuentran entre mis favoritas de toda la vida. ¿Qué puedo decir de Twin Peaks? Fue una maravillosa serie que no podría existir hoy por su ambiguo tono y bizarra atmósfera. Era como tener una mini-película de David Lynch cada semana. Sobre Buffy, creo que fue brillante su estrategia de crear argumentos basándose en un problema o situación real y luego transformarlo en una metáfora sobrenatural. Y desde luego por el excelente humor y los fantásticos personajes. Finalmente, Dexter hace lo que tantas películas intentan sin éxito: darle nueva vida al género de asesinos seriales, con una historia interesante que va mucho más allá de "el asesinato de la semana". Muchas gracias por preguntar y que tengas una gran semana.

Anónimo 2: Incluyo definitivamente la nueva versión de Battlestar Galactica dentro de mis favoritas. Cuando se anunció ese "re-make", nunca sospeché que la frívola y boba serie original pudiera resucitarse como uno de los mejores dramas de la televisión contemporánea. Supongo que es la excepción que confirma la regla de que los re-makes no pueden ser buenos. Tuvimos mucha suerte! También coincido con tu comentario sobre las exageraciones de "24", pero sigo viéndola obsesivamente, pues incluso cuando no es tan buena, encuentro irresistible su manejo del suspenso. La que ya abandoné fue Heroes. Nunca me gustó tanto para empezar pues, aunque tuvo buenos episodios, siempre sentí que fue una copia de "The 4400", que me gustaba mucho (aunque admito que ambas tomaron muchos elementos prestados del comic "X-Men", particularmente el período de "Astonishing X-Men", escrito por Joss Whedon). Pero desde la temporada anterior perdió el camino y se nota que sus productores están inventando desesperadamente la trama, sin un plan pre-establecido. En cuanto a Passchendaele, ya la pedí a Amazon.ca, pero no he cerrado la orden, pues estoy esperando el lanzamiento de otors DVDs. Si todo sale bien, espero tenerla en un par de semana. Muchas gracias y saludos!

Rose: Me alegra que coincidan nuestras opiniones sobre Doubt. No esperaba que me gustara tanto. Y yo también tengo muchos deseos de ver The Wrestler. Supongo que su fecha de estreno dependerá un poco de la suerte que tenga en los Óscares. Hablando de lo cual, no he visto las cinco nominadas, pero de las tres que sí he visto (The Curious Case of Benjamin Button, Frost/Nixon y Slumdog Millionaire)... creo que me inclinaría por Frost/Nixon. O por Slumdog Millionaire. No sé. Afortunadamente yo no voto... ni me preocupan mucho esos inflados trofeos. Pero muchas gracias por preguntar y que tú también tengas una gran semana. Saludos.

Orlando dijo...

Yo apenas hoy vi esta película. Y por ello, hasta ahora opino... Por lo que pueda valer, y si alguien aun llega a leer esta cadena, en mi percepción, es una excelente película, de ritmo lento, eso sí; ni pensar en verla si tienen ganas de acción o efectos especiales. Pero para ver en pantalla situaciones y personajes reales, con motivaciones y actitudes coherentes (cada uno dentro de su propia situación), esta es una buena oportunidad. Cine para verse y para pensar, con una historia sencilla, pero a la vez muy compleja, como las personas. Con toda una serie de planteamientos y pocas resoluciones. Definitivamente eficiente, si se mide bajo sus propios parámetros. Definitivamente no para todos los gustos, pero buena por sí misma, una de esas películas que le hacen a uno preguntarse qué tan seguro está de qué tan bien juzga uno a las personas, siendo el acto de juzgar tan arriesgado desde el principio. Saludos Pablo..., otra magnífica elección para tu crítica.

Pablo del Moral dijo...

Orlando: Te aseguro que siempre valúo los comentarios de los lectores, así que muchas gracias por compartir tu opinión de esta excelente cinta. La verdad me gustó mucho más que (por ejemplo) Benjamin Button, y la hubiera considerado más merecedora de premios, pero bueno, así funciona el asunto. Ojalá más gente tenga oportunidad de descubrirla en DVD; incluso me atrevo a decir que en ese medio se podría apreciar mejor que en cine. Como siempre, un abrazo y gracias de nuevo por tu visita!

Miso dijo...

Esta película debe ser uno de los guiones más fantásticos que se han producido en la historia reciente del cine. Creo que desde que vi "Do the right thing" no había tenido una pausa tan larga después de ver una película para poder digerir su contenido y sus implicaciones. La historia tiene en sí la escencia de las complicaciones, sutilezas, oscuras motivaciones e irresolubles ambigüedades que tiene la vida y la moral de la gente de verdad. Y el drama.

Por cierto, a mí el final no se me hizo tan vago (¿no le habré entendido?), y me sorprendió bastante (el clímax, en la oficina de la monja). Será que un buen cacho de la película estuve viéndola en el modo "adivina si el que crees que es el malo sí es el malo" que uso para ver películas de mucho menos calibre; tardé mucho en darme cuenta de que no era una película que iba a poder medir con los pobres estándares narrativos a los que el mal cine me ha acostumbrado, y para cuando me di cuenta, la película ya me había quitado lo cínico, me había revuelto la cabeza y me había movido de lugar el corazón.

¿Qué onda con la mamá del niño? Esa maldita conversación lo pone a uno en su lugar (como puso a la hermana Meryl Streep), ni para mis adentros me atrevería a discutirle algo a la señora.

Pablo del Moral dijo...

Miso: Me da gusto que coincidan nuestras opiniones sobre esta excelente película. En cuanto al final, creo que uno de los mejores atributos de La Duda es que nos permite incorporar nuestra ideología para sacar nuestras propias conclusiones. Ese es el valor real de cualquier forma artística, y es raro encontrarlo en el cine moderno. Afortunadamente parece que no ha desaparecido por completo. Un gran saludo y mucha suerte!

Alejandro Campos dijo...

Hola Pablo, de nuevo comentándote algo una noche después de ver, ahora con una asombrosa sensación de quería más, pero me siento contento. Es totalmente cierto desde mis ojos tu comentario, exaltaría de mi parte la genialidad de Viola Davis y la incertidumbre por desear que la película terminara antes. Sobre Meryl Streep, 10.000 aplausos como siempre y al señor Hoffman 20.000 ¿sabes algo sobre el incremento en el uso de planos holandeses en las últimas producciones independientes? Un saludo pablo y ahí le dejo la duda.

Pablo del Moral dijo...

Alejandro: Me da gusto que poco a poco esta película vaya encontrando su público. En cuanto a tu comentarios sobre los planos holandeses, tengo dos teorías: es un método simple y efectivo para acentuar las emociones; o los cineastas modernos crecieron con la antigua serie de Batman, y están manifestando su nostalgia ;-) Muchos saludos y gracias!