lunes, 2 de febrero de 2009

¡Sí Señor! (Yes Man)

En general me han gustado las comedias del director Peyton Reed (Bring It On, Down With Love, The Break-Up) por su diestro manejo de emociones y porque tiende a profundizar más de lo normal en los temas que sustentan sus simples historias. Pero ahora, con Sí, Señor, toda sutileza narrativa debe hacerse a un lado para aprovechar los atributos de su estrella, Jim Carrey. Y sé que mucha gente preferirá usar la palabra "defectos", pero creo que a estas alturas es innecesario señalar que, desde luego, Carrey emplea sus conocidas payasadas, gesticulaciones y desvaríos para provocar risas en aquel segmento del público que lo considera gracioso... mientras que sus detractores lo encontrarán predeciblemente antipático e intolerable. Aún no se hace una película suficientemente buena con este comediante como para hacerlos cambiar de opinión.

Lo cual no tiene nada de malo. Yo me cuento entre los aficionados al estilo de Carrey, pero comprendo perfectamente a la oposición. Y, si en algo ayuda, conviene señalar que Sí Señor pertenece a sus más "moderadas" comedias; esas que pretenden atraer a toda la familia y enseñarnos una lección de vida al mismo tiempo que nos hacen reír. En otras palabras, Sí Señor tiene más en común con Liar Liar, Fun With Dick and Jane y Bruce Almighty que con sus más subversivas películas, como Me, Myself & Irene, Dumb and Dumber y Ace Ventura: Pet Detective. Si eso es bueno o malo, será decisión del espectador.

Sí Señor se centra en el apático y antisocial Carl Allen (Jim Carrey), cuya palabra favorita parece ser "no", la cual usa constantemente para evadir el contacto con sus amigos, o como excusa para no ayudar al prójimo, o simplemente para evitar cualquier cosa que interrumpa su blanda rutina. Pero cuando es forzado a participar en un seminario "positivo" impartido por un gurú de auto-ayuda (en un raro papel cómico para el excelente actor de carácter Terence Stamp), la actitud de Carl cambia radicalmente, y su adopción de la palabra "sí" como respuesta a cualquier pregunta o sugerencia empieza a mejorar su vida, e incluso provoca un inesperado romance con la excéntrica artista Allison (Zooey Deschanel). Pero, como siempre ocurre, Carl tendrá que pagar un precio por su nueva e impulsiva actitud, que podría destruir todo lo que ha ganado desde que aprendió a decir "sí".

El argumento de la cinta sigue de cerca la fórmula de la mencionada Liar Liar y otras películas en las que el protagonista madura y aprende a valorar las cosas más simples de la vida. Y, para sazonar un poco el insípido plato, también se integra un poco de predecible romance, con sus bien conocidos altibajos: el encuentro casual, la transformación de atracción en amor, el conflicto que temporalmente separa a la pareja y la consabida reconciliación (no hace falta decir "spoiler", ¿verdad?). Pero el más fuerte condimento (del que depende el éxito o fracaso de la película) es Jim Carrey mismo. La película sería muy distinta sin él, y sus mejores momentos se deben en su totalidad al elástico rostro del actor y a su intrépida actitud que no se detiene ante nada para buscar la risa del público. En mi caso lo logró con cierta frecuencia, pero no la suficiente para ignorar que, debajo del maniático talento de Carrey hay muy poca sustancia para hacer interesante la película.

Qué sorpresa: al guión le preocupa muy poco mantener una historia fluida, o respetar la consistencia de sus personajes. Lo único que le importa es generar situaciones que sirvan como punto de partida para que el protagonista las resuelva (idealmente con buen humor) por sus propios medios. Esto funciona la mayor parte de las veces, y el promedio de aciertos garantiza una recomendación, con la consabida advertencia de que no hay que esperar mucha inteligencia, lógica o credibilidad en la irregular historia. Por otro lado, quienes conocemos el trabajo de Jim Carrey rara vez buscamos esos atributos en sus películas cuando la llana puerilidad de sus rutinas nos hace reír. Sin embargo llegará el momento en que sus gracejadas no basten para sostener una película (pregúntenle a Robin Williams) y espero que para entonces Carrey haya encontrado nuevas aptitudes o mejor criterio para aceptar proyectos. La cosa no es aprender a decir "sí", sino saber cuándo decir "sí, pero..."
Calificación: 6.5

14 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ja! Expresaste exactamente lo que pensé al verla ayer. La formula de la película fue demasiado obvia y el conflicto de pareja lo sentí forzado.

Pese a todo, disfruté la pelicula, aunque no me reí tanto como esperaba. El caso es que por alguna razón salí feliz de la sala de cine, y no porque se haya acabado la película, sino porque la disfruté en un nivel diferente al que estoy acostumbrado.

Cómo sea, es verdad que sin Jim Carrey esta pelicula hubiera estado a un nivel abajo.

Jorge dijo...

Yo no la he visto, espero pueda verla la semana que viene ya que en el cine que me queda cerca no esta la version subtitlada.

Por cierto no tienes nada que decir de Zooey Deschanel? digamos que me entusiasma verla en comedias (y me alegro de que protagonize "500 days of summer"), espero sea un personaje interesante el suyo.

Y por otro lado, te entusiasma la siguiente pelicula de Shyamalan ("The last Aibender"). Se que sus ultimas no han sido del gusto del publico en general y que especialmente su ultima pelicula haya sido MALA ahora si. Pero bueno, ya con "El Protegido", "Señales" y "El Sexto Sentido" siempre se rescatara un ligero interes.

Gracias y saludos....

Jorge dijo...

pd: lo de "The Last Airbender" era una pregunta, se me olvido el signo...

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Me alegra que coincidan nuestras opiniones. Yo no podría decir que salí "feliz" del cine, pero al menos no me hizo enojar como tantas otras "comedias" que sólo irritan. Saludos y gracias.

Jorge: Pues me pareció simpática la participación de Zooey Deschanel, pero honestamente estoy pensando que no es muy buena actriz. Cierto, es adorable y tiene un irónico sentido del humor que me gusta, pero la verdad es que hace exactamente lo mismo en todas sus películas. Empiezo a sospechar que no sabe hacer otra cosa. Pero espero equivocarme. En cuanto a "The Last Airbender" no tengo opinión alguna... no soy fan de la serie animada, y aunque "The Happening" me pareció mejor que "Lady in the Water", tampoco me parece realista esperar que súbitamente Shyamalan regrese a su época dorada. En fin, supongo que ya veremos... Muchos saludos.

Lordc dijo...

Yo la vi apenas ayer y me gusto. Carrey estuvo en ciertos momentos contenido pero aun asi la pelucla estuvo divertida.
No em gusto tanto la leccion de moralina casi al final de la pelicula (como con Bruce Almighty), pero aun asi me entretuvo mucho.

Por cierto el actor que hace el papel de Norman no les parece a Michael Caine cuando era joven?

Pablo del Moral dijo...

Lordc: Tienes razón! No lo noté cuando vi la película, pero buscando fotos de Rhys Darby me parece una combinación del joven Caine y el joven Dennis Quaid. Buen ojo!

Luis dijo...

Creo que Jim Carrey ha tomado un nicho cómodo con este tipo de comedias en donde hasta dormido repite el mismo personaje con sus acostumbradas gesticulaciones y gracijadas, adaptándose a otros guiones con situaciones trilladas y nada novedosas. No quiero parecer ácido con este comentario inicial porque admiro a Jim Carrey y sé de la capacidad que posee, principalmente cuando está haciendo sus acostumbradas gesticulaciones y representando lo que bien sabe hacer en sus hilarantes papeles histriónicos. Sin embargo, me apena que este sorprendente actor no se involucre en papeles más serios y dramáticos porque ha demostrado que tiene mucha madera para este nicho de cine (El Majestic y Eterno Resplando de una Mente sin Recuerdos vienen a mi mente...)

Puedo decir que disfruté la película por su protagonista principal, y por eso la recomendaría para pasar un inocuo momento aunque la experiencia se olvide poco tiempo después. Al fin y al cabo, este es el tipo de entretenimiento ligero que se disfruta estando el momento adecuado y con el humor correcto.

Espero que Jim Carrey opte en el futuro por papeles que den a conocer más sus cualidades dramáticas y que permita balancear las opiniones de sus detractores, ¡YES MAN!

Pablo del Moral dijo...

Luis: Supongo que la razón por la que Carrey no ha hecho papeles dramáticos recientemente se puede resumir en una palabra: taquilla. Sus comedias exceden por mucho el éxito económico de sus cintas "serias" (incluso las buenas, y no sólo las mediocres, como The Number 23), así que mientras su cuenta bancaria no lo dicte, quizás nunca veremos más al Carrey de "Man on the Moon". Pero ojalá me equivoque. Gracias y muchos saludos.

blackyman dijo...

que se haga Ace Ventura 3 por favor

blackyman dijo...

que se haga Ace Ventura 3 por favor

Pablo del Moral dijo...

Blackyman: Estrictamente hablando ya la hicieron:

http://goo.gl/11SEu

...pero no tengo valor de verla ;-) Saludos y feliz semana!

blackyman dijo...

jajaja Ace Ventura Jr, jajajja debe ser una aberracioón igual a la Máscara 2

Pablo del Moral dijo...

Blackyman: Cierto! Las dos fueron con niños... ¿me pregunto si harán lo mismo con la secuela de The Number 23, titulada obviamente The Number 46...? Saludos!

Pablo del Moral dijo...

Blackyman: Uf. Perdón por ese chiste. Parece de Jimmy Fallon. Saludos!