martes, 3 de febrero de 2009

Stuck

Si no estuviera bien documentada la realidad de la situación retratada en la película Stuck, seguramente me estaría burlando de su poco creíble premisa. Sin embargo, los eventos realmente ocurrieron aunque, para variar, fueron severamente alterados en esta película para hacer la historia más fluida... y quizás para evitar problemas culturales.

Stuck comienza con una mirada a dos personas cuyos destinos se encontrarán en una violenta colisión. Por un lado tenemos a Brandi (Mena Suvari), cálida y comprensiva enfermera en un asilo para ancianos; y por otro lado está Thomas (Stephen Rea), indigente que vive en la calle desde que fue despedido de su empleo corporativo. Una noche, después de beber excesivamente y consumir drogas en un club, Brandi atropella a Thomas... quien queda atorado en el parabrisas del automóvil. Brandi, confusa y asustada, trata de llevar al hombre al hospital, pero por miedo a la policía decide regresar a su casa e ignorar al pobre hombre, aún vivo y sangrando como insecto pegado al vidrio del automóvil. Y así, durante varios días, la joven trata de seguir su rutina con el constante miedo de que alguien descubra a Thomas, mientras éste hace lo posible por escapar su situación, soportando la apatía de la gente y tratando de mantenerse con vida mientras alguien le ayuda.

En su más simple nivel, Stuck es un thriller impulsado por la estupidez de sus personajes y la cadena de malas decisiones que toman. Supongo que en cierto sentido pretende ser una denuncia de la insensibilidad de la humanidad, y la delicada situación de la sociedad norteamericana (y quizás del mundo), en la que resulta mucho más fácil y seguro ignorar la tragedia ajena que mezclarse en una delicada situación con impredecibles consecuencias. También me pareció detectar algunos atisbos del característico humor negro que el director Stuart Gordon emplea frecuentemente en sus obras para compensar la violencia y drama indispensables para sus historias, pero por lo demás el guión carece de personalidad y estilo. No obstante, lo que más me llamó la atención fue la aparente evasión de la dinámica racial presente en el caso real que inspiró la película, pues al cambiar el grupo étnico de la protagonista se neutraliza un aspecto de la historia que en cierto modo hubiera dado adicional relevancia a la cinta, en vez de limitarla a ser un simple thriller, interesante pero a fin de cuentas hueco.

Quizás estoy siendo injusto, pues si bien la cinta está inspirada en hechos reales no pretende ser una fiel dramatización, como queda demostrado por su decididamente catártico final (totalmente distinto a la realidad). Pero en vista del controversial material que Gordon manejó en su previa cinta (Edmond), parecería natural que continuara su denuncia de la hipocresía racial contemporánea, aprovechando el volátil material que dio origen a Stuck. Pero bueno... a fin de cuentas no busco cuestionar la creatividad de Gordon, así que será mejor limitarse a comentar sobre los atributos intrínsecos de la película, y evaluarla por lo que hace y no por lo que pudo haber hecho.

Stuck me decepcionó un poco en varios niveles, empezando por el guión mismo. La trama es adecuadamente lógica y fluida (si consideramos la profunda estupidez de los personajes) pero, como dije, carece de estilo y personalidad, por no mencionar que se siente "inflada" con innecesario relleno que incluye a una amiga de la protagonista y los conflictos románticos que Brandi tiene con su novio. Hablando de lo cual, respeto la ambición dramática de la guapa Mena Suvari, pero su desempeño como actriz no ha progresado mucho desde su célebre revelación en American Beauty. De hecho, aunque se nota su esfuerzo y dedicación, simplemente no genera el peso dramático necesario en las tortuosas escenas que deberían expresar sus contradictoras emociones después del accidente.

Tras ganar fama por su excelente trabajo en el género de terror (adaptando a H.P. Lovecraft), Stuart Gordon regresó al drama teatral en el que inició su carrera, y sus más recientes películas parecen emular ese entorno: historias intensas y económicas con pocas locaciones y selectos personajes que giran en torno a violentas situaciones y agudas emociones. Sin embargo, creo válido afirmar que esta nueva faceta de su carrera no ha resultado tan exitosa o satisfactoria como su período sangriento. Sólo queda esperar que el futuro le depare un retorno a sus raíces... o que le ayude a encontrar mejor dramaturgia para llevar a la pantalla. ¿No escribió Lovecraft un par de libretos teatrales?
Calificación: 6.5

8 comentarios:

@lfredo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
@lfredo dijo...

Vaya, resulta que mientras estaba cambiando de canal en canal de cable, el mes pasado, terminé cayendo en esta película, aunque llegué ver un poco menos de la mitad... Y ni siquiera recordé su título luego que terminó. Lo primero que pensé cuando me di cuenta de lo que se trataba, fue en un episodio de CSI Las Vegas, en donde a uno de los sospechosos le había ocurrido lo mismo que al personaje de la Suvari (lo que me sorprende es que se inspiraran en un hecho real bastante siniestro del que yo ignoraba todo hasta ahorita que vi el enlace a la Wikipedia que pusiste, lo que me hizo pensar enseguida en una famosa frase muy trillada...).
Como no vi la película completa, no pude llegar a una conclusión crítica más amplia, exceptuando a que coincido con tu apreciación al respecto de la actuación muy regularzona de la Suvaro y, en mi apreciación personal, que el desenlace no me pareció muy satisfactorio que digamos, pese a lo divertidamente gore que se puso todo.
Si la llego a pillar otra vez durante mis constantes zapping es probable que la vuelva a ver, aunque no me cause la misma perplejidad que la vez anterior.

Pablo del Moral dijo...

@lfredo: En efecto, creo que tanto CSI como Law and Order tuvieron episodios inspirados por ese evento real. Y si vuelves a ver la película completa, cuéntanos cómo se compara con el episodio de CSI que viste. Será interesante la comparación. Muchos saludos y gracias.

El jinete de la perdición dijo...

Como siempre, una buena critica Sr. del Moral.
Realmente disfruto leyendo Imagen en negativo, me trae muchos recuerdos buenos de Cinencanto.
En este momento estoy esperando las películas de Clint Eastwood (sobre todo Gran Torino), me sorprendió que fuera ignorado en los Oscar.

@lfredo dijo...

Buena idea Pablo, y no sabía que en Law and Order (una de mis series favoritas) hicieron un episodio inspirado en eso. Déjame ver cuándo la vuelven a programar a ver si la pillo - para los que tengan cable, la vi en HBO para Latinoamérica.
Aunque puedo hacer una valoración de lo que recuerdo del episodio al que aludo en CSI (¡ATENCIÓN; HAY SPOILER!): en general es evidente el punto de vista moralizante que los guionistas de la serie quisieron plasmar del hecho, que es hasta un poco maniquea pues el victimario es un ser egoísta y amoral cuya principal motivación para dejar morir a un atropellado empotrado en el parabrisas de su auto es mantener su alto estatus social que le da un buen remunerado empleo de abogado. Y la víctima es un pobre diablo fracasado, desempleado y recién divorciado, es decir, el típico perdedor digno de conmiseración. Como te darás cuenta no es precisamente de lo mejor de esa serie.

Saludos.

Pablo del Moral dijo...

Jinete: Muchas gracias por su comentario; siempre me alegra escuchar (leer) que alguien encuentra útiles los escritos. En cuanto a Gran Torino, también tengo deseos de verla, aunque debo confesar que no he encontrado excepcionales las recientes cintas de Eastwood. Aprecié el drama de Mystic River, Million Dollar Baby y Flags of Our Fathers, pero no me parecieron tan brillantes como lo afirmaron tantas personas. Por eso no me sorprendió mucho que Gran Torino tuviera aceptación de la crítica, pero no de los Óscares. En fin, tampoco lo tomaría muy en serio, pues los Óscares difícilmente representan auténtica calidad. Gracias y muchos saludos.

@lfredo: La verdad es que no veo CSI, pero definitivamente he visto que la usualmente menospreciada televisión puede superar al cine en lo que se refiere a suspenso, comedia y acción. Por eso no me extrañaría que incluso un episodio mediocre de CSI resultara mejor que Stuck... así como un buen episodio de "24" me gusta más que varias cintas de acción con Harrison Ford. Gracias y saludos.

Vick dijo...

Pues luego de leer tu critica y la de otras paginas, todas tienen razon en que al señor Gordon no le salio tambien esta peli, aparte del accidente principal, no hay hilo de donde cortar en la historia, no se desenvuelve el resto de la trama y no hay mas escenas interesantes apartir de ahi, las actuaciones quieren llegar a ser comicas sin salirles bien, aparte el personaje de Rea no es posible que pudiera sobrevivir con tanta perdida de sangre y la contusion por el golpe, se me ocurre que pudieron irse por otro camino al mostrar flashbacks de la vida del vagabundo para que nos interesaramos mas por su personaje, en fin fue buen intento pero no dio en la diana, saludos.

Pablo del Moral dijo...

Vick: Gracias por compartir tu opinión. Ojalá Stuart Gordon regrese pronto con algo mucho mejor, que nos haga recordar sus mejores películas. Un saludo y suerte!