viernes, 9 de marzo de 2012

Agentes Secretos (Haywire)


El clásico argumento de "agente secreto traicionado por su gobierno" es uno de las más populares en el cine directo a DVD, donde con demasiada frecuencia hemos visto actores (o "actores") como Steven Seagal, Dolph Lundgren o Casper Van Dien en baratas películas de acción (o "acción"), luchando contra genéricos villanos y provocando toda la destrucción que permita el modesto presupuesto del proyecto. La nueva cinta Agentes Secretos toma una premisa similar y, bajo la dirección del aclamado Steven Soderbergh, la lleva hasta la pantalla grande con el apoyo de grandes estrellas, exóticas locaciones y un estilo visual más elegante y elaborado que cualquiera que hayamos visto en el mencionado cine directo a DVD. Sin embargo, lo que no logró mejorar fue la simplificada narrativa, aunque el guionista Lem Dobbs intenta engañarnos con escenas confusas y nebulosas relaciones entre los enigmáticos personajes. Aún así me gustó bastante, y si bien no llega al nivel de recientes "re-invenciones" del cine de acción (como la excelente Drive), no cabe duda que Agentes Secretos marca un hito en el género, que ojalá otros cineastas aspiren a alcanzar.

Al centro de Agentes Secretos está Mallory Kane (Gina Carano), una de las mejores agentes trabajando para una misteriosa compañía privada que vende sus servicios al gobierno norteamericano cuando hay que hacer algún trabajo de dudosa legalidad, usualmente en territorio extranjero. La más reciente misión de Mallory consistió en la "extracción" de un rehén chino en Barcelona, pero terminó en desastre, y la avispada mujer empieza a sospechar que todo fue una trampa para inculparla, cuando un agente británico de MI6 trata de eliminarla en Dublín. Entonces Mallory regresa a los Estados Unidos para obtener respuestas... pero solo encontrará más traiciones y peligro constante para ella y su familia... a menos que pueda limpiar su nombre, o al menos descubrir quién desea "callarla", y por qué.

La trama es simple, pero el guionista Lem Dobbs la complica contándola en forma de "flashbacks", de modo que la historia toma forma gradualmente, generando cierto suspenso y dándonos algunas sorpresas cuando por fin se revela la conexión entre eventos aparentemente aislados. Este es uno de los muchos trucos que Soderbergh emplea para separar Agentes Secretos de todas aquellas películas con similar argumento; algunos de los trucos funcionan, otros no tanto. Entre los aciertos está la creativa dirección que esboza la trama en trazos amplios para que nosotros nos encarguemos de llenar los detalles, basándonos en los ambiguos diálogos y otras pistas que deja el libreto. También me gustó mucho el estilo visual, en parte "retro", en parte moderno, pero con una identidad propia que no se siente como simple adorno estético, sino como una técnica válida que complementa la ágil narrativa. Quizás podría compararlo con lo que Soderbergh hizo en The Informant!, pero más sutil y menos afectado. Y, claro, con un tono mucho más apropiado para el tema. Esta vez no tenemos al Soderbergh "chistoso", sino al cineasta serio y experimental que afrontó el reto de hacer algo más "artístico" dentro del menospreciado nicho del "cine B".

Otro truco que solo funciona parcialmente es la adición de actores famosos en papeles secundarios. En cierto modo el director muestra enorme confianza en su actriz principal; Gina Carano ganó fama en el deporte de Artes Marciales Mixtas y, con la excepción de algunos roles televisivos (incluyendo el "revival" de American Gladiators), Agentes Secretos es su debut como "estrella de cine"; me alegra decir que su desempeño es excepcional. Quizás no sea una gran actriz, pero tiene tremenda presencia, abundante carisma y una intensidad que jamás veremos en actrices "de acción" que obviamente necesitan "dobles" hasta para abrir la puerta de un automóvil (Jessica Alba y Katherine Heigl vienen a la mente). Por otro lado, quizás Soderbergh pensó que sería prudente añadir algunos nombres famosos para validar su película, en caso de que el público no tuviera confianza en que una ex-atleta desconocida pudiera sostenerla por sí misma. Y así es como tenemos a Michael Douglas, Antonio Banderas, Bill Paxton, Mathieu Kassovitz y hasta Michael Fassbender en roles hasta cierto punto desechables, que no requieren gran esfuerzo pues están superficialmente escritos, y solo representan engranes que facilitan el avance de la trama. El único que se siente como un personaje bien formado es Ewan McGregor en el papel de Kenneth, el jefe de Mallory, quien quizás sepa más de lo que aparenta. Y, bueno, aunque me duela decirlo, esta vez no odié tanto al adoquín humano (Channing Tatum), lo cual podría significar que su trabajo como actor mejoró un poco. Claro que su papel es relativamente corto... quizás no opinaría lo mismo si Tatum tuviera más de 10 minutos en la pantalla.

Entonces, tengo que darle una recomendación a Agentes Secretos, no solo porque rebasó mis expectativas en lo que respecta al "cine B", sino porque Steven Soderbergh trascendió ese nicho con una visión y sensibilidad artística yo que no esperaba. Quizás la historia pudo trabajarse un poco más, para que no pareciera un desfile de peleas y persecuciones separadas por blandas escenas dramáticas que desperdician al ilustre elenco secundario; pero en lo que respecta a la acción y al carisma de la protagonista, no tengo queja alguna. Si no hubiera visto Drive hace tan poco tiempo, creo que Agentes Secretos me hubiera gustado más. Pero, por otro lado, si me la hubiera encontrado casualmente una noche en televisión, hubiera sido una tremenda sorpresa por contar la misma historia de siempre con un estilo único y memorable. En resumen: excelente "b-movie", pero apenas mediana como genuino thriller cinematográfico.
Calificación: 8.5

5 comentarios:

Orlando dijo...

Gina Carano repartiendo manos en una pelicula de Soderbergh....no me la pierdo¡... y gracias por no decir que Gina salió de la Lucha libre, como pasó con Rampage....ya sabes como nos ponemos los AMManomanos ;)

Orlando dijo...

Gina Carano repartiendo manos en una pelicula de Soderbergh....no me la pierdo¡... y gracias por no decir que Gina salió de la Lucha libre, como pasó con Rampage....ya sabes como nos ponemos los AMManomanos ;)

Pablo del Moral dijo...

Orlando: Seguro! Ya aprendí a checar mejor el "background" de un atleta antes de equivocarme de esa manera. Pasando a la película, ojalá te guste; las peleas son cortas, pero realmente brutales (aunque en retrospectiva pienso que una súper-agente se inclinaría más por el eficiente uso de armas de fuego, en vez de pelea cuerpo a cuerpo, pero bueno... todo sea por lucir a la imponente Carano ;-) Un abrazo y feliz semana!

Torque dijo...

Hola Pablo acabo de ver la pelicula y debo de decir que si me gusto, yo no sabia quien era esta actriz de hecho el tener varios nombres famosos si ayudo para que llamara mi atencion, el unico detalle que le encontre fue en las peleas (que a pesar de que estan bien coreografiadas y son realistas) no se como que le falto emocion y eso es porque la protagonista es buena para los trancazos nada mas pero bueno es su primer papel y es cuestion de que adquiera mas experiencia en eso de la actuacion, dejando de lado eso es una buena pelicula aunque sea generica y la historia sea trillada.

Pablo del Moral dijo...

Torque: Entiendo lo que dices, pero no sé si se lo adjudicaría a la actriz, o al director Steven Soderbergh, pues muchas de sus películas muestran una "frialdad" similar a la que te refieres... A mi me gusta, pero coincido en que puede perjudicar la profundidad de la trama y de los personajes. Como sea, qué bien que te gustó; ojalá más gente descubra esta cinta en DVD. Saludos y feliz semana!