viernes, 23 de marzo de 2012

Criaturas Ocultas (Hidden 3D)


No puedo quejarme... después de todo, sabía lo que me esperaba. A estas alturas, es bastante seguro asumir que cualquier anónima película de terror estrenada en cines de México será un irredento bodrio "indie" que por alguna turbia negociación cayó en manos de un distribuidor suficientemente valiente (o desesperado) para tratar de exprimirle un poco de dinero a costa de idiotas como yo, que pagamos por verla. Sólo para llenar espacio voy a listar algunas cintas exhibidas en los últimos doce meses que encajan en esa descripción: Grave Encounters, Exam, Underground, The Resident, Skjult, Exorcismus, Chain Letter y Psalm 21, a las cuales podemos sumar ahora Criaturas Ocultas (título original: Hidden 3D), que ni siquiera llegó con el supuesto valor agregado de estar originalmente filmada en 3D. Cierto, prefiero verla en versión "flat", pero sospecho que ni once dimensiones la rescatarían de ser la misma basura de siempre.

El argumento parece interesante al principio: la bien intencionada pero inestable Dra. Susan Karter (Dawn Ford) logró sintetizar un compuesto químico (extraído de cierto insecto venenoso) que manifiesta físicamente las adicciones en el cerebro humano, permitiendo entonces su extirpación quirúrgica para curar por completo y para siempre a los pacientes. Pero eso no es todo... la doctora también descubrió que esos "tejidos adictivos" (por llamarlos de algún modo) pueden desarrollar vida propia. Y, bueno, sobra decir que el experimento terminó en desastre. Aproximadamente veinte años después la Dra. Karter fallece, y hereda su hospital (ahora abandonado) a su hijo Brian (Sean Clement), quien prefiere rechazar todo lo relacionado con el cuestionable pasado de su madre. Sin embargo, por insistencia de su amigo Simon (Jason Blicker), Brian acepta visitar el decrépito edificio para evaluar su condición antes de venderlo. Entonces Brian, Simon, su novia Kimberly (Bjanka Murgel) y varios jóvenes más emprenden el viaje al hospital, donde los recibe la sencilla Haley (Simonetta Solder), encargada de vigilancia. Y como clásicas víctimas estúpidas, los visitantes se separan en pequeños grupos que empiezan a ser atacados por varias extrañas presencias rondando el sombrío (e interminable) sótano del inmueble. ¿Lograrán escapar con vida y descubrir el origen de la amenaza que los acecha?

La premisa inicial parece homenaje a las cintas tempranas de David Cronenberg (en particular Rabid y The Brood); desafortunadamente ahí terminan las similitudes, pues el resto de Criaturas Ocultas consiste en la tediosa fórmula de "genéricos personajes sobreactuando mientras caminan sin rumbo por los pasillos del edificio abandonado que les prestó el tío del director". Bueno, en realidad se producen tantas películas con este tema que existen varias prósperas empresas especializadas en rentar raquíticas construcciones a cineastas con limitada imaginación. Como sea, el punto es que Criaturas Ocultas solo ofrece ochenta minutos (al menos es corta) con las mismas escenas que hemos visto en incontables bodrios, así como actores libres de personalidad y talento (aunque las actrices son generosas con los escotes) y malos efectos especiales que no asustan ni sorprenden, por mucho que el director los acompañe con estridente música para hacernos brincar. La dirección es tan predecible que resulta fácil adivinar la llegada de los "sobresaltos", y desde luego sin elemento sorpresa pierden toda su fuerza. Hablando de efectos, la cinta abusa de la deformación digital de rostros, lo cual se está convirtiendo en uno de los peores clichés del horror contemporáneo. Por favor ya encuentren algo distinto para "asustarnos".

Para terminar positivamente diré que la cinematografía de Criaturas Ocultas supera el mediocre estándar establecido en cintas similares, y el simple hecho de que no pretenda ser otro "pseudo-documental" le sube al menos un punto de calificación. El edificio abandonado es ciertamente tenebroso y, además de los clásicos pasillos subterráneos, tiene algunas bizarras estructuras (adornadas con extensiones digitales) que le dan una identidad distinta a la del típico manicomio abandonado. Lástima que la historia no haya estado a la misma altura, y resulte confusa e ilógica (por no mencionar jocosamente ridícula cuando llegamos a las "sorpresivas" revelaciones finales). Perdón, creo que no fui muy positivo, pero es difícil ignorar los defectos de una película cuando no tiene suficientes atributos para llenar un simple párrafo. Entonces, sugiero no gastar dinero viendo Criaturas Ocultas en el cine, pues hay mejores obras independientes en DVD o televisión que merecen nuestro tiempo y atención. Ojalá fueran esas las que llegan a nuestros cines; pero bueno, si sigo pagando por ver estas bazofias quizás algún día encontraré algo que realmente valga la pena. Como dije, sé lo que me espera y estoy preparado para enfrentarlo; ¿qué habrá detrás de esa puerta? No me sigan; voy a explorar yo solo.
Calificación: 4

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me impresiona como llegó la referencia de la M-Theory al primer parrafo de la crítica de Criaturas Ocultas, tienes mucha imaginación (o mucho tiempo libre) amigo Pablo.

Saludos!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Ni lo uno ni lo otro; es pura desesperación ;-) Saludos y gracias!

LuizRangel dijo...

Esta pelicula es un verdadero ASCO!

LuizRangel dijo...

Esta pelicula es un VERDADERO ASCO!

Pablo del Moral dijo...

LuizRangel: Qué lástima que hayas tenido que soportarla. Pero bueno, hasta las malas experiencias nos dan algún aprendizaje ;-) Saludos!