miércoles, 24 de octubre de 2012

Cine Clásico: The Black Hole (1979)

Hoy parece difícil de creer, pero a fines de los años setentas y principios de los ochentas, Walt Disney Pictures era una productora en problemas, sin rumbo definido y sumergida en constantes disputas legales entre los herederos de Walt Disney y los inversionistas de la empresa. Desde el punto de vista artístico carecía de una visión unificada, y sus películas habían perdido la "magia" narrativa de antaño con el gradual retiro de los "Nueve Ancianos" que forjaron la brillante filmografía de las cuatro décadas anteriores. Sin embargo, me atrevería a decir que ese caos corporativo tuvo un lado positivo, pues hizo a los productores más audaces y creativos en su selección de temas y géneros, lo cual fomentó la realización de obras quizás hoy menospreciadas, pero que (en mi humilde opinión) integran uno de los períodos más originales en la historia de esta venerable productora. Claro, en los noventas el panorama económico mejoró bastante gracias al extraordinario éxito de The Little Mermaid, Beauty and the Beast y The Lion King (por no mencionar la inflexible dictadura de Jeffrey Katzenberg), las cuales establecieron fórmulas mercadológicas vitales para la empresa hasta nuestros días. Pero estimo que jamás veremos nuevamente en Disney ese espíritu experimental que no estaba interesado exclusivamente en incrementar el valor de sus acciones, sino en crear películas familiares con historias interesantes que no insultaran la inteligencia del público. Ese fue el entorno que condujo a la creación de obras como Something Wicked This Way Comes, The Watcher in the Woods, Tron y, desde luego, The Black Hole.

También hay que aceptar otro importantísimo factor en la creación de The Black Hole: el enorme éxito de Star Wars. Los años posteriores a 1977 gozaron (o sufrieron) un constante desfile de imitaciones, algunas buenas y otras no tanto, que buscaban aprovechar el entusiasmo del público por la ciencia ficción. Para no quedarse atrás (y con poco que perder, excepto veinte millones de dólares) Disney decidió probar suerte en este género con un extraño libreto, influenciado en igual medida por la ciencia ficción oscura y cerebral de los setentas, y por los requerimientos tradicionales del cine infantil. El resultado fue una extraña mezcla de pseudo-ciencia, simbología religiosa, clichés de ciencia ficción y un sentido del humor a veces incongruente pero a fin de cuentas divertido. Y así, bajo la dirección de Gary Nelson (veterano de la televisión sesentera), se estrenó en 1979 The Black Hole para convertirse en un rotundo fracaso de taquilla. No obstante, re-visitándola treinta años después, descubro que me gusta cada vez más, no solo por su valor como reliquia histórica, sino por las bizarras ideas que fundamentan la trama, su fantástico diseño de producción e indescriptible atmósfera, al mismo tiempo filosófica y superficial. Además, para estudiosos de los efectos especiales será fascinante explorar las ambiciosas técnicas empleadas en la cinta; hoy podrán parecer primitivas, pero revelan la sorprendente creatividad, ingenio y talento artesanal necesarios para crear impresionantes imágenes en los años previos a la revolución digital.

La historia comienza a bordo de la nave espacial Palomino, tripulada por el Capitán Dan Holland (Robert Forster), la Dra. Kate McCrae (Yvette Mimieux), el jefe científico Alex Durant (Anthony Perkins), el teniente Charlie Pizer (Joseph Bottoms), el reportero Harry Booth (Ernest Borgnine) y el robot V.I.N.CENT. (voz de Roddy McDowall). Durante su regreso a la Tierra, el Palomino se ve obligado a hacer un cambio de curso para evitar la influencia gravitacional de un agujero negro, y entonces el robot V.I.N.CENT. descubre con incredulidad que hay una enorme nave estacionada más allá del "evento horizonte", donde cualquier otra materia sería absorbida irremediablemente por el agujero negro. La nave fantasma es identificada como la Cygnus, extraviada desde hace dos décadas, cuando realizaba una investigación planetaria bajo el mando del Dr. Hans Reinhardt (Maximilian Schell) y el Capitán Frank McCrae, padre de Kate. Tras una peligrosa maniobra de abordaje, la tripulación del Palomino es recibida por Reinhardt mismo, quien les explica que eligió quedarse a bordo de la Cygnus para continuar sus experimentos gravitacionales cuando el resto de la tripulación abandonó la nave durante una emergencia. Entonces Reinhardt construyó un ejército de autómatas para ayudarlo en la creación de un campo estable que (supuestamente) le permitirá viajar al interior del agujero negro. El Capitán Holland se da cuenta de que la soledad y la obsesión han enloquecido a Reinhardt, pero Durant muestra gran interés en los descubrimientos del Doctor, y hasta se ofrece para acompañarlo en su descabellada misión. Esto provoca tensión entre ambas tripulaciones, y la situación empeora cuando se revela la auténtica procedencia de los autómatas de Reinhardt. Entonces Holland y los demás, con ayuda de un desvencijado robot llamado Old B.O.B. (voz de Slim Pickens) tratarán de escapar de la Cygnus antes de que inicie su fatídico descenso hacia el abismo negro.

Esta sinopsis podría encajar cómodamente en el nicho de "ciencia ficción psicológica" que ocupan cintas como 2001: A Space Odyssey, Zardoz y Silent Running. Desafortunadamente The Black Hole incluye muchos elementos que demeritan sus aspiraciones dramáticas: robots chistosos, innecesarias batallas con armas de rayos, y algunas actuaciones tan exageradas que adquieren un aire bufonesco, como si el director hubiera tratado de compensar los temas serios con blanda acción y humor infantil para entretener a los niños que no prestarían atención a las metáforas religiosas y subtexto social. Tampoco podemos ignorar los vergonzosos contrastes entre "hard sci-fi" y las ridículas licencias artísticas que ponen a los héroes flotando placidamente en el espacio SIN TRAJE ESPACIAL, pero sin sufrir los desastrosos efectos que esto provocaría. En otras palabras, el director trata de ser fiel al género, pero sólo cuando le conviene. No obstante, la cinta muestra suficiente ambición narrativa y creatividad visual para exonerarla de sus crímenes contra el sentido común. Además, merece puntos extra por esa rimbombante y operática partitura musical del veterano John Barry, quien obviamente tomó muy en serio los temas bíblicos y melodrama shakesperiano, reflejándolos en composiciones que van del típico tema triunfal (estilo John Williams) hasta los alarmantes metales y cuerdas de la introducción, cuyas catastróficas notas recuerdan la amenaza de Night on Bald Mountain.

Hablando de temas bíblicos, el momento más memorable de The Black Hole es sin duda el desconcertante final, obviamente diseñado para emular una similar secuencia psicodélica en 2001: A Space Odyssey. Su simbología religiosa es demasiado obvia, aunque su significado real resulta confuso y suficientemente ambiguo para que cada espectador lo interprete a su gusto. Y, en vista del cambiante tono que lleva la película durante dos horas, me atrevo a decir que ese bizarro capricho final resulta más apropiado y satisfactorio que cualquier resolución compatible con las expectativas del cine familiar. Entonces, a pesar de sus fallas, inconsistencias e incierta intención, The Black Hole podría considerarse una joya semi-olvidada, rebosante de energía y con una historia bastante interesante que no ha perdido relevancia. Y, bueno, si comparamos los robots chistosos V.I.N.CENT. y Old B.O.B. con otros notorios "comic reliefs" de la ciencia ficción (te estoy viendo, Jar Jar Binks), descubriremos que aún los elementos infantiles de la cinta no son tan estorbosos ni irritantes como parecen (por no mencionar que de niño estuve obsesionado con los juguetes de V.I.N.CENT. y Maximillian). Con más disciplina narrativa y celo científico, The Black Hole estaría hoy al lado de clásicos de la ciencia ficción setentera; pero incluso en su estado actual merece la oportunidad de encontrar al público que la ignoró hace treinta años. Después de todo, pocas cintas familiares culminan con un viaje simbólico por el cielo y el infierno, y con la promesa de un nuevo universo por explorar... o destruir.
Calificación: 8.5

12 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

Recuerdo ir al cine y ver el tráiler de esta película, cuando era niño. Compré el comic que se hizo basado en ella. Y la película la vi algunos años después, cuando salió en VHS.

Yamir dijo...

Un periodo de mi vida:"el remolino indica caos interior y el triangulo representa el".Malditos psicologos!Por dios no pueden ser mas "daaaaa!" Y retrasados para decir eso.Yo a los 4 o 5 años dibujaba eso y la maestras,sin imaginacion pensaban que tenia un problema(...que novedad!hoy en la actualidad estamos llenos d problemas) cuando todo lo que queria intentar era dibujar la pelicula:el abismo negro y la nave,que obviamente en ese momento me parecia la nave mas radical jamas vista.Yo veia una y otra vez la pelicula por la tormenta,ls efectos especiales y lo que me dejo perplejo a nivel transcendente,el abismo negro.Estaba tan obsesionado con esa escena que agarraba un balde de agua,hacia remolinos con ella y hacia de cuenta que estaba haciendo un agujegro negro.Tiraba broches simulando que eran naves raras.Q bella epoca,la imaginacion lo acaparaba todo.

No me pregunten que dialogos habia,ni cual era la subtrama porque no les voy a saber decir ni ahi.Ademas,un buen indicador de que una pelicula es buena es lo visual,o sea,si le sacas el sonido y aun asi la ves,ya sabes que es una buena pelicula,y es asi,porque tambie veia un porprograma de cortos anamiados de otros paises,en los que solo habia musica y eventos,no dialogos.(Ufff no recuerdo casi ninguno,pero ya saben algo corte los proyectos de von schumajer o algo asi,ese que usaba la plastilina y el stop motion)Me desvie,el punto es que si,vi la pelicula y quede fascinado.Y si quizas afecto mi manera de ver las cosas:me gustan los dias nublados y si hay tormenta mejor(la parte del caos en la nave por el abismo) naves,diseño de naves(por las naves) el espacio ( en epocas pasadasa las peliculas pertenecian al espacio se nota un poco no?)

En fin.Yo la vi en proyector de cine que tenia mi abuelo :). Me acorde recien de eso,y ver esa pelicula en una pared,a mi alcance.... sin palabras.

Salu2

Anónimo dijo...

Me enteré de esta película hace poco, gracias a una crítica que hizo James Wallestein (Blog "Dimensión Fantástica"), y me resultó muy entretenida. El paso del tiempo la trató bastante bien, los efectos especiales están muy bien, las naves son realmente imponentes, los decorados interiores de las mismas muy bien logrados...eso de encontrar en el medio del espacio a una nave perdida me hizo acordar a "Horizonte Final". The Black Hole es una obra imperdible para todo amante de la ciencia ficción, tiene algunos "peros" que han sido muy bien detallados en esta crítica, pero el balance final es más que positivo: es una gran obra de ciencia ficción.

René dijo...

La recuerdo vagamente.

No siento nostalgia por ésta ni por Tron. Por alguna razón que no puedo explicar creo que no son mi tipo de películas.

Quizás algún día puedas hacer una reseña de este tipo para Back to the future. Ya estamos a menos de tres años de la fecha de destino de la segunda parte y aun no veo ni de lejos los skateboards que flotan.

Saludos...

René

Anónimo dijo...

Pablo, cuales son tus robots de películas favoritos? =D

Anónimo dijo...

Pablo, ¿qué calificación le darías a Jack Frost (1997)?


Gracias y saludos!

Anónimo dijo...

Hola Pablo: ¿Cuáles son tus expectativas para RED 2 y Kick Ass 2: Balls to the Wall?


Saludos.

Pablo del Moral dijo...

octopusmagnificens: Gracias por mencionar el comic! Yo también lo leí con mucho interés, aunque se nota que lo escribieron "para niños", sin preocuparse mucho por seguir las caracterizaciones de los personajes en la película, ni en mantener el mismo tono siniestro. Como sea es un buen recuerdo. Muchos saludos y suerte!

Yamir: Vaya, pues definitivamente The Black Hole influyó más en ti. Me da gusto que la sigas recordando con afecto, y muchas gracias por compartir esos recuerdos!

Anónimo: Gracias por esa perspectiva de alguien que la vio sin nostalgia que empañe el criterio (como me ocurre a mi ;-) Me alegra que The Black Hole siga funcionando para audiencias modernas (aunque sea como fósil cinematográfico). Saludos y feliz fin de semana!

René: Agradezco tu sugerencia, pero me temo que Back to the Future es una película tan popular que no podría añadir nada más a todo lo que se ha escrito sobre ella. Quizás sería mejor escribir sobre su imitadora, Time Chasers... ;-) Saludos y suerte!

Anónimo 2: Uf... buena pregunta, pero difícil de responder. Bueno, para empezar incluiría a Maximillian y V.I.N.CENT., además de Robby Robot (Forbidden Planet); Gort (The Day the Earth Stood Still - 1951); el robot de The Iron Giant; ED 209 (RoboCop); R2D2, IG88 y Droidekas (Star Wars); Huey, Dewey y Louie (Silent Running); Bishop (Aliens); Data (Star Trek: First Contact); Tom Servo y Crow (Mystery Science Theater 3000: The Movie); Death Machine (Death Machine); Endoesqueleto (The Terminator); y El Guardián (Logan's Run). Mención especial al Robot B9 de Lost in Space, pero solo el de la serie de televisión, y no la versión de mediocre película. Gracias y saludos!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo 3: Creo que es una de esas películas que aspiran a ser "tan malas que son buenas", pero se quedó corta en su intento. No la recuerdo con suficiente detalle para darle una calificación, pero recuerdo que no me gustó. Saludos!

Anónimo 4: Las películas originales me gustaron bastante, así que mi expectativa para sus secuelas es más bien baja, para evitar decepciones ;-) Saludos y suerte!

@lfredo dijo...

Curioso que quieras reivindicar esta ignota película sobre todo por los poquísimos méritos que tiene. Siempre me pareció una muy mala respuesta al fenómeno Star Wars y un patinazo en la carrera de todos los que participaron en ella. Nada más que como curiosidad casi arqueológica valdría la pena su visionado como monumento a una era ya perdida.

Por cierto, ya que estamos con esta interesante época oscura de Disney, ¿piensas dedicarle una reseña a Something wicked this way comes, por lo menos como homenaje al recién desaparecido Bradbury?.

Anónimo dijo...

que tal pablo, reescribo desde ojos en el bosque...el abismo negro, impresionante la idea de entrar a una zona desconocida, y que para muchos especialistas pudiera ser una especie de carretera supercorta para destinos muy distantes en el cosmos,si mal no recuerdo obtuvo un premio por efectos visuales, especialmente por la imagen holográfica realizada,el dvd original esta super caro, tuve la gran oportunidad de dsecargarla hace ya varios años con una imagen y sonido perfectos,la vi con mis hijos que tuvieron a bien verla y les gusto, claro, con sus repectivas dudas y preguntas sobre la fase final, que a mi parecer brinda mejor espectativa sobre el divertimento la posibilidad de generar opiniones y busqueda de informaciòn sobre el tema, a diferencia de star wars, donde todo lo das por hecho que por cierto es una copia de la gran saga dune, la cual tuvo su pelicula vapuleda por la critica y ahora es de culto- se realizo por el canal sci fi las versiones de las tres primeras novelas de forma impresionantemente alineadas a la obra escrita. en fin abismo negro, junto con tron y ojos en el bosque son mis peliculas favoritas de disney, ¿sabian que hay una serie televisiva de tron? en algun lado lei que versionarian nuevamente tanto abismo negro, como dune...hace aproximadamente dos años de esto,bueno buscare el dvd para visualizar esta pelicula, que tengo grabada junto con viajeros de la noche peliculon sobre vampiros realizada por kathlin bigelow, hasta pronto, sigo tus criticas continuamente,

Pablo del Moral dijo...

@lfredo: Obviamente no sirvió de mucho la reivindicación ;-) En cuanto a Something Wicked This Way Comes, lo pensé hace tiempo, pero terminé escribiendo sobre The Watcher in the Woods, que es de la misma época y más o menos del mismo estilo (pero me gusta más), y por lo tanto creo que un nuevo escrito repetiría mucho de lo expuesto en el anterior (honestamente no soy tan creativo ;-) Gracias por tu comentario y saludos!

Anónimo: Me da gusto descubrir que no soy el único que aprecia esta reliquia de Disney; en efecto, también leí alguna vez sobre un posible re-make, pero afortunadamente no ha llegado... supongo que The Black Hole no fue tan exitosa para garantizar público seguro. En cuanto a la película Dune, sé que mucha gente la odia, pero creo que funciona muy bien como complemento del primer libro, siempre y cuando lo hayas leído; de otro modo la película resulta incomprensible. También vi las adaptaciones de SciFi, y me gustó más su intención y fidelidad que su ejecución. Finalmente, vi la serie animada Tron: Uprising y me gustó más o menos igual que la nueva película... buenos gráficos, algunas buenas ideas aquí y allá, pero a fin de cuentas tampoco alcanza el potencial de la idea original. Gracias por tu apoyo y que tengas muy buena semana!