sábado, 7 de mayo de 2011

La Mujer que Vino del Mar (Ondine)

Me gustan las películas del director Neil Jordan. O, mejor dicho, me gusta su estilo de dirección, aunque no siempre encuentre interesantes o entretenidos los argumentos de sus obras. Pero incluso en esos raros casos (por ejemplo We‘re No Angels) creo que su particular sensibilidad, su destreza para manejar actores y sus precisa visión pueden rescatar historias predecibles o cansadas. En cierto modo eso podría decirse de La Mujer que Vino del Mar, una amable fantasía romántica un poco frívola y superficial, pero muy entretenida, honesta y hasta conmovedora.

La historia comienza cuando el humilde pescador Syracuse (Colin Farrell) encuentra en las redes de su barco a una atractiva mujer a punto de ahogarse en las frías aguas de la costa irlandesa. Cuando la joven revive declara que su nombre es Ondine (Alicja Bachleda) y se rehúsa a recibir atención médica. De hecho no quiere que nadie más la vea, así que Syracuse acepta hospedarla en su casa mientras se aclara la situación. Sin embargo es descubierta por Annie (Alison Barry), la hija enferma del pescador, quien sospecha de inmediato que Ondine es en realidad una “selkie”... una ninfa acuática con poderes mágicos. Como sea, las dos empiezan a desarrollar una fuerte amistad, al mismo tiempo que Syracuse se enamora de Ondine. Pero eventualmente habrá que decidir... ¿se trata realmente de un ser sobrenatural, o simplemente una mujer huyendo de su pasado?

Imagino que el título de la cinta evocará imágenes de sirenas, pero La Mujer que Vino del Mar está basada en una leyenda europea distinta, así que no esperen ver a la guapa actriz/cantante polaca Alicja Bachleda con cola de pescado y bikini de conchas. De hecho, el balance entre fantasía y realidad está tan bien manejado que el espectador nunca está seguro de la dirección que tomará la película, y eso contribuye a darle un tono al mismo tiempo misterioso y emotivo, sin caer en empalagosas rutinas de Disney, y sin perder la etérea atmósfera de cuento de hadas que conjuran Jordan y el tremendo director de fotografía Christopher Doyle (por cierto... ¿Por qué Doyle no tiene al menos diez Oscares en su vitrina? Después de crear preciosas imágenes para cintas como Hero, Rabbit Proof Fence, The Quiet American, The Limits of Control y ahora La Mujer que Vino del Mar, parecería justo que “la Academia” le tirara un hueso).

De cualquier modo el aspecto “mágico” de la la película es tan solo el catalizador que detona el drama familiar entre el pobre pescador Syracuse, su cruel ex-esposa Maura (Dervla Kirwan) y la pequeña Annie, atrapada entre su indiferente pero estable madre, y el padre que realmente la quiere, aunque no haya alcanzado la madurez necesaria para criarla. De hecho, me atrevería a decir que la pequeña Alison Barry se roba la película con su precoz pero simpática interpretación de niña enferma con más claro entendimiento de la situación que los prejuiciosos adultos que la rodean. Desde luego eso no significa que el elenco adulto haga un mal trabajo. Por el contrario, Colin Farrell nos entrega otra de sus intensas actuaciones, llena de detalles y profundidad emocional. Su frecuente participación en thrillers y cintas de acción a veces me hacen olvidar el gran talento dramático de este actor, pero por suerte tenemos directores como Woody Allen y Neil Jordan para recordarlo. Por su parte la polaca (¿nacida en México?) Alicja Bachleda tiene un razonable desempeño en el papel de Ondine. Quizás parezca un poco inexpresiva, pero en cierto modo su frialdad le da un aura de misterio que insinúa su origen sobrenatural. Y, claro, no podía faltar una aparición del gran Stephen Rea, talismán de Jordan y siempre digno de verse en cualquier papel, por corto que sea (amable sacerdote y confesor, en este caso).

Me gustó La Mujer que Vino del Mar por atreverse a ser un moderno cuento de hadas sazonado con crudas dosis de realidad. Quizás sea la cinta más ligera de Neil Jordan (después de High Spirits), pero sin duda merece una recomendación para fans de este director, y para quien quiera ver una fantasía que no insulte la inteligencia del espectador, ni trate de vendernos juguetes o Cajitas Felices de McDonalds. Es una lástima que haya tardado tantos años en llegar a México, y que además de todo la estrenen el mismo fin de semana que Fast Five, pero bueno... confío en que encontrará su público. Claro que, siendo una película familiar, sería difícil anunciarla como “del director de The Crying Game”.
Calificación: 8.5

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Pablo, qué calificaciones les pondrías a Annie Hall, Hannah and Her Sisters y Manhattan? Por cierto, cuáles son tus películas favoritas de David Cronenberg y qué calificaciones que les has puesto?

Saludos!

Anónimo dijo...

Anónimo 1: Pablo escribió lo siguiente sobre Annie Hall, Hanna and Her Sisters y Manhattan en el blog de Cinencanto:

""Annie Hall": 9 (quizás la película de Woody Allen con el mejor balance entre drama humano y humor neurótico)"

""Hannah and Her Sisters": 8 (Buena combinación de drama y humor; creo que es una de las cintas más accesibles de Woody Allen, y además me gusta mucho el elenco)"

""Manhattan": 9 (más madura e incisiva que "Annie Hall"... pero también menos graciosa)"

En la crítica de A History of Violence de Cinencanto, Pablo expresó que sus películas favoritas de Cronenberg son The Fly, Shivers and Videodrome. La crítica de Videodrome podés leerla acá (aunque no figura la calificación): www.cinencanto.com/critic/m_videodrome.htm

Sobre las otras dos, escriibó lo siguiente en el blog de Cinencanto:

""The Fly": 10 (mi película romántica favorita, sin duda alguna)"

""Shivers": 9 (contiene muchas de las fantásticas ideas a las que me refería; el bajo presupueto y la cruda técnica sólo hace más impactante esta cinta, que yo clasificaría más como ciencia ficción que como terror)"

Y en el blog de Cinencanto, Pablo expresó que Eastern Promises es otra de sus favoritas de este director diciendo lo siguiente: "En cuanto a Eastern Promises, tuve oportunidad de verla y le pondría un 10 cerrado; impresionante labor de Cronenberg y de un brillante elenco; sigo adorando su antiguo cine de terror, pero ésta quizás sea su mejor película "normal"."

Slaudos!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Wow!! El genial ANÓNIMO ya respondió muchísimo mejor de lo que yo hubiera hecho. Gracias a ambos!

ANÓNIMO: Ahora sí no tengo palabras, así que voy a poner números: 10! Un abrazo!

Koolebra dijo...

Querido Pablo: ya que a la Mosca de Cronemeberg le diste un 10, ¿qué calificación le darías a la Mosca de Kurt Neumann? ¿Y si poniéramos a luchar a André Delambre contra Seth Brudle, quién ganaría?

Pablo del Moral dijo...

Koolebra: Por alguna razón no apareció tu comentario, pero lo recibí por mail. En fin, la respueta es que a The Fly, versión de 1958, le pondría 8. Es divertida y sin duda se ha vuelto un ícono del cine fantástico; pero tiene partes aburridas, y no trago el aspecto romántico (que, en mi humilde opinión, rescató Cronenberg a la perfección en su versión moderna). Saludos!

Luimi La Estrella Universal dijo...

Ami me encanto

Pablo del Moral dijo...

Me da gusto que esta película siga encontrando público después de tantos años. Muchas gracias por tu comentario, y muchos saludos!