sábado, 28 de mayo de 2011

Ni de Aquí ni de Alá (The Infidel)

No lo negaré: cuando vi los cortos de Ni de Aquí ni de Alá me pareció una burda comedia que buscaba explotar la controversia del conflicto judío-musulmán para llamar la atención. Sin embargo decidí verla por los buenos comentarios que recibió en la red, y me alegra haberlo hecho, pues aunque sin duda tiene un aspecto amarillista, también es una historia muy graciosa, con buenos personajes y un válido mensaje que quizás no será compartido por todos, pero que al menos ofrece un punto de vista conciliador sobre dicho conflicto. Y además su manufactura británica le da un sabor muy particular que la distingue de otras blandas e irritantes "comedias étnicas" de reciente exhibición.

El "infiel" del título es Mahmud Nasir (Omid Djalili) un musulmán pakistaní radicado en Londres que a través de los años ha ignorado gradualmente los estrictos preceptos de su religión para poder disfrutar la buena vida en la cultura occidental (incluyendo fútbol, licor ocasional y música "new romantics"). Pero cuando se entera de que sus auténticas raíces son judías (sus padres judíos lo abandonaron cuando era un bebé, y fue adoptado por una pareja musulmana), Mahmud sufre una severa crisis existencial, la cual trata de resolver con ayuda de Leonard Goldberg (Richard Schiff), un judío norteamericano que inesperadamente se convierte en su mejor amigo. Sin embargo, la crisis podría afectar también a su familia, pues su hijo Rashid (Amit Shah) quiere casarse con la hija de un musulmán fundamentalista que solo aprobará el matrimonio si la familia del pretendiente es igualmente anti-semita y radical. ¿Podrá Mahmud honrar su origen judío y al mismo tiempo congraciarse con su extremista futuro suegro? Oy vey!

Para empezar, me gustó la agilidad y constancia del humor, así como la sorprendente variedad de tópicos que el libreto explota para generar risas. Obviamente hay abundantes referencias a la disputa entre Israel y Palestina, a los extremistas islámicos y su "jihad" (cuyos lemas de exterminio racial suenan muy distintos cuando los dice una niña de cuatro años) y por supuesto a todos los clichés imaginables sobre la cultura judía ("tienen la nariz grande y les gusta el dinero"). Pero también hay lugar para hilarantes menciones de Seinfeld, los Protocolos de Sión, Osama Bin Laden (de moda) y El Violinista en el Tejado. Por otra parte, también hay chistes necios que solo provocan quejidos; otros demasiado largos, que siguen y siguen sin llegar a ningún lado (como el discurso de Mahmud en un Bar Mitzvah); y algunos "gags" visuales tan rebuscados que sienten como esfuerzos desesperados por rescatar una escena floja. Además, el final es un tanto absurdo y conveniente, con algunos atisbos de empalagoso sentimentalismo. Pero, como dije, la película avanza a gran velocidad, así que cuando nos atoramos en una escena irritante, ya está por llegar otra que nos hará reír con ingeniosos juegos de palabras, o tan solo por la descarada "incorrección política" que empapa el libreto (¿quién hubiera pensado que los “crímenes de odio” podrían ser graciosos?).

Hablando de lo cual... estimo que algunas personas podrían encontrar ofensivo el humor de Ni de Aquí ni de Alá. Ya sean judíos ortodoxos que no aprueben la quema de kipás con fines cómicos, o musulmanes que se sientan injustamente retratados como violentos e intolerantes extremistas, sin duda habrá quien desapruebe los métodos de la cinta, por buenas que sean sus intenciones. Para ser justos, la historia nos presenta por igual los aspectos positivos y negativos de ambas religiones... y cada espectador deberá decidir cuál es cuál. De cualquier modo es difícil tomar en serio los insultos religiosos o los comentarios sobre pureza racial cuando están en boca de actores tan simpáticos y expresivos. Omid Djalili es simplemente perfecto como el abrumado Mahmud. Bueno, en ocasiones exagera un poco, pero sus vehementes gesticulaciones encajan muy bien en los dos estereotipos que representa (¿o estoy siendo racista?). Richard Schiff es igualmente brillante y gracioso como el taxista judío norteamericano que lleva de la mano a Mahmud durante su insólita exploración de la cultura enemiga. Y no puedo dejar de mencionar a Archie Panjabi (más conocida como Kalinda en The Good Wife) como la incongruentemente hermosa (y tolerante) esposa del protagonista. Creo que es aún más sexy con su acento británico.

Conviene aclarar que vi y disfruté Ni de Aquí ni de Alá sin tener profundos conocimientos de las culturas y religiones que representa; por lo tanto sugiero que se tome como una simple comedia rematada por una predecible moraleja de mutua tolerancia y comprensión, y no como una revisionista lección de historia ni como un manipulador panfleto religioso. En otras palabras, quiero pensar que el chispeante libreto de Ni de Aquí ni de Alá está suficientemente bien balanceado para satisfacer a judíos con sentido del humor, a musulmanes moderados, y a "gentiles" e "infieles" como yo, que solo queríamos ver una amable comedia étnica con un inteligente (aunque obvio) mensaje social. Creo que la cinta consigue su honorable propósito, y lo respalda el hecho de que nadie haya sido decapitado por su culpa. Hasta el momento (¡Ja, ja! ¡Estereotipos religiosos!)
Calificación: 8

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pablo, me gustó tu crítica, pero pense que ibas a criticar la traducción de The Infidel por Ni de aqui ni de Alá, jaja

Anónimo dijo...

Yo venía justo a eso jaja..

Otro creativo título en español para el registro..

ATTE: Anónimo II..

Anónimo dijo...

Hola Pablo, jeje cual es tu top 10 (o 5) de traducciones fallidas de títulos del ingles al español?

Saludos!

Anónimo dijo...

"Outlander" o mejor dicho "La Tierra Media y el Tesoro del Dragón Solitario" se merece al menos una menci{on, creo yo..

ATTE: Anónimo II..

Anónimo dijo...

Pablo, ¿cuál sería tu TOP 10 de dramas de la década del '80? ¿Y de películas de acción de esa década?


Saludos!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Pensé mencionarlo, pero ya no quería "inflar" más la crítica. Gracias por señalarlo y saludos!

Anónimo II (?): Los peores casos son cuando se trata de comedias, y el distribuidor quiere hacer el título chistoso. Saludos!

Anónimo 3: Además de los absurdos títulos que cuentan el final de la película (The Running Man: "El Sobreviviente"; Thelma & Louise: "Un Final Inesperado") mencionaría las que ni siquiera son traducciones, como "Shanghai Kid" (título original: Shanghai Noon). Finalmente, me gustaría nominar dos joyas de la Madre Patria (España): "Menudo Bocazas" para la cinta Double Take; y "¡Jo, qué Noche!" para la clásica After Hours de Martin Scorsese. Saludos!

Anónimo II: Ese es bueno; sospecho que quien lo hizo es fanático de los "LARPs". Saludos!

Anónimo 3: Acción de los 80s sin orden particular: Raiders of the Lost Ark; Die Hard; Predator; Aliens; Police Story 2; The Killer; The Road Warrior; RoboCop; Big Trouble in Little China; The Terminator. Drama de esa década: Dead Ringers; Fame; Do the Right Thing; The Right Stuff; The Accidental Tourist; The King of Comedy; New York Stories; Crimes and Misdemeanors; Blue Velvet; The Untouchables. Saludos!

  dijo...

Por favor, mi esposa y yo queremos ver esta pelicula, pero no la hemos visto anunciada en cartelera. ¿dónde la han visto?

Pablo del Moral dijo...

_: Vi "The Infidel" en el cine, cuando se estrenó en mi ciudad. Pero en todo caso puede conseguirse como DVD de región 1 en Amazon.com:

http://goo.gl/W2N4g

Ojalá logren verla, y muchos saludos!