sábado, 27 de diciembre de 2008

Despereaux: Un Pequeño Gran Héroe (The Tale of Despereaux)

Framestore, el estudio europeo de animación y efectos especiales que ha creado espectaculares imágenes para todo tipo de proyectos (desde la fastuosa película The Golden Compass -por la que ganó un Óscar-, hasta su más modesto pero igualmente impresionante trabajo en la serie de televisión Primeval), decidió finalmente aplicar sus considerables recursos (tanto técnicos como humanos) para realizar su propia película animada. Y así tenemos ahora Despereaux: Un Pequeño Gran Héroe, basada en un popular libro infantil... donde probablemente la historia resultaba más consistente y entretenida.

El epónimo Despereaux (voz de Matthew Broderick) es un minúsculo ratón que no logra adaptarse a las normas de su sociedad; sus padres y maestros están preocupados por su desarrollo; sus compañeros se burlan de sus excentricidades; y cuando debería estar aprendiendo todo lo necesario para sobrevivir entre los humanos, el pequeño ratón prefiere leer libros (en vez de comérselos). Pero sus conocimientos sobre caballeros y cuentos de hadas resultan inesperadamente útiles cuando es expulsado de su comunidad, y obligado a vivir en el menos acogedor mundo de las ratas. Simultáneamente seguimos las peripecias de la rata Roscuro (voz de Dustin Hoffman emulando su papel de Ratso Rizzo... ja ja), acusado de haber asesinado a la reina de los humanos, lo cual provocó la prohibición de ratas en el reino. Y también al mismo tiempo examinamos la vida de la Princesa Pea (voz de Emma Watson) y de su empleada Miggery (voz de Tracey Ullman), quien resiente la posición de la privilegiada pero melancólica princesa. Y además mezclados de algún modo están un genial chef y una criatura integrada por vegetales vivientes... o algo así.

¿Quedó claro? Como dije, Despereaux: Un Pequeño Gran Héroe está basada en un libro de Kate DiCamillo (quien tuvo más suerte con la adaptación de su cuento Because of Winn-Dixie), y me da la impresión de que los guionistas trataron de mantener en la película tantos elementos de la novela como fuera posible, sin importar que la relación entre ellos estuviera pobremente definida, al igual que la cadena de causas y consecuencias idealmente necesaria para dar coherencia a cualquier narrativa. O quizás el libro fue concebido como una serie de historias cortas independientes, que al ser arbitrariamente unidas perdieron identidad propia al integrarse en un deforme híbrido sin pies ni cabeza. Como sea, cuando finalmente se tratan de atar los cabos sueltos al final, ya había perdido interés en la trama, y me encontraba simplemente admirando la estética visual de la película.

A diferencia de los foto-realistas efectos realizados por Framestore que tanto he admirado, Despereaux: Un Pequeño Gran Héroe mantiene una apariencia más estilizada, que evoca las ilustraciones de clásicos libros infantiles... una mezcla de elegante y simpático diseño de personajes con colores e iluminación que recuerdan una técnica de pintura artística, mucho más atractiva e interesante que los ruidosos colores primarios de Open Season o Madagascar, pero sin llegar al casi perfecto realismo de Ratatouille. Las voces son también apropiadas, aunque ninguna muestra particular emoción, y al menos aprecio que no haya personajes con mucha "actitud", ni constantes referencias a cultura pop o fáciles chistes de humor escatológico.

Pero la ausencia de esos molestos clichés no hace la película automáticamente buena. Quizás un libreto más disciplinado (y coherente) hubiera logrado destilar los dispares conceptos y personajes en una trama mejor definida y más interesante, incluso sacrificando elementos del libro en la búsqueda de unificación dramática. No obstante, en su estado actual me es imposible recomendarla como una buena película infantil. Tal vez sea menos irritante que Madagascar: Back 2 Africa, pero por otro lado también resulta más cansada y hasta aburrida; entiendo que sus creadores hayan tratado de plasmar una historia más madura y menos frívola de las que se acostumbran en el género. Realmente aprecio el esfuerzo... pero de nada sirve cuando el libreto no funciona y además carece de energía. Mejor suerte para la próxima, Framestore... y mientras tanto por favor apresúrense con los efectos de la tercera temporada de Primeval.
Calificación: 6

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pablo : ¿ Qué calificación le darías a The Golden Compass ?

Gracias y saludos.

@lfredo dijo...

Qué lástima que la primera película de este estudio haya salido fallida en el guión (una constante actualmente en las de animación, por lo visto). Siendo seguidor de Primeval, también espero que Framestore consiga hacer una película que valga la pena y rompa el monopolio que tiene Hollywood en este tipo de as un cine.
Y por cierto, que tengas una feliz año nuevo, Pablo (y a todos los lectores de Imagen en negativo también), deseando que todos tus proyectos sean exitosos, incluyendo este excelente blog, el mejor regalo que nos hiciste a todos nosotros, los seguidores de Cinencanto.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Le pondría un 6.5 a "The Golden Compass". Me permito copiar y pegar aquí lo que escribí de ella en el blog de Cinencanto: ""The Golden Compass", resultó una desilusión. Nunca he leído los libros de la saga, pero me pareció que la película carece de foco narrativo. Vamos de un lado para otro, conociendo personajes nuevos a cada momento pero sin desarrollarlos mucho, y ocurren muchas cosas que parecen importantes aunque que no tienen relevancia real, más allá de servir como punto de partida a la siguiente etapa de la película. Los efectos están buenos en cierto sentido, pero los múltiples animales nunca se sienten "vivos". Al menos la niña protagonista actúa razonablemente bien, y funciona como "guía" del público. En resumen, no me arrepiento de haberla visto, pero tampoco la disfruté más allá del espectáculo visual." Gracias y muchos saludos.

@lfredo: Muchas gracias por tu felicitación, y desde luego la repito para todos los lectores de Cinencanto y de Imagen en Negativo. Espero que el 2009 nos traiga cosas muy buenas, y no sólo en el cine, sino en la vida real. Un abrazo y mucha suerte.