domingo, 28 de diciembre de 2008

Australia

Desde los primeros minutos de los muchos que abarca la película Australia, el director Baz Luhrmann trata de hacernos creer que el tema central será el de las "generaciones robadas", un vergonzoso pasaje en la historia de aquel país, mucho mejor retratado en la excelente cinta Rabbit Proof Fence (2002). Pero media hora después queda claro que la auténtica intención de Luhrmann fue realizar su propio Titanic (con aderezos de Gone With the Wind y The Wizard of Oz), empleando las mismas herramientas que hicieron de esa la película más taquillera de la historia: un cansado "romance prohibido" entre extremos que se atraen, enmarcado por un auténtico drama histórico, con humor basado en el choque de culturas y repleto de épicas imágenes... que a fin de cuentas no logran disimular la simpleza de la trama, ni la puerilidad de sus personajes.

La película se desarrolla justo antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial y, como puede suponerse, gira en torno al floreciente romance entre la fría y refinada Lady Sarah Ashley (Nicole Kidman) y Drover (Hugh Jackman) un rudo pero sensible vaquero australiano que trata de ayudarla en el manejo del rancho ganadero que la aristocrática dama británica heredó recientemente en ese país, y que está en peligro de ser usurpado por típicos villanos de western. Pero eso no basta para llenar tres horas de película, así que también tenemos la mencionada historia paralela sobre la reubicación de niños aborígenes y su "educación" a manos de los blancos. Y, por el mismo precio, también presenciamos el ataque japonés sobre la región de Darwin (similar en intención y devastación al de Pearl Harbor), que se mantiene como el mayor ataque bélico sobre Australia. Pero cuando el Titanic choca contra un iceberg, la pareja deberá... no, perdón. Me confunden fácilmente estos vastos y vacuos espectáculos fílmicos.

Nicole Kidman y Hugh Jackman son muy buenos actores que brillan cuando trabajan con un buen libreto y bajo la dirección de un sólido director que sabe lo que quiere. Desafortunadamente esta vez no tuvieron suerte, pues la historia va de un lado a otro, tratando de abarcar demasiado, avanzando a empujones y de vez en cuando tratando de generar emoción con pobremente implementadas escenas de tragedia, drama o romance. No me malinterpreten... el previo trabajo del director Baz Luhrmann me gustó mucho (desde la humilde y simpática Strictly Ballroom hasta la energética y vistosa Moulin Rouge, sin olvidar su innovadora interpretación de Romeo + Juliet). Sin embargo, creo que en esta ocasión su ambición llegó demasiado lejos al mismo tiempo que traicionó su estilo, aspirando a una obra épica e impersonal, cuando su obvio talento resulta más apropiado para historias íntimas, intensas y decoradas con una brillante patina de fantasía y abigarrado estilo visual. En otras palabras, exactamente lo contrario de lo que resultó ser su más reciente película.

Aún así se pueden encontrar muchos puntos positivos en Australia. El más obvio es la cinematografía, que nos regala extraordinarias vistas del "outback", en igual medida romántico e idealizado, pero también agreste y peligroso para quien no sepa respetarlo. El diseño de producción muestra impresionante atención a los detalles y se abstiene de glamorizar excesivamente la vida en la planicie. Los efectos especiales son espectaculares y muy realistas, tanto por su calidad intrínseca como por el sobrio estilo con el que se presentan... afortunadamente no hay lugar para las ridículas acrobacias cinematográficas de un Michael Bay o un Tony Scott. Y, finalmente, algunos momentos centrados en los aborígenes australianos resultaron un poco más honestos y creíbles que el cansado romance principal (no así la secuencia de la estampida, que pretende ser mística y mágica, pero resulta ridícula).

Quizás condensada en noventa minutos Australia podría haber sido una regular cinta romántica con un interesante trasfondo histórico; pero con casi tres horas de duración parece una pesada experiencia de mínimo significado y repleta de inútil relleno. Como dije, Rabit Proof Fence trata con seriedad y respeto el mismo tema de las generaciones robadas; cintas como Picnic at Hanging Rock, Wolf Creek y Rogue muestran también algunas de las más impresionantes imágenes del paisaje australiano que he visto; y para romances entre un hombre y mujer de distintas posiciones sociales... escojan el que quieran, que hay decenas de ellos. Por eso no puedo recomendar Australia, excepto para aquellas personas que prefieran la ilusión de grandiosidad narrativa y visual que un gran presupuesto puede comprar, aunque no esté respaldado por emociones o peso narrativo que idealmente debería existir. Y también la recomiendo para quienes sintieron que Titanic terminó justo cuando la historia se estaba poniendo buena.
Calificación: 6

7 comentarios:

NaNcY bOy dijo...

Hola pablo muy buenos dias!
Tenia un tiempo sin escribir por falta de tiempo pero estoy otra vez devorando las criticas nuevas y viejas, he empezado por leerlas desde los numeros hasta la 'z' (amo mi trabajo)-
En fin, australia no pudiste definirla mejor, es un titanic del 2008, cuando vimos el trailer mi esposa y yo lo primero que le dije fue, eso apesta a oscar, y estoy seguro que tendra minimo 5 nominaciones, en fin, ya me aburrio ese tipo de cine, si bien contiene impresionantes imagenes carece de "21 gramos" (no me refiero al resultado de la pelicula) y de propuesta para futuras generaciones, y hablando de desperaux aunque me dices que es mas aburrida que madagascar 2 lo cual es mucho decir, se me antoja porque creo que tiene una muy linda estetica, en fin, te dejo por lo pronto, mucha suerte.
PD: No me interesa que critiques toda pelicula mexicana que sale al mercado, seria como una horrible masacre, mas bien me gustaria intercambiar puntos de vista sobre proyectos que he considerado interesantes, cuando puedas metete a mi blog, suerte!

Pablo del Moral dijo...

NaNcY bOy: Pues sí, me decepcionó Australia por todo lo que dije y también por lo que tú mencionas. En cuanto al cine mexicano, como dije, trataré de ver un poco más. En los comentarios de otro artículo comenté que la más reciente que había visto fue "Spam", y me decepcionó por limitarse a repetir los clichés del cine de terror asiático, pero mal usados en un pésimo guión. Son esas las experiencias que me alejan del cine mexicano, pero intentaré ser menos prejuicioso. muchos saludos y feliz año nuevo!

Alejandro Campos dijo...

Que bueno encontrarte de nuevo Pablo, conservando la constancia y peculiar mirada opinante.

Sobre Australia, reconozco el tedio de su metraje, el protagonismo de su conflicto romántico tradicional, la grandiosidad de sus actores –me parecen que son muy buenos, aquí y en otras producciones- y la genialidad del manejo artístico. En este ultimo punto, magnifico el vestuario –al parecer la academia también lo noto, esperemos que la campaña sea buena y tenga un merecido muñeco dorado- que juega perfectamente al mezclarse con una ambientación sorprendente y una buena fotografía; que no se me olvide que el montaje también cautivo mi mirada. En fin, no discuto que con plata se pueden hacer muy buenas cosas –con poco presupuesto, también-. El punto es que para mis ojos, Australia es un tedioso deleite, mientras para las neuronas que no se durmieron, la muy comentada producción comercial no logra trascender a algo diferente que otra historia de amor enmarcada en la tragedia. Otra cosa, la página web de la película presenta un diseño atractivo –para veloces conexiones- y seria injusto no darle crédito al hecho de que al menos algunos pudimos enterarnos de que en algún tiempo ser mestizo era una “maldición”.

Pablo del Moral dijo...

Alejandro: Muchas gracias por esa perspectiva. Coincido con muchos de tus comentarios y también aprecié el aspecto visual de "Australia", pero creo que cuando una película demanda tanto tiempo de nuestra vida, por lo menos debería entregar a cambio suficiente "historia" para justificar la inversión. En cuanto al sitio de la película, gracias por la recomendación y trataré de visitarlo. Será agradable encontrar uno realmente útil, en vez del mero relleno mercadológico que muchos otros sitios "oficiales" distribuyen en vez de contenido real.

mora8 dijo...

no mire esta pelicula,me llamo la atencion por que por alguna extraña razon esperaba algo parecido a lo que fue cold mountain XD no lo se pero llegue a pensar eso jaja, cold mountain la fui a ver con mi abuelo y creo hemos de aver entrado por que era la proxmia en comenzar, pero creeme que sali sintiendo que valio la penaaverla visto y me gusto mucho, acabo de verla hace poco por que la acabo de conseguir pero sigo pensando que esta buena la pelicula

saludoss

mora8 dijo...

te digo que australia no la e visto, solo me llamo la atencion por eso que te digo pero creo no la vere jaja
saludos

Pablo del Moral dijo...

Mora8: Pues aunque Australia tiene algunos elementos temáticos en común con Cold Mountain, creo que a fin de cuentas son películas muy distintas. Pero quizás te guste, si soportas las tres horas de vacuo romance aderezadas por algunos buenos momentos históricos. Saludos y gracias.