martes, 11 de noviembre de 2008

Titan Quest

No, Imagen en Negativo no es un blog de videojuegos, sino de entretenimiento en general (MI entretenimiento, al menos), y con esa excusa quiero escribir sobre uno de los juegos que actualmente consume mi escaso tiempo libre.

A mediados de los noventas me hice adicto (al igual que millones de personas) al juego Diablo, del estudio Blizzard Entertainment, cuya perfecta combinación de la exitosa mecánica que hizo populares sus juegos de estrategia en tiempo real (como Warcraft II y StarCraft) con el tono y estructura característicos de otros juegos de rol (RPGs como Ultima Underworld y King's Quest), dio como resultado una novedosa forma de "gameplay", que básicamente emulaba los célebres juegos de mesa de Dungeons & Dragons, pero con maravillosos escenarios, animaciones y satisfactorias batallas. Los días de los dados y papel milimétrico estaban contados.

Como siempre ocurre en la industria de los juegos (y de prácticamente todo en la historia del universo), el inusitado éxito de Diablo provocó el florecimiento de imitadores que prometían mejorar la experiencia establecida por el original. La mayoría fueron pobres copias carentes de visión y estilo, mientras que unos cuantos (como Dungeon Siege y Neverwinter Nights) lograron moderado éxito por derecho propio. Con el paso del tiempo disminuyó el entusiasmo y surgieron otros formatos para imitar y superar. Incluso Diablo II, tan popular como el original, decepcionó a muchos por sólo ser básicamente una extensión con más monstruos y mapas más grandes.

Y ahora, diez años después, seguimos esperando que se cumpla la promesa de Diablo III. Sin embargo, emprendedores estudios han visto oportunidad en ese retraso y han sacado sus pre-imitadores, buscando llenar el hueco que Blizzard aún no ocupa. Lo cual me lleva a Titan Quest, un clon de Diablo publicado por el estudio THQ que inteligentemente mantuvo el mismo balanceado "gameplay", pero con gráficos actualizados y una historia no muy ingeniosa, aunque superficialmente distinta para separarlo de tantos otros que buscaron ocupar el nicho que Diablo ha dejado vacío.

La mayor parte de los RPGs modernos se desarrollan en genéricos mundos medievales arturianos, combinados con la fantasía de J.R.R. Tolkien. Sin embargo, Titan Quest trata de diferenciarse con una perspectiva más "histórica", pues se desarrolla en Grecia antigua (en otras palabras, el mundo de Xena: Warrior Princess), donde el jugador (interpretando a los típicos arquetipos de guerrero o mago con diversas combinaciones de atributos) debe exterminar la plaga de malévolas criaturas que los titanes olímpicos desataron sobre la nación. A fin de cuentas, la diferencia es meramente cosmética, pues no es muy diferente luchar contra sátiros y centauros que contra los orcos y trolls de otros juegos... pero es muy entretenido y satisfactorio. Al menos "satisfactorio" en la versión artificial y electrónica de la palabra.

No, Titan Quest no tiene un ápice de originalidad, pero para quienes esperan con impaciencia el largamente prometido Diablo III (y que tal vez vieron renovadas sus esperanzas tras el reciente video que se filtró por Internet), Titan Quest representa una excelente distracción, con horas y horas de adictivo juego y escenario tras escenario maravillosamente diseñado e implementado para funcionar adecuadamente en computadoras de mediano y alto rango. Además, tomando en cuenta que es un juego con un par de años de antigüedad ("prehistórico" en cronología de la industria del entretenimiento electrónico), es bastante barato y con razonables requerimientos técnicos. Yo adquirí mi copia por menos de veinte dólares (incluyendo la expansión oficial) en Steam, el servicio de distribución de Valve Software, que evita los problemas de envío de cajas y discos "reales" con la conveniencia de la compra y entrega digital.

Entonces, quizás todo este rollo de "atributos" y RPGs no significan nada para algunas personas, pero quienes han perdido incontables horas de sueño elevando el nivel de su personaje ("sólo un nivel más y me duermo") quizás encontrarán en Titan Quest un competente sustituto para satisfacer el hambre de juego al estilo de Diablo... a menos que ya estén obsesionados con World of Warcraft. En ese caso, lo último que necesitan es otro ladrón de su tiempo libre.

4 comentarios:

Nico dijo...

Tuve la oportunidad de usar este juego y, personalmente, sufrí una decepción por motivos que espero exponer de la manera más clara posible:

-Era como jugar Diablo pero con espartanos (y eso que no soy un "diablero"). Quizá luego de 300 hubiese tenido más impacto.

-La carga era tediosa si consideramos que los requerimientos no eran tan altos pra la época.

-La facilidad con la cual eliminábamos enemigos. (la cacería parecía un picnic)

-Los fallos técnicos como por ejemplo las caídas del sistema al entrar en las cavernas o lo más impresentable en estos tiempos como lo fue el conflicto de compatibilidad con las tarjetas de video ATI, los cuales para remediarlos tuve que descargar algo así como 3 parches.

En resumen para mí fue un juego de esos que pasan sin pena ni gloria, de esos que van a dar al inmenso botadero de juegos no originales-mal hechos

Saludos

Pablo del Moral dijo...

Nico: Ciertamente Titan Quest es una copia de Diablo, pero yo lo tomé como un beneficio y no como una falla. Simplemente buscaba el mismo "gameplay", pero con gráficos más modernos. En cuanto a los problemas técnicos, creo que no he experimentado ninguno, pero entiendo tu problema, pues mi computadora previa tenía una tarjeta de video ATI y me desesperaba la aparente segregación de los estudios de videojuegos que programaban para NVidia. Ahora tengo una NVidia y no tengo quejas, pero me parece injusto que se pongan de parte de un hardware en particular. En fin, desde que compré Call of Duty: World At War sospecho que me quedará muy poco tiempo para el humilde Titan Quest ;-)

Mario dijo...

Pablo,
Hace poco me enteré que estás de vuelta en el cibercomentario, lo cual me parece excelente ya que te seguía de hace varios años en cinencanto.
Decidí escribir en este post porque quiero hacerte una pregunta que tiene relación con videojuegos y cine, ya que, según entiendo, tu estás mas metido que yo en estos mundos, por lo menos más en el segundo.
Quisiera saber si has sabido algo acerca de la realización de una película basada en el juego de Valve Software "Half Life". En la red hay cientos de trascendidos y especulaciones, pero nada concreto. Yo deliro con la posibilidad de que esto se de, ya que el argumento de este juego me dejó "loco", sin contar con su excepcional gráfica(HL2,EP1 y EP2) y ambientación, para mi excelentes.
Bueno, eso es todo por ahora.
Saludos y gracias por seguir derrochando conocimiento y abriendo espacios para el diálogo y la comunicación. (y la discrepancia, por que no decirlo).

Mario de Chile.

Pablo del Moral dijo...

Mario: Muchas gracias por tus amables palabras, y bievenido de nuevo al foro. En cuanto a tu pregunta sobre la película de Half Life, tengo la misma información que tú: rumores y optimistas propuestas de los fans. Hasta donde sé, no hay nada concreto y, honestamente, prefiero que sea así. He visto demasiadas películas mediocres basadas en juegos que me gustan, y en cierto modo entiendo que debe ser muy difícil trasladar la emoción interactiva del juego a un libreto pasivo. Entre las mayores decepciones fue Doom, otro juego en primera persona con una trama aparentemente difícil de arruinar... y eso fue lo que ocurrió en su adaptación a cine. Por eso prefiero seguir disfrutando del juego y rezar porque no lo arruinen con una mala adaptación a cine. Pero bueno... el tiempo dirá. Muchos saludos y gracias.