jueves, 20 de noviembre de 2008

Smart People

A pesar de su famoso elenco, la película Smart People no recibió mucho apoyo del distribuidor Miramax, y luego de un corto paseo por festivales de cine fue lanzada a DVD sin gran fanfarria o publicidad. Usualmente eso sería muy mala señal, pero creo que el problema no es realmente su calidad, sino el extraño tono de la historia y sus letárgicos personajes, que impiden la fácil clasificación de esta obra.

En pocas palabras, Smart People es otra de tantas películas acerca de las vicisitudes (reales o imaginarias) de un hombre maduro, incapaz de disfrutar su estable vida quizás por sentir el peso de los años y la extinción de sus sueños juveniles. ¿Logrará rescatarlo el amor?


Esta vez el hombre en cuestión es un profesor universitario (Dennis Quaid), competente pero arrogante, cuya rutinaria existencia cambia cuando una caída lo deja incapacitado para conducir por varios meses. Entonces, para ayudarlo a transportarse, se mete en su vida su hermano adoptivo (Thomas Haden Church), un hombre ordinario y comparativamente ignorante pero con mucho más sentido común que el resto de la familia, que incluye a una hija adolescente con obsesivas ideas políticas (Ellen Page) y un hijo universitario con gusto por la poesía (Ashton Holmes). Y por si no fuera suficiente, también empieza a vislumbrarse un poco de romance en la vida del profesor, cuando su doctora (Sarah Jessica Parker) empieza a insinuar la atracción que existe entre ambos.


Suena como una perfecta receta de melodrama romántico, capaz de generar igualmente lágrimas y risas mientras nos enseña algunas verdades sobre la naturaleza humana. Algo así como Little Miss Sunshine o Juno, pero con énfasis en el público masculino maduro. No obstante, por diseño o por azar, la película resulta demasiado pretenciosa y solemne para alcanzar esa satisfactoria mezcla de drama y humor. No es un error fatal pero, como dije, la hace más difícil de clasificar y, por lo tanto, vender.


El mejor elemento de la cinta es Thomas Haden Church, repitiendo el papel que usualmente interpreta: un hombre tosco pero afable, con más entendimiento de la humanidad que los pretenciosos "intelectuales" que lo rodean. Y aunque no sea muy original en su desempeño o diálogos, Church tiene genuino talento para ese tipo de roles, y funciona como el eje emocional de la película, representando un respiro de los pesados y auto-destructivos personajes que emplea la trama.


Por su parte, Dennis Quaid entrega una actuación sólida y creíble, aunque no muy profunda o emotiva. Supongo que la frialdad que exuda es necesaria para transmitir el estado anímico de su personaje, pero en ocasiones parece que simplemente no le interesa mucho su papel. Finalmente, la joven Ellen Page sigue tratando de escapar la sombra de Juno, y aunque su personaje es totalmente distinto, el estilo de la joven actriz le da una similar actitud y tono; me gusta el trabajo de Page en casi todas sus películas, y es obvio que puede interpretar muy bien ciertos papeles, pero quizás carece de rango para extender su interpretación a personalidades distintas a los que le hemos visto hasta el momento.


Creo que ha habido mejores películas sobre hombres atravesando su crisis de la edad madura (la mejor es probablemente American Beauty, pero también merecen mención Sideways, Wonder Boys y Iron Man -¡ja!-), pero a pesar de avanzar con excesiva lentitud y dar demasiadas vueltas antes de llegar al obvio final, Smart People tiene suficientes momentos interesantes y comentarios sarcásticos para merecer una tenue recomendación. No es muy graciosa ni sincera, pero el perfecto elenco ayuda bastante a hacer más digerible el pesado libreto. Y, en el mejor de los casos, podría servir como una irónica advertencia para quienes nos acercamos a esa peligrosa edad.

Calificación: 7

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que esta película llegue a mi video-club rápido, me interesó la película después de leer su crítica (así como pasó en innumerables ocasiones con cinencanto). Ahora ya que tocó los título de Juno y Iron Man (la cual por cierto no había notado que toca un ligero tema de hombres acercándose a la edd madura) ¿Qué tal le parecieron esas cintas? Ambas me gustaron, pero creo que cuando ví Juno estaba de muy buen humor que me gustó mucho, aún cuando por ratos me pareció demasiado conveniente, quiero decir: A la chava todo se le da fácil, en los ojos equivocados esta cinta podría decirle a las chicas "adelante un embarazo prematuro no es tan grave", así también como contradictoria, me refiero a la adopción por parte de la señora, no quiero dar el spoiler. Pero también me gustó que no tomaran caminos fáciles.

Y IRONMAN pues me pareció perfecta, toda la acción, lo aterrizado del tema que lo mismo atrae a fanáticos y público casual y como olvidar las referencias a los comics: la armadura clásica, Jensen y el final que me hizo recordar la serie CIVIL WAR.

Bueno, mejor me calmo y no le quito mas su tiempo. Gracias por sus críticas. Que le vaya de mega-lujo.
ATTE
IMPALA.

M. U. R. Valdez dijo...

Pablo: cuando comenzaste el blog me parecías un poco apagado,pero con el tiempo se nota la emoción que pones en las críticas: ¡qué bien! Por lo demás, veré esta peli (cuando haya tiempo, por supuesto). Por cierto, hay una crítica que espero con ansias, y espero poder leerla aquí. No he visto la peli y ni esperanzas de que el estreno se vea cerca aquí, pero ya me formé mis ideas (claro, son muy bajas mis expectativas), pero me gustaría mucho saber qué opinas de ella. La peli es Crepúsculo, que me parece perfecta para analizar las extrañas ideologías de los jóvenes de hoy, junto a HSM y otras pelis un poco bobas.

Un saludo y ¡sigue así!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Disfruté mucho de Juno y de Iron Man, aunque no perfectas. Pienso que Juno es más una fantasía que un drama real, por lo que no me molestó lo ideal de muchas situaciones. Y en cuanto a Iron Man, me gustó tanto la parte "humana" de la historia, que la batalla final me pareció casi obligatoria e innecesaria. Muchas gracias por tu comentario y por visitar el blog.

M.U.R. Valdez: Gracias por tu observación. No puedo negar que en ocasiones me cuesta trabajo encontrar la energía para escribir sobre alguna película que no me entusiasmó mucho. Pero bueno... espero no caer en eso demasiadas veces. En cuanto a "Crepúsculo", ya publiqué la crítica, y espero que coincidas con ella, aunque no podría compararla con HSM3, porque no he visto ninguna de ellas. Muchos saludos y gracias. Por cierto, no sé si te había elogiado el ícono que usas... yo también soy fiel seguidor de Dexter, que considero una de las mejores series de televisión contemporáneas... muchas veces mejor que gran parte de las películas que se exhiben en cines.