miércoles, 5 de noviembre de 2008

Feast II: Sloppy Seconds

En el 2005 la película Feast dividió a sus espectadores, lo cual fue al menos señal de que intentó hacer algo fuera de lo común. Algunos la denunciaron como una vulgar y excesiva colección de clichés, mientras que otros (entre los que me incluyo) aplaudieron su audacia y su brillante sátira de esos mismos clichés, que ciertamente se usaban en la trama, pero sólo como punto de inicio para torcerlos, replantearlos y al final destruirlos, en contra de las fáciles expectativas de la audiencia.

Ahora, Feast II: Sloppy Seconds seguramente generará igual número de fanáticos y detractores, pues si bien cuenta con un elenco menos notorio, definitivamente extiende sus excesos de violencia, mal gusto y crueldad hasta niveles pocas veces visto, pero siempre balanceándolos con una sana dosis de humor negro que contribuye a hacer asimilables hasta las más grotescas escenas.

La trama comienza literalmente momentos después del final de la primera película, en la que vimos el ataque de varios enigmáticos monstruos sobre una aislada cantina en mitad del desierto; esta vez presenciamos la invasión de un pueblo entero, donde un grupo de personajes hace lo posible por defenderse y escapar. Entre ellos están un par de sobrevivientes de la cinta previa, algunos otros tangencialmente relacionados con las víctimas devoradas en la cantina, y varios personajes nuevos, incluyendo una pareja de luchadores mexicanos, un despreciable vendedor de autos y una banda de rudas motociclistas con el doblemente irónico nombre de "Bleeders" (Sangradoras). Sobra decir que nadie está a salvo y que realmente no hay héroes en la película. De hecho, al igual que en Feast, parecería que el director nos reta a ponernos de parte de los desagradables personajes, entre los que no hay uno sólo que pudiera considerarse como una persona decente o "normal" (bueno, quizás la abuela... lástima que el destino le depare un fin tan indigno).

Y lo asombroso es que el director John Gulager realmente logra que nos interesemos en los personajes, a pesar de mostrarnos una y otra vez su mala actitud y su nula moralidad (como ejemplo, hay una escena en la que un hombre golpea a una mujer joven e indefensa... y no es una bofetada, sino una golpiza brutal y sangrienta, mientras que el resto de los personajes lo ven con apenas un atisbo de interés en sus ojos... y ese hombre resulta ser uno de los menos desagradables). Tambíen conviene notar que, entre la dinámica dirección, cruda cinematografía y frenética edición, el director se las arregla para ocultar momentos de humanidad, sensibilidad y optimismo que, por breves que sean, enriquecen la narrativa, y evitan que la cinta se convierta en un desfile de sangre, tripas y otras variedades de fluidos corporales, tanto humanos como monstruosos. Por cierto, hablando de frenética edición, será agradable para los fans del cine de explotación notar que la fluida cámara de Feast II: Sloppy Seconds se especializa en captar "accidentalmente" traviesos atisbos a los amplios escotes y turgentes traseros del atractivo elenco femenino. Creo que algo similar quiso lograr Tarantino en Death Proof, sin conseguirlo de manera tan casual y afable como en esta cándida secuela.

La principal falla de Feast II: Sloppy Seconds (habrá quienes digan que la película entera es la falla) radica en los efectos especiales. Hay varias escenas (particularmente las que se desarrollan en techo de un edificio) que muestran horrible recorte de pantalla azul, por no mencionar las ocasionales instancias de la siempre evidente sangre digital. Y los muy estimados efectos prácticos de látex y sangre artificial también se quedan cortos. Uno de los mejores atributos de la primera película fue mantener a los monstruos en las ambiguas sombras para acentuar el misterio y la amenaza, y al mismo tiempo que disimular las limitaciones de su manufactura. Por el contrario, la secuela se desarrolla casi por completo a plena luz del día, y la cámara nos da bastante tiempo para ver de lleno a las criaturas y apreciar su obvio origen plástico. Supongo que en cierto sentido ese desenfado semi-"amateur" forma parte del encanto de la película; pero en varias instancias corre el riesgo de convertirse en algo risible (como en el caso de un ojo enorme, ubicado donde uno menos lo esperaría).

Creo que me gusta más el elenco de la primera Feast, pero no cabe duda que la secuela excede a la original en todo lo demás (y no quiero ni pensar hasta dónde llegará la tercera parte, Feast 3: The Happy Finish, que se filmó al mismo tiempo que la segunda). Habiéndolo dicho, el lector tendrá que determinar si eso es bueno o malo. Para mi fue obviamente excelente, y disfruté mucho la experiencia que superó mis moderadas expectativas. De cualquier modo, como siempre, advierto que Feast II: Sloppy Seconds no es para todos los gustos, pero para aquellos que hayan disfrutado películas como Planet Terror, Wrong Turn 2: Dead End y Doomsday, será otra refrescante dosis de subversión e irreverencia, después de tantas recientes decepciones en el cine de terror.
Calificación: 8.5

9 comentarios:

@lfredo dijo...

Pues yo soy uno del grupo que le gustó Feast, pese a que particularmente no soy seguidor de ese género de películas (quizá ese detalle dé cuenta de los méritos de esta peli). Lo único criticable de ella, aunque lo comprendo por su limitado presupuesto, son sus primitivos efectos y sus muy artesanales monstruos. Pero de todas formas esos detalles, según creo, le dan un encanto muy particular.
Bueno, gracias a tu post ahora estoy seguro que la secuela no me desepcionará para cuando la vea

Saludos.

Anónimo dijo...

Siguen como productores Matt Damon y Ben Affleck??, si es asi por que sera que no le han metido mas dinero, si la primera les funciono.

De cualquier forma tus comentarios me inspiran a verla, apenas y me entere que habia una segunda y tercera parte. bye

Pablo del Moral dijo...

@lfredo: He leído algunas opiniones opuestas, según las cuáles la segunda película no funcionaba muy bien para quienes habían disfrutado la primera. A mi me gustaron mucho las dos, y espero que coincidas cuando tengas oportunidad de verla.

Anónimo: No recuerdo haber visto los nombres de Damon y Affleck en los créditos, y tampoco aparecen en IMDb; supongo que sólo aparecieron como productores porque la primera película fue parte de su programa de televisión "Project Greenlight", y como las secuelas son independientes ya no participaron ni como nombres de prestigio. Pero francamente no siento que hayan sido necesarios para el éxito de la primera, de modo que no se les extraña nada en la segunda.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu critica a la pelicula, ademas de ser desde siempre un admirador del genero de terror y ciencia ficcion, me da gusto haber encontrado este lugar para orientarse sobre las nuevas producciones y tener un antecedente valido de si la veo o nop.......... gracias y saludos Pablo

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Muchas gracias por tu comentario. Exactamente ese era el propósito de Cinencanto, que ahora pretendo continuar en Imagen en Negativo. Espero que sigas encontrando útiles las críticas, aunque siempre desearía tener más tiempo para escribir sobre más películas.

Vick dijo...

Pues Feast 2 no estuvo mal, la verdad si, como dices supera a la primera en viscosidades y jaladas, (esa autopsia al monstruo:(aghh ) pero no en dinamismo, sobretodo a la mitad del filme donde siento se atora un poco el fluido de la narrativa, los personajes son tan comunes y llenos de fallas que se pueden identificar con la audiencia, por eso que nos llega a interesar loq ue les pasa, aunque no son tan simpaticos como los de la primera, me hubiera gustado ver actores reconocidos en esta, ya que cualquier actor la disfrutaria como Lance henricksen, robert englund o tony todd, solo clu gulager es el que reconoceran los fans. La golpiza a la mujer que dices esta justificada (si viste la primera) y en el mundo de este director todo es posible, asi que no me parecio mejor que la primera pero esta muy bien :)

Pablo del Moral dijo...

Vick: Entiendo lo que dices, pero creo que la adición de actores famosos podría romper esa tensión de saber que todo personaje puede morir en cualquier momento. Si tuvieras a Henriksen o Todd como obvias estrellas, quizás la cinta perdería esa impredecible cualidad de la separa de otras similares. Por otro lado, quizás el director pudo ponerlos como anzuelo, y luego matarlos sorpresivamente. Supongo que nunca lo sabremos ;-) Saludos!

Anónimo dijo...

A mi me gusto mucho FEAST, la cual es una película muy divertida y entretenida. Esta secuela no me gusto, yo esperaba ver algo similar o mas que la anterior, el hecho de que ahora es un pueblo y la acción es de día contrasta con la atmosfera de encierro y terror de la anterior, los personajes no son carismáticos ni entrañables, el humor negro como que brilla por su ausencia, admito que tiene buen gore pero si hay una parte en donde el director se paso un poco de la raya es en la escena del bebe que yo la considere irritante, tal vez no sea para tanto, pero como que esta fuera de lugar porque en FEAST paso algo similar pero ese hecho si tiene un efecto en uno de los personajes principales y aquí no pasa nada simplemente se termina la escena y a lo que sigue. Ya que esta película es solo un puente espero que la 3ª. sea mejor, en mi opinión.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Uy. En mi humilde opinión, la tercera fue la peor. Pero ojalá no te decepcione tanto como a mi. Gracias y saludos!