viernes, 23 de noviembre de 2012

La Entrega Inmediata (Premium Rush)

Los guionistas rara vez alcanzan niveles de "estrella" en Hollywood, pero entre los pocos que lo han logrado sin duda está David Koepp, responsable (al menos parcialmente) por éxitos como Jurassic Park, Mission: Impossible, y Spider-Man. Sin embargo en su faceta como director ha tenido menos suerte, lo cual me inspiró cierta desconfianza hacia su más reciente película, La Entrega Inmediata; afortunadamente esta vez Koepp mantuvo su ambición al mínimo y su agilidad narrativa al máximo, realizando una obra entretenida, emocionante... y con tantos clichés que se vuelve demasiado previsible.

El protagonista es Wilee (Joseph Gordon-Levitt), un experto mensajero en bicicleta que abandonó la carrera de Leyes para pasar sus días arriesgando la vida entre el tráfico de Nueva York, ganando unos cuantos dólares por cada entrega exitosa. Pero, claro, la recompensa real es la sensación de libertad absoluta, y la adrenalina que corre por sus venas mientras evade taxis, peatones, y hasta a la policía, todos los cuales odian a este creciente gremio de amenazas en dos ruedas. Sin embargo, el talento de Wilee se pondrá a prueba cuando acepta un trabajo aparentemente normal que oculta un misterio y atrae la atención de individuos muy peligrosos que no se detendrán ante nada para arrebatar el paquete que prometió entregar antes de las 7:00 PM. Entonces, en contra del reloj y con ayuda de algunos leales amigos, como la tenaz Vanessa (Dania Ramírez), Wilee intentará completar la entrega más peligrosa de su vida.

Con una historia tan simple (básicamente una persecución de noventa minutos), el director tomó la acertada decisión de jugar con “flashbacks” para cambiar la perspectiva de la trama conforme nos enteramos de ciertos detalles antes desconocidos. Adicionalmente Koepp maneja un estilo visual muy atractivo para hacernos partícipes del vértigo y velocidad que experimenta el protagonista en su frenético recorrido. Hay abundantes tomas con cámara subjetiva realizada con impecable precisión técnica (excepto en algunos efectos digitales demasiado obvios); ingeniosas "visualizaciones alternativas" cuando el mensajero decide en una fracción de segundo la ruta que le salvará la vida (y la de otros); y muy útiles vistas aéreas estilo Google Earth para ubicarnos en el mapa de la ciudad y orientarnos sobre la posición del protagonista, sus rivales y su destino. En otras palabras, Koepp echa mano de todos los trucos posibles para distraernos de su plano argumento y excesivo uso de clichés.

Afortunadamente la estrategia funciona mejor de lo que yo esperaba, y aunque La Entrega Inmediata será rápidamente olvidada, no puedo negar que su falta de ambición y sencillez narrativa trabajan a su favor, ofreciendo una experiencia pura y dinámica que toma esas fallas y las convierte en atributos. Desde luego ayuda mucho tener un actor carismático en el papel principal; y no diré que la actuación de Joseph Gordon Levitt sea buena... de hecho, ni siquiera hay mucha "actuación"... pero su habitual intensidad y compostura bastan para darle sustancia a un personaje plano y prefabricado (¡un rebelde que solo obedece sus propias reglas! ¡Y su bicicleta no tiene frenos! A ver si algún día intento eso con el coche). El resto del elenco es aún más desechable... con excepción del villano principal. Michael Shannon ha demostrado notable talento en cintas como Revolutionary Road y Before the Devil Knows You‘re Dead, pero en La Entrega Inmediata exagera tanto que parece una mala broma a costa del espectador. Su villanía es tan cómicamente "extrema" que se convierte simultáneamente en antagonista y "comic relief", lo cual parece una decisión bastante arriesgada. Pero bueno... en vista de que todo lo demás es genérico, terminé aceptándolo como uno de los escasos rasgos originales de la cinta. Además, me hizo reír varias veces, lo cual no pasa seguido con otros villanos.

Entonces, La Entrega Inmediata es prueba fehaciente de que no hace falta ser una gran película para entretener al público y dejarlo satisfecho al salir del cine. Como dije, no es la cinta más memorable, ni incursiona en nuevos terrenos del cine de acción (aunque quizás lo haga para el sub-sub-sub-género del "thriller ciclista", que no veía desde los ochentas), pero su ligereza y energía la hacen una opción bastante recomendable para un fin de semana demasiado apacible, que necesita una inyección de vida. En cuanto a la veracidad del sub-mundo urbano que nos presenta, con mensajeros en bicicleta como modernos "aventureros"... no lo trago. Y supongo que tampoco deben ser TAN destructivos e irresponsables como los pinta la película. Pero ese es exactamente el punto... escapismo divertido e intrascendente que no debe tomarse muy serio. Si esta es la ruta futura de David Koepp, lo felicito; menos nominaciones al Óscar, pero más diversión para todos.
Calificación: 8

3 comentarios:

luietein dijo...

qiubo, como estás?
no he visto esta cinta, pero parecer ser, por lo que comentas de ella que es una copia de QUICKSILVER, quien fué esteralizada por Kevin Beacon, allá por los ochenta, en ella el era corredor de bolsa venido a mensajero por situaciones de malas decisiones en la bolsa; y si mal no recuerdo, hay un narco quien solicita servicio de mensajería para entrega de sus paquetes. Te imaginaras el resto, persecución al máximo hasta el enfrentamiento final, cinta llevadera, me gusto por que en ese entonces yo volaba con mi bicla de carreras e intentaba los trucos de las mongoose, que estaban de moda en aquellos ayeres; me tildaban de loco por realizar piruetas con mi bicicleta, a la cual le retire frenos por poder hacer las maniobras; en esto me identificó con los personajes de la película. Veré PREMIUM RUSH, con la visión de la anterior QUICKSILVER. Hasta pronto

Pablo del Moral dijo...

luietein: Muchas gracias por ese resumen de Quicksilver. Tengo un nebuloso recuerdo de haberla visto en algún momento, pero no sabía que su argumento era tan similar a Premium Rush. Y sí, yo también recuerdo aquella época de acrobacias ciclistas en el parque... buenos tiempos. Saludos y feliz semana!

Andrea Carrillo dijo...

Las tramas son similares, pero Entrega inmediata evoca a los cambios de tomas para narrar la historia. Yo vi la película en HBO online y considero que es de esas historias para ver una y otra vez, no es cansada y la te mantiene al límite hasta el último momento.