jueves, 24 de mayo de 2012

The Secret World of Arrietty


Sentía un poco de inquietud sobre The Secret World of Arrietty, pues aunque me gustan mucho las películas del Estudio Ghibli, ésta no fue dirigida por el legendario animador Hayao Miyazaki. Entonces, como muchos otros fans, tenía dudas sobre la calidad de un producto que no hubiera surgido directamente de las manos del maestro (bueno, quizás exagero un poco). Afortunadamente no hubo motivo de preocupación, pues si bien The Secret World of Arrietty no me pareció la mejor cinta de Ghibli, ciertamente cuenta con valores visuales, emocionales y artísticos de nivel comparable con sus predecesoras. E incluso si ignoramos la obra previa de Miyazaki, esta nueva cinta representa una maravillosa experiencia para toda la familia, que nos muestra el valor de la animación tradicional y lo que puede lograrse en una cinta infantil cuando nadie dice "¿Qué importa? Es solo para niños".

Basada en la novela The Borrowers de Mary Norton (la cual fue previamente filmada en 1997), The Secret World of Arrietty comienza con la llegada del niño Sho (voz de Ryûnosuke Kamiki) a la casa de campo de su tía Sadako (voz de Keiko Takeshita), para pasar unos días de reposo antes de someterse a un peligroso procedimiento médico. Lo que no sabe Sho es que en la misma casa habita una familia de minúsculos humanoides, llamados "prestadores", los cuales se mantienen ocultos en el sótano y las paredes, y solo salen ocasionalmente para "tomar prestados" pequeños objetos y provisiones (como galletas o azúcar). Pero cuando Sho descubre accidentalmente a la pequeña Arrietty (voz de Mirai Shida), pone en peligro el secreto que los ha mantenido a salvo durante muchas generaciones. Y lo peor es que Sho no es el único que conoce el secreto…

Creo que The Secret World of Arrietty es la película más "normal" del Estudio Ghibli, pues se desarrolla (más o menos) en el mundo moderno, y no hay dioses, monstruos ni similares criaturas místicas (bueno, con la excepción de los "prestadores" mismos). Esto quizás resta un poco de la "magia" característica de las obras de Miyazaki, pero por otro lado promueve un estilo visual más atractivo y accesible, lo cual aprovecha el director Hiromasa Yonebayashi para crear entornos y escenarios de impresionante belleza, justamente porque reflejan sitios reales. En otras palabras, no veremos los bosques embrujados de Princess Mononoke, ni los coloridos paisajes submarinos de Ponyo; pero eso no resta un ápice de la riqueza visual con la que se plasma el jardín de la casa, el sucio sótano, o hasta el espacio detrás de las paredes, lleno de misterio y sorpresas cuando lo contemplamos desde el punto de vista de los "prestadores".

En lo que respecta a la narrativa, Yonebayashi duplica la fórmula de Miyazaki, combinando elementos fantásticos con prosaica realidad en la proporción justa para mantener un equilibrio natural que nos invita a aceptar la premisa sin cuestionamientos innecesarios. Y, claro, el libreto pone enorme atención en la formación de personajes integrales y creíbles, de modo que podemos sentir genuino afecto por ellos e interesarnos en su destino, sobre todo cuando corre peligro por amenazas externas. Pero Yonebayashi no solo está siguiendo los pasos de su mentor; también se nota el talento como director por derecho propio en muchas escenas de increíble delicadeza visual y enorme impacto emocional. Para no revelar demasiado señalaré una secuencia casi al principio de la película, donde Arrietty y su padre Pod (voz de Tomokazu Miura) realizan una expedición nocturna al interior de la casa en busca de azúcar y papel. Los trucos y herramientas que utilizan para navegar el "mundo gigante" muestra ingenio creativo y un tácito entendimiento sobre la "fisica de lo pequeño" como no había visto desde A Bug’s Life (por ejemplo, notar la escala correcta del agua, cuya tensión superficial no se altera arbitrariamente para encajar en el mini-universo de los prestadores). El suspenso que nos hace sentir esta secuencia rivaliza el de muchos costosos y elaborados thrillers recientes.

Pero, por encima de todo, The Secret World of Arrietty ofrece un mensaje de optimismo, humanidad y tolerancia que se siente más sincero por no ajustarse a los esquemas del cine hollywoodense. El final agridulce quizás desconcierte a algunas personas, pero se ajusta a la visión general de Miyazaki, donde las acciones tienen consecuencias, y no todo en la vida se resuelve mágica y convenientemente como esperábamos. Esta rara actitud de no simplificar el nivel narrativo solo porque se trata de una película familiar es lo que hace tan satisfactorias las cintas del Estudio Ghibli y, en mi humilde opinión, las vuelve indispensables para todo aficionado de la animación, sobre todo los que estén un poco decepcionados por el rumbo que ha tomado el medio en manos de los mercadólogos y ejecutivos de estudios como Disney y DreamWorks. Y aunque el veterano Miyazaki no lleve las riendas del Estudio Ghibli, parece garantizada la continuidad de su legado, lo cual me alegra mucho y calma todas mis inquietudes sobre sus futuros proyectos. No habrá mucha magia en la historia de The Secret World of Arrietty, pero no hace falta cuando la magia se encuentra en el proceso artesanal de su creación.
Calificación: 9.5

19 comentarios:

Koolebra dijo...

Estimado Pablo: ¿Crees tú que Hayao Miyazaki , después de adaptar magistralmente la novela "El Castillo Ambulante de Howl" de Diana Wynne Jones, sería capaz de superarse a sí mismo adaptando a una película animada la novela "Juan Salvador Gaviota" de Richard Bach?

Koolebra dijo...

Y antes que se me olvide: ¿Qué calificación le darías a las películas "American Pop" y "Cool World" de Ralph Bakshi?

Anónimo dijo...

Koolebra: Pablo escribió lo siguiente sobre Cool World en el blog de Cinencanto: ""Cool World": 7 (interesante premisa y buenos actores, pero algo no encaja... ¿trata de ser un "noir" o una comedia? Dificil combinación que no logró balancear)"

American Pop queda pendiente de respuesta, porque no ha escrito nada sobre ella hasta el momento.

Saludos!

Koolebra dijo...

Anónimo: La idea original de Ralph Bakshi era hacer una película 100% terrorífica, pero los productores le reescribieron el guión, y Bakshi tuvo que ceñirse a lo que deseaban esos tipos (bajarle la calificación de R a PG-13). Y lo peor de todo fue que Bakshi se negó a usar el pseudónimo de Alan Smithee porque su estilo de dibujo es fácilmente reconocible por el público en general.

Black dijo...

...hay me enamoraaaaste... llevare a las niñas a verla y ya te cuento..!!

Black dijo...

...hay me enamoraaaaste... llevare a las niñas a verla y ya te cuento..!!

Ladylu dijo...

Soy Lourdes

Hola
Quisiera saber en qué país han visto esta peli porque aquí en México ni anunciada está.

Saludos

Ladylu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo del Moral dijo...

Koolebra: ¡Qué interesante idea! No sé si Miyazaki lograría superarse a sí mismo (admito que Howl's Moving Castle no es mi favorita del director), pero sería muy interesante una adaptación de esa novela. La leí religiosamente en mi niñez, hasta que descubrí su significado metafórico. Yo prefería cuando era solo acerca de una gaviota con "speed fever" ;-) Gracias por proponer la idea. En cuanto a Cool World, el buen ANÓNIMO ya te respondió, y no he visto American Pop. Saludos!

ANÓNIMO: Un gran saludo y mi habitual agradecimiento por tu oportuna colaboración. Que tengas una gran semana!

Koolebra: Gracias por ese dato. Imagino que no será fácil para Bakshi exponer sus alocadas ideas en un medio tradicionalmente considerado "para niños". Lástima que los estudios sigan pensando así. Saludos!

Black: Bueno, desafortunadamente no se ha estrenado en México. Yo compré el DVD en Amazon.com... Saludos y mis disculpas por la confusión!

Lourdes: Para bien o para mal, Disney tiene los derechos de distribución de las películas de Studio Ghibli (lo cual explica por qué la versión norteamericana usa voces del Disney Channel); y como no quise esperar a sus caprichos para verla, decidí comprar el DVD de Región 1 en Amazon.com. Saludos y ojalá puedas verla!

Koolebra dijo...

Yo creo que los fanáticos de las películas de Ghibli no estaríamos pasando por esta clase de situaciones si las películas de este etudio tuviesen distribución directa en Occidente.
A propósito, mi tía Sandra es súper fanática de las película de Disney, y yo quise mostrarle algunas películas de Ghibli para que se convenciera de que Disney no es lo mejor. Sin embargo, ella se negó a verlas porque no le tincan. Dime, Pablo, ¿qué puedo hacer para que ella "se trague la pastilla roja"?

Pablo del Moral dijo...

Koolebra: Qué mal que tu tía no acceda a ver las cintas de Ghibli. Pero bueno, si no le interesa, ni hablar... creo que es mala idea imponer los gustos propios en otras personas, pues solo se reducen las probabilidades de que acepten el nuevo material. Es mejor si lo descubren naturalmente, sin presiones. Al menos así me ha ocurrido. Saludos!

Black dijo...

YA NOTE LA ONFUSION... YO MIENTRAS ESPERARE AL ESTRENO EN MEXICO...

Koolebra dijo...

Vaya... y yo que quería hacerle a mi tía un tratamiento Ludovico...

Por otro lado, déjame aclararte que yo no odio todas las películas de Disney. Si bien tu percepción es:
Películas de Ghibli > Películas de Disney
la mía es:
Fantasía > Películas de Ghibli > Resto de películas de Disney.

Pablo del Moral dijo...

Black: Desafortunadamente Disney no tiene buen historial en lo que se refiere a estrenos de Studio Ghibli en México... quizás tu mejor opción terminará siendo DVD. Como sea, desde luego me alegraría que estrenaran The Secret World of Arrietty en cines. Saludos y suerte!

Pablo del Moral dijo...

Koolebra: Yo tampoco odio todas las películas de Disney; simplemente me decepciona que llevan décadas tratando de duplicar el éxito de The Lion King, a costa del brillante legado que les dejó Walt Disney y los "Nueve Ancianos". Como sea, gracias por tu aclaración y saludos!

Alvaro dijo...

Hermosa película.Aún cuando no es una adaptación enteramente fiel (Digo, ¿Hay alguna adaptación literaria que sea 100 % fiel a la obra original) captura en forma emotiva la belleza de la trama, añadiendole incluso algunos matices nuevos.
En ese aspecto, me parece superior a las demás adaptaciones (La de actores reales y la serie animada)

Una película pensada para toda la familia, no sólo para los niños...Aunque probablemente, su falta de acción y humor "moderno" lleno de referencias tal vez hace que pase desapercibida en medio de tantos estrenos comerciales, lo cual es una verdadera lástima.

Pablo del Moral dijo...

Álvaro: De acuerdo... es una lástima que, fuera de Asia, las cintas del Studio Ghibli sean una "curiosidad" cinematográfica que solo ven sus fans, en vez de convertirse en estrenos masivos para que fueran disfrutadas por toda la familia, como fue la intención original de sus creadores. Ni hablar. Saludos y feliz semana!

Koolebra dijo...

Estimado Pablo: ¿Crees tú que este mundo sería mejor si las Fuerzas Aliadas hubieran perdido la Segunda Guerra Mundial y el Eje Alemania-Italia-Japón la hubiera ganado?

Pablo del Moral dijo...

Koolebra: No. Saludos!