sábado, 5 de marzo de 2011

Soy el Número Cuatro (I Am Number Four)

Llevo casi diez años quejándome de películas de fantasía que pretenden capturar el mismo público infantil de Harry Potter. Sin embargo, en los últimos meses parece haber menguado el diluvio de imitadoras. ¿La razón? Se me ocurre que el éxito de la serie Twilight provocó un "cambio de dirección" en los ejecutivos en Hollywood, y en vez de explorar variaciones de "niños mágicos que salvan al mundo", ahora están buscando desesperadamente nuevas instancias de "romances prohibido entre adolescentes con poderes sobrenaturales". Para bien o para mal, Soy el Número Cuatro pertenece a ese naciente sub-género, y aunque no es totalmente mala, tampoco tiene un ápice de originalidad o emoción real. Pero bueno... tal como ocurre con Twilight y sus secuelas, sé que no pertenezco al público meta de la cinta, así que solo podré dar el punto de vista de un anciano “geek“.

El número "cuatro" al que se refiere el título es el joven John Smith (Alex Pettyfer), uno de los nueve extraterrestres del planeta Lorien que se ocultan en la Tierra para escapar la amenaza de los mogadorianos, una raza de asesinos interplanetarios que no descansarán hasta exterminar a sus enemigos y conquistar nuestro planeta (o algo así). Por razones que no comprendí (o no explicaron), los villanos deben matar a sus víctimas en el orden correcto, y al principio de la película vemos cómo exterminan al número 3. Cuando se enteran de eso, John y su guardián Henri (Timothy Olyphant) deciden cambiar sus identidades y mudarse a un pequeño pueblo, donde teóricamente estarán a salvo de los mogadorianos. Al principio su plan parece funcionar, e incluso John ingresa a la escuela local donde conoce a Sarah (Dianna Agron), de quien empieza a enamorarse. Pero cuando alguien captura video del joven usando sus poderes y lo pone en Internet, los mogadorianos saben exactamente dónde atacar...

Traducción: el apuesto y misterioso joven con un secreto se enamora de la inteligente y artística muchacha normal. Y aunque el universo entero se oponga a la relación, su amor es tan fuerte y puro (y casto, desde luego) que trasciende cualquier obstáculo. O al menos así lo parece al principio. Admito que no termina como yo esperaba, pero eso no impide que Soy el Número Cuatro recorra terreno bien conocido, tanto en el cine fantástico como en el romance juvenil. Y no estoy en contra de ello; el director D.J. Caruso ha realizado películas huecas y poco originales, pero bastante dinámicas y entretenidas, lo cual me dio esperanzas de que su nueva cinta tendría elementos rescatables. Lamentablemente es muy poco lo que funcionó (para mi) en Soy el Número Cuatro, pues no logré interesarme ni en los personajes ni en su forzado romance, y mucho menos en los horriblemente trillados conceptos de ciencia ficción con los que pretende adornar su cansada narrativa.

Para empezar... ¿Mogadorianos? ¿Ese fue el mejor nombre que se le ocurrió al autor "Pittacus Lore" (en realidad pseudónimo de Jobie Hughes y James Frey) para los villanos de la novela en la que está basada esta película? Claro, el nombre por sí mismo no tiene importancia, pero es una buena muestra del nivel de creatividad que mantiene la película entera. Los héroes son apuestos jóvenes que parecen modelos; los villanos son calvos y pálidos, con dientes de piraña, y sufren el síndrome de "villano parlanchín", revelando sus planes o hablando de más cuando podrían fácilmente exterminar a los héroes. Los "poderes" de los "lorianos" (?) son suficientemente ambiguos para crear suspenso artificial y para llenar los enormes huecos de la historia. Pero eso sí, su manifestación siempre incluye elaborados efectos especiales para distraernos del horrible libreto. Hablando de lo cual, no me pregunten sobre la motivación de los mogadorianos, o su relación con el planeta Lorien... asumo que todos esos "detalles" se explicarán en futuras secuelas (ya sea literarias o cinematográficas); sin embargo un poco más de respaldo contextual tal vez hubiera ayudado a que me importara más el destino de los protagonistas.

Para ser justos, creo que la película mejora un poco durante los últimos veinte minutos, cuando por fin entra a escena (¿spoiler? Ni siquiera estoy seguro) la alien número 6, interpretada por Teresa Palmer (con los poderes de Nightcrawler), cuya energética actuación inyecta un poco de vida a la tediosa "batalla final" sobre un campo de fútbol americano. De hecho, creo que la cinta entera hubiera sido mucho más entretenida con Palmer como protagonista, en vez de la insípida pareja de Pettyfer y Agron. Pero bueno... quizás le den su lugar en las hipotéticas secuelas. Mientras tanto, estoy indeciso sobre Soy el Número Cuatro. Como fan de la ciencia ficción me pareció blanda y repetitiva; no obstante, el público de Twilight podría encontrar refrescantes las referencias interplanetarias, las batallas con rayos de luz, armas de energía y beagles extraterrestres... por no mencionar al nuevo galán Alex Pettyfer, tratando de robarle fans a Robert Pattinson. Dianna Agron es ciertamente atractiva, y agradezco que pueda hablar sin... las... irritantes... pausas... de Kristen Stewart. Y no puedo negar que me identifiqué un poco (muy poco) con el "sidekick" Sam (Callan McAuliffe), obsesionado con temas paranormales. Entonces, aunque el conjunto de todos estos elementos me haya parecido generalmente aburrido y muy poco memorable, quizás tenga aspectos positivos que pueden satisfacer al espectador en busca de "comida chatarra fílmica", bien servida pero carente de sabor. A fin de cuentas, lo único que aporta la película (en mi humilde opinión) es el miedo a las futuras usurpaciones del género fantástico que seguramente veremos en próximos romances juveniles. Estoy seguro de que en alguna elegante oficina de Hollywood alguien está diciendo: "Es como Twilight, pero con zombies y tiburones".
Calificación: 6

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pablo, esperas algo bueno de Night of the Living Dead: Origins 3D o de Scre4m?

Anónimo dijo...

Hola Pablo, a estas alturas no habra critica de El oso Yogui ni de Una esposa de mentira, verdad??
Jaja Saludos!

Yamir dijo...

Bueh,al menos me saque la curiosidad. Iba a caer porque me gustaria ver batallas de poderes como los que veia de chico,ya saben,series de dragon ball z,saint seiya y demas. Y la verdad es que si,es tortuoso aguantar toda esa escena de romance y demas,solo para ver un poco de peleas d e poderes.

Vamos a un ejemplo muy clasico,superman 2,la vi cuando era muy chico,sin embargo no me aburria las partes habladas,ni siquiera las de clark y luisa,demostrando que si las cosas se hacen bien,repercute en el resultado final,o sea,no te aburris!

ah...un 6?bueno...
entonces iria a ver esta pelicula solo si un amigo que le gusta tambien los poderes me invita,sino no.

salu2

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Honestamente, no sé qué esperar... En el caso de Night of the Living Dead, podría ser una interesante re-interpretación de la seminal película... o un simple truco para ganar dinero a costa de un clásico que ya pasó al dominio público. En cuanto a Scream 4, hay que enfrentar dos tristes verdades: el talento de Wes Craven parece haber disminuido con la edad (como podría indicar la atroz My Soul to Take); y las secuelas de Scream empeoraron con cada número. Espero sinceramente que Scream 4 refute ambas tendencias, pero es difícil esperar algo bueno con esos antecedentes. Gracias y saludos!

Anónimo: Creo que no; en su momento no tuve tiempo (ni valor) de verlas, y ya pasó demasiado tiempo. Mis disculpas y muchos saludos!

Yamir: Pues si tienes gusto específico por ese tipo de batallas, quizás Soy el Número Cuatro te guste más que a mi. La verdad es que el tema romántico no acapara toda la película (como ocurre en Twilight); así que podría darte una agradable sorpresa. En fin, tú decide, y si se te antoja cuéntanos qué te pareció. Saludos!

Anónimo dijo...

La pelicula es buena y aunque se pueda considerar una copia de Crepusculo (ya que en lugar de vampiros y hombres lobo ahora son extraterrestres) yo no pienso que sea asi, yo no he leido el libro en que se basa la pelicula, por lo tanto y aunque es muy claro al publico al que va dirigida que es el adolescente, tiene todos los elementos necesarios para enganchar a todo tipo de publico y no nada mas se hizo para los fans del libro. Una de las cosas que yo critico es el ritmo, empieza bien y despues esta el planteamiento y las preguntas de cajon (de donde es el chavo, el romance, por que lo quieren matar, etc, etc) y es ahi donde falla un poco la pelicula y en la parte final es donde se vuelve a levantar gracias a las escenas de accion y la presencia de Teresa Palmer como bien escribiste. Si la recomendaria no es una gran pelicula pero cumple con entretener y eso (en mi opinion) es algo que no ha hecho Crepusculo en tres peliculas.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Gracias por esa perspectiva de Soy el Número Cuatro. Tampoco leí el libro, pero la verdad esperaba que el director hiciera más con ese tema. En fin, de cualquier modo me alegra que la película te haya entretenido más que a mi. Muchos saludos y suerte!

Anónimo dijo...

Lo mejor de esta película es TERESA PALMER ELLA SE ROBO EL SHOW, la película es buena, pero si la trama se hubiese centrado en esta guerrera otro gallo cantaría sería perfecta la película, bye.

Reynaldo dijo...

Me gustaría saber como se llama la canción que suena cuando la numero 6 esta en la cabaña donde estaba numero 4, y que luego es destruida por ella... quien interpreta esa canción de acción que es definitivamente excelente para la escena de la espectacular Teresa Palmer,..???

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Coincido contigo, y solo me interesaría ver una secuela si Teresa Palmer tuviera mayor participación. Pero no estoy seguro si la recaudación de I Am Number Four justifique otra película. Ya veremos. Saludos y gracias!

Reynaldo: Según esta página:

http://goo.gl/HmBBk

...parece ser "Rolling in the Deep", de Adele. Espero que la ubiques, y suerte!

Anónimo dijo...

" y agradezco que pueda hablar sin... las... irritantes... pausas... de Kristen Stewart"

No, claro, no se puede escuchar directamente la voz que tiene o trata de imitar.
Y si, Teresa merecia una pelicula solo para ella.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: No entiendo bien tu comentario, pero coincido con lo que dices sobre Teresa Palmer. Veremos si en la teórica secuela le dan más escenas. Saludos!

Anónimo dijo...

pablo vales verga que te crees, anda critica a tu madre ridiculo de mierda

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Entendido; así lo haré. Saludos y gracias!

Anónimo dijo...

Bueno,al parecer la película es una mierda,por asi decirlo,no asi el libro. Hoy en dia,Hoolywood produce lo que la gente quiere ver en el Cine,o sea alienigenas,rayos lasers y todas esas "frivolidades" que para los amantes de la ciencia ficción no son justificables sin un buen guión.
Pero como mencioné anteriormente,el cine está creado para personas de menor edad,por que esa es la clase de personas que van al cine hoy en dia. Solo mira Transformers III,pasa lo mismo con esta película,no está hecha para personas buscando algo profundo,si no que se limíta al exeso de efectos,por lo cual está dirigida a niños. Si quieres algo más profundo,lee el libro. La mayoría de las peliculas basadas en un libro,siempre omiten cosas importantes,por qué? porque normalmente las cosas mas importantes no son tan "entretenidas" como las superficiales tales como batallas. La película se hizo por los fans del libro. En resumen,se extraña las películas que contengan un significado contundente,tales como El señor de los anillos,o Matrix,asi que yo creo que para los amantes de Ciencia ficción vayan leyendo un libro,hasta que ha holywood se le ocurra hacer una buena película y no un distorsionismo de un libro para competir o ganar $.

Andrea dijo...

A mi me encanto la película de Soy el numero cuatro es genial :) y anhelo que salga la ''2'' porque en verdad esta muy padre..

me gustaría que Sam se reencontrara con su padre y ver la escena y así

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Coincido en muchas cosas que dices; pero no creo que el problema sea falta de profundidad en los guiones, o la edad del público al que están dirigidas estas historias. Después de todo hay películas ligeras excelentes (Groundhog Day, School of Rock) que no pretenden ser manifiestos filosóficos; y también muy buenas películas infantiles (Toy Story, Ponyo) que no insultan la inteligencia ni de los niños ni de los adultos. Pero estoy de acuerdo en que el exceso de efectos especiales se usa para distraernos de las fallas narrativas de una historia mal planteada. Y lo malo es que el truco funciona, como lo demuestra el tremendo éxito de Transformers 3. Pero bueno... como bien dices, siempre están los libros para encontrar entretenimiento más sustancioso. Muchos saludos y gracias!

Andrea: Hasta el momento no estoy seguro si el éxito económico de I Am Number Four garantizará la creación de secuelas; pero por lo pronto puedes continuar disfrutando la historia en los libros escritos por Pittacus Lore. Saludos y suerte!

Anónimo dijo...

te gusto teresa, la verdad es que si estuviera mejor si ella saliera mas en la película.

la parte donde quema la casa esta impresionante y también cuando salva a cuatro

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Totalmente de acuerdo. Ojalá le den más papeles de acción, porque creo que puede interpretarlos con absoluta credibilidad. Aunque lo más probable es que termine en el más "accesible" mundo de las comedias románticas. Ya veremos. Gracias y saludos!