domingo, 6 de febrero de 2011

Los Ojos de Julia

Antes que nada, me voy a permitir el indulgente capricho de una pequeña editorial para expresar mi desagrado por la frase: "Fulanito de Tal Presenta". En muchas películas (sobre todo del género fantástico, y sobre todo de directores poco conocidos) hemos visto esas engañosas palabras antes del título, como anunciando que algún célebre director fue responsable por la cinta que estamos a punto de ver. Entiendo perfectamente la utilidad comercial de esta artimaña; e imagino que muchos directores jóvenes pueden tolerar la humillación del semi-anonimato a cambio del potencial económico que representa la "aprobación" de un nombre famoso. Pero aún así me parece un truco barato que, además de todo, tiene la "accidental" consecuencia de engañar al público que termina recibiendo "gato por liebre". No sé ustedes, pero conozco mucha gente que aún piensa que The Nightmare Before Christmas fue dirigida por Tim Burton, o que Guillermo del Toro fue el director de El Orfanato, o que Hostel fue dirigida por Quentin Tarantino. ¿Es un problema importante? Supongo que no. Quizás ni siquiera llega a "problema". Y realmente no tengo solución o sugerencia para resolver la situación. A fin de cuentas es otro mal necesario de la mercadotecnia para atraer más personas al cine, o para vender más DVDs. Pero no por eso tiene que gustarme. Fin de la editorial (mis disculpas).

Estuve pensando en eso porque Los Ojos de Julia es otra película "presentada" por un director famoso, en este caso Guillermo del Toro. Dudo mucho que Del Toro haya tenido influencia real en la producción, pero su nombre aparece prominentemente en la publicidad de la cinta. Como sea, es una ventaja y desventaja, pues aunque más gente vea esta cinta, muchos de ellos quizás esperen una de las fantasías sobrenaturales con muchos efectos especiales a las que nos tiene acostumbrados ese realizador, cuando la verdad es que el director Guillem Morales hizo una cinta de misterio son leves tintes sobrenaturales que quizás resulte demasiado modesta para quien esperaba "El Orfanato 2" o "Hellboy 3". En fin, el argumento sigue la investigación conducida por Julia (Belén Rueda) sobre el aparente suicidio de su hermana gemela Sara, quien sufría de una enfermedad que terminó dejándola ciega, lo cual basta para que la policía acepte que la deprimida mujer se quitó la vida. Sin embargo Julia encuentra varias pistas que parecen señalar la existencia de un misterioso hombre en la vida de su hermana... y por lo tanto, un sospechoso obvio en el supuesto crimen. Pero Julia tendrá que apresurarse si quiere descubrir la verdad, pues ella también sufre la misma enfermedad, y su capacidad visual disminuye cada día...

No saben cuánto disfruté la primera mitad de Los Ojos de Julia. El guión plantea un misterio fascinante e impredecible, que realmente me tuvo en suspenso durante largo rato, pues no podía imaginar hacia dónde se dirigía la historia. Los mencionados "tintes sobrenaturales" están muy bien llevados, y nunca llegan a los cansados extremos de "mujer fantasma de cabellera negra" o "espíritu vengativo del pasado". De hecho, hay suficientes elementos para poner en duda la existencia de factores sobrenaturales en el argumento, pues la dirección de Morales se mantiene en esa delgada línea entre realismo y la fantasía, con mucha atmósfera pero anclada al mundo real. Claro, eso no la libra de tener abundantes clichés que serán muy familiares para los fans del terror; desde las persecuciones por oscuros corredores subterráneos que parecen diez veces más largos que el edificio donde se encuentran, hasta el anciano misterioso que advierte a la protagonista sobre el peligro que corre si sigue investigando; sin olvidar, claro, a los incrédulos policías que no toman en serio las desesperadas teorías de Julia. Se trata de una mujer, así que todo debe ser histeria y nervios, ¿cierto?

Hablando de lo cual, Belén Rueda hace un excelente trabajo en el papel dual de Sara y Julia (bueno, solo aparece como Sara durante unos minutos). Sobre todo se valora su actuación durante la segunda mitad de la película, cuando la tensa narrativa inicial empieza a desmoronarse con un brusco giro al melodrama, el cual deja la película firmemente establecida en una fórmula mucho más predecible y convencional, que hemos visto en demasiadas cintas de horror norteamericano. Afortunadamente Rueda mantiene la energía y convicción necesarias para apenas rescatar la cinta y llevarnos a un final apropiado, aunque un tanto cursi. Como sea, me pareció una lástima que Los Ojos de Julia traicione su sólida premisa con una pobre resolución, pero aún así posee suficientes virtudes para recomendarla; por ejemplo, el mencionado trabajo de la actriz principal; el manejo del suspenso y la manipulación de la percepción del espectador; y una ingeniosa secuencia filmada con destellos estroboscópicos que muestra la creatividad visual del director.

No es común que lleguen a México muchas películas españolas, pero me alegra que hayan traído Los Ojos de Julia (gracias al "Guillermo del Toro Presenta", sin duda). A pesar de las reservas que tuve sobre la trama, me gustó el trabajo del director, y solo queda esperar que siga trabajando en el género de terror, pues hace falta gente con ideas originales y buenos instintos sobre el balance entre drama y fantasía. Quién sabe... con suerte en unos años también veremos la frase "Guillem Morales Presenta". Seguiré haciendo coraje, pero al menos sabré de dónde proviene su fama.
Calificación: 6.5

10 comentarios:

Orlando dijo...

Pablo tienes la razón con la editorial, es mas la cosa se torna mas oscura y caradura cuando encontramos frases como
"del Productor ejecutivo de"
o "Del estudio que nos trajo"
ya en esto nos endilgan un "De unos señores que hacen peliculas"

Alex De Large dijo...

Totalmente de acuerdo con la editorial. Sin ir mas lejos el domingo pasado se estreno "El orfanato" en television abierta y la publicidad afirmaba: "Una pelicula de Guillermo Del Toro". O sea que ademas de estar adivinando quien es realmente el responsable de la realizacion de la pelicula tambien tenemos que enfrentarnos a la mala informacion de las empresas que se encargan de distribuirlas y transmitirlas.

René dijo...

Fuera de contexto.

Murió Pete Postlethwaite a principios de este año (Enero 02).

Era un recio actor. Fue cáncer. Aun tuvo energía para interpretar con convicción a un jefe mafioso en The Town (la última película de Ben Affleck).

Siempre lo recordaré por su personaje en el filme "En el nombre del padre". Pese a la intensa interpretación del excelente Daniel Day-Lewisen esa cinta, Postlethwaite se las arregló para robarse cada escena que compartía con "Plainview".

Farewell, Pete.

Saludos,

René

Anónimo dijo...

Al igual que Orlando, me sumo al rechazo por tales frases como "de los creadores de.. blabla" (especialmente cuando "blabla" fue una basura de por sí).

Espero (soy ingenuo quizá) que con el tiempo ese truco engañoso deje de ser tan efectivo como noto que actualmente es. A lo mejor ese sea el día en que alguien sepa quien es Henry Selick cuando uno lo menciona.

GermaX dijo...

De acuerdo con los comentarios de "padrinos" (en este caso de Guillermo del Toro), y cuidadín cuando se jactan que Shyamalan apadrinó tal película (creo que sus películas se quedan a medio camino entre Transformers y Transmorphers).

En cuanto a la película, unas muchachas de prepa me arruinaron la atmósfera, gritaban por TODO, y sin mencionar la escena de los vestidores ¬¬.

En fin, esta película es una especie de "Expedientes Secretos X", es decir, las teorías "sobrenaturales" tienen un anclaje de una manera "realista" (pondría ejemplos pero no quero revelar la trama).

Lo mejor fue esa escena que mencionas de luces estroboscópicas, y en algunos momentos las actuaciones causan un verdadero drama, como la vista subjetiva del antagonista en una de las escenas del hotel, o al principio de la película, donde no sabes si está alucinando o no.

Eso si, la magia que se crea al principio se cae en el preciso momento en que los clichés caen y cuando todo comienza a ser predecible.

Mi califiación: 7.

Pablo del Moral dijo...

Orlando: La única ventaja de esa práctica es que accidentalmente puede funcionar como advertencia: "De los creadores de Garfield" lleva un mensaje mucho más claro que cualquier crítica, no? Pero confío en que cada vez más gente aprende a detectar esas artimañas publicitarias. Lo malo es que ya irán descubriendo nuevas maneras de engañarnos. Estimo que en unos años veremos pósters de películas con "JENNIFER ANISTON - BRAD PITT - ANGELINA JOLIE" en letra grandísima, y en letra pequeñísima: ("se rehusaron a aparecer en esta película"). Ni hablar. Un abrazo y gracias!

Alex De Large: Buen punto... el error se propaga orgánicamente, como un virus ;-) No me extrañaría que fuera un fenómeno planeado. Saludos!

René: Sí, me enteré de esa triste noticia. Muchas gracias por tu sincero homenaje al gran Pete Postlethwaite. Creo que la primera vez que lo noté en el cine fue en Jurassic Park 2; uno de los pocos elementos rescatables de ese desastre. Gracias y saludos!

Anónimo: También me gustaría que Henry Selick (genuino sucesor de Harryhausen) fuera un nombre tan conocido como el de Tim Burton; pero bueno... al menos su asociación con ese director le ha permitido tener una carrera notable, aunque sea en el semi-anonimato. Una cosa por otra. Gracias y saludos!

GermaX: Gracias por tu perspectiva de Los Ojos de Julia; coincido en muchos de tus puntos, y solo lamento que te hayan hecho la experiencia tan mala en el cine. En cierto modo me sigue gustando ver películas en la pantalla grande, pero ese tipo de circunstancias (espectadores parlanchines, errores de proyección, asientos incómodos y horarios inconvenientes) me hacen pensar que cada vez tiene más ventajas ver películas en la casa que en el cine. Y si alguna vez llega a México un servicio como Netflix, ya estaremos servidos. Muchos saludos y suerte!

Orlando dijo...

QUE TAL ESTA? " DEL DIRECTOR DE NOCHE EN EL MUSEO 1 Y NOCHE EN EL MUSEO 2" ....CREO QUE LA HAN USADO YA? ESO ES NO TENER VERGUENZA

Pablo del Moral dijo...

Orlando: Bueno, como dicen en Hollywood, "tu siguiente trabajo depende de tu anterior trabajo". Entonces, mientras tu "anterior trabajo" haya recaudado millones, puedes presumir incluso si fue una horrible película. Lógica de Hollywood ;-) Saludos y que tengas muy buena semana!

Trevinho dijo...

Al margen de que la película cuenta con una excelente producción y actuaciones protagónicas y antagónicas más que decentes, la verdad es que yo no recomiendo en lo absoluto. La primera mitad sin duda es más disfrutable, pues si bien cuenta con un relativamente elevado número de errores (entiendo que de dirección) va sentando las bases de lo que parece puede convertirse en un interesante misterio.

Desafortunadamente, durante la segunda mitad dicho tipo de errores se van multiplicando a la vez que se agravan de forma alarmante, volviendo insostenible y por momentos hasta insufrible la trama.

--Alerta de spoilers--

Por ejemplo, la forma en que los policías "asumen" así nada más que el marido de Julia tenía una relación sentimental con Sara solo por intercambiar llamadas y mensajes con ella. ¿No revisaron los mensajes? ¿Al señor lo obligaron a escribir una carta suicida y ni siquiera intentó defenderse, ni dejar pistas en la letra? ¿Y luego "lo cuelgan" así de fácil? Esas son cosas que no pueden tan solo obviarse, sobre todo cuando la trama después le otorga tanta importancia gratuita al personaje. ¿Por que no le creía nada a Julia ni con pruebas cuando se suponía conocía muy bien la reciente vida de su cuñada? ¿Y aún así no nota nada extraño? ¿Por qué Sara no le contó nada sobre su nuevo "novio"? ¿Por qué no estaban las amigas ciegas en el funeral de Sara? Por supuesto, porque así sería más fácil para Julia atar los cabos. Pero claro, la cosa se trata de tener condiciones arbitrariamente adversas, ¿no?

Esas son algunas fallas "menores", pero luego comienzan las incongruencias pesadas:
¿La niña roba la llave y la deja en el llavero principal de su casa? Y ese cuento del padre libidinoso también resulta demasiado conveniente, ¿no? ¿El cuidador de Julia ya ciega no se presenta en el hospital en 2 semanas y a nadie se le hace raro? ¿El doctor de Julia no le llama para confirmar ningún dato sobre su cuidador? ¿No hay investigaciones sobre aquella desaparición ni nada?
Y luego está el viejo que "advierte" y al mismo tiempo asusta (pareciera adrede) con su aleatorio comportamiento, y luego se "desvanece" al ver al asesino y Julia no se percata de la utilidad del viejo de nuevo sino hasta que lo fríen. Eso de "el hombre sin luz" suena bien y todo pero la verdad no resulta muy creíble pasara desapercibido en un 100%. Tampoco las condiciones que llevaron a "Iván" a convertirse en asesino: "¡Tú no sabes qué es tener miedo! A mí nadie me mira..." Sí, claro... pobrecillo. Luego se descubre que es por la madre pero tampoco resulta muy convincente (sobre todo cuando había logrado emanciparse por propia voluntad)

En fín, dudo haber mencionado ni la décima parte de todos los defectos de dirección (y talvez un poco de guión también) de los que adolesce la película.

No, si solo fueran clichés no me molestaría (mucho), el problema de esta película es que -a pesar de contar con algunas escenas bien logradas- pasa por alto tantas erratas de una forma, a mi parecer, insultante.

Le puse 5 en IMDB.

Pablo del Moral dijo...

Trevinho: Gracias por ese interesante análisis de Los Ojos de Julia. Coincido con lo que dices, pero creo que me fue más fácil disculpar sus inconsistencias porque las considero "normales" en el cine de terror. Claro que eso no las disculpa, pero me facilita "tomar la píldora" ;-) De cualquier modo estoy de acuerdo en que el principio sugiere algo muy original, para derrumbarse cuando toma forma el típico "asesino". Ni hablar. Muchos saludos y gracias de nuevo!