sábado, 17 de julio de 2010

Shrek Para Siempre (Shrek Forever After)

Hace casi una década la película Shrek asombró al público con increíble animación y una hilarante parodia de algunos famosos cuentos de hadas (especialmente las interpretaciones de Disney), sin descuidar la creación de personajes memorables y emociones sinceras. Desafortunadamente la saga declinó en calidad con cada secuela, empezando por Shrek 2, donde se intentó continuar la fórmula con un apresurado libreto de mediocre estructura. Después, en el 2007, Shrek the Third se reveló como un desesperado intento por recapturar la magia, reciclando los mismos chistes y añadiendo temas adultos que parecían inconsistentes con el público infantil. Y ahora tenemos Shrek Para Siempre, el supuesto capítulo final, similar en calidad a su predecesora pero igualmente innecesaria. De cualquier modo supongo que funciona bien como culminación del crecimiento experimentado por el protagonista, lo cual me ha parecido el único rasgo interesante en esta mercenaria saga.

En
Shrek the Third vimos cómo el afable ogro Shrek (voz de Mike Myers) finalmente aceptó las delicias de la paternidad, y en esta nueva secuela lo encontramos como orgulloso padre de tres pequeños ogros, con una vida familiar estable en compañía de su adorada Princesa Fiona (voz de Cameron Diaz) y su fiel amigo, el Burro (voz de Eddie Murphy). Sin embargo hay una delgada línea entre "estable" y "rutinaria", como descubre Shrek cuando empieza a aburrirse del trabajo hogareño, y recuerda con añoranza su época de ogro solitario y refunfuñón. Entonces el maquiavélico Rumpelstiltskin (voz de Walt Dohrn) aprovecha la "crisis de la edad madura" de Shrek para ofrecerle la experiencia de vivir un día como el ogro de antaño, libre de obligaciones familiares y totalmente independiente. Shrek acepta y, desde luego, el trato tiene cláusulas ocultas que podrían cambiar su vida para siempre y destruir la tranquilidad del reino Muy Muy Lejano.

A eso me refería cuando hablé del "crecimiento" de Shrek. Quizás no me han gustado los argumentos de las tres secuelas, pero no puedo negar que sus escritores se esforzaron por mostrar la evolución del personaje principal a lo largo del tiempo. Primero nos mostraron el cambio fundamental en la vida de Shrek cuando conoció el amor; después vinieron las responsabilidades de la vida adulta. Luego la inseguridad de la paternidad, y ahora la crisis de la edad madura, donde el ogro se ve agobiado por la rutina familiar y añora la libertad de su juventud. Quizás esos temas escapen el entendimiento de muchos niños que vayan a verla (y quizás algunos pensaran: "¿Mis papas me odian? ¿Arruiné sus vidas?"), pero sin duda encontrarán resonancia entre los adultos, que verán una medianamente entretenida (aunque muy previsible y blanda) interpretación de sus experiencias en el camino a la madurez. Al menos eso quiero suponer... yo no estoy casado ni tengo hijos justamente para evitar la vida de Shrek - aunque estimo que mi figura y peso podrían ser iguales a los suyos.

Entonces, respeto la audacia de incorporar esos temas en una exitosa saga infantil; sin embargo en un nivel más simple e inmediato, Shrek Para Siempre no me pareció tan divertida o ingeniosa. Su manejo del humor sigue apoyándose en referencias a canciones, personajes y eventos de la cultura popular, esperando que el anacrónico contraste con el mundo de los cuento de hadas siga pareciendo tan fresco e irreverente como hace diez años (ignorando las múltiples películas que han copiado esa barata estrategia). Sin embargo no negaré que hay algunos buenos momentos de humor en las interacciones de los personajes; en particular me gustó la "evolución" del Gato con Botas, y la única risa que me provocó la película fue con una de sus frases. Buen trabajo de Antonio Banderas. Lamentablemente no puedo decir lo mismo de Eddie Murphy, uno de mis comediantes favoritos, cuya contribución a esta saga me parecía uno de sus contados puntos fuertes. En esta ocasión lo sentí forzado e indiferente... quizás por la pobre calidad del libreto, o quizás porque sigue amargado por el Oscar que le robaron hace un par de años. Por lo demás, el elenco hace un trabajo decente, y aunque hay algunas voces de actores de moda (como Jon Hamm, Jane Lynch y Craig Robinson) parecen desperdiciadas en personajes inconsecuentes.

Creo que Shrek Para Siempre no es una mala película. Simplemente es más de lo mismo, y su mejor atributo es que evitó caer en algunos irritantes errores cometidos la cinta anterior (aunque eso no la exime de tener sus propias fallas). Incluso los guionistas parecen cansados de los cuentos de hadas, y para la trama de esta cuarta parte decidieron copiar el clásico argumento de It's a Wonderful Life, con la adición de algunos agujeros lógicos y abrupto “ret-con” que será mejor no examinar. Si DreamWorks Animation hubiera tomado el ejemplo de Disney y hubiera enviado esta secuela directamente a DVD, quizás parecería un producto superior para ese modesto nicho. Pero al posicionarla como evento de verano solo enfatizan sus defectos y nos hacen recordar lo mucho que disfrutamos la original, y lo poco que se le parece esta rancia secuela. Será mejor que me detenga aquí para no darles ideas.
Calificación: 6.5

8 comentarios:

Diego dijo...

Ciertamente, Pablo, es más de lo mismo. Yo soy una de las personas que se ha encariñado con el ogro, pero tal vez la sustitución de cambiar el director a partir de la 3ra película, puede que tenga algo que ver en cuanto al resultado de las últimas entregas. Fue un intento, pero poco lo que se logró.

Alvaro dijo...

Bueno...Al menos... que este es el final de la saga y (me imagino yo) se dejará al personaje tranquilo por un tiempo...Aunque, por otro lado, ya se está anunciando una película protagonizada por el gato con Botas...No sé, no me convence mucho la movida de Dreamworks de estrenar tres películas (Como entrenar a tu dragón, esta y Megamind, que se estrenaré en Octubre) en un solo año...Parece como si se hubiera elegido cantidad por encima de calidad.

petruski dijo...

Pablo: A ti que te gusta oir la voz de los actores que se usaron en la versión original. Tengo una pregunta para ti: ¿Qué te parece la interpretación (vocalmente) que hace Eugenio Derbez como el Burro (animal latoso principal)? No se si la interpretación de Eddie Murphy sea buena, pero la versión en español de Derbez es excelente (tiene una chispa de original, que no creo que lo tengan los demás artistas al traducir al Burro).
¿Qué te parece a ti?
Saludos,
Petruski

petruski dijo...

Shrek 2" es una digna secuela a la exitosa original, y que ha logrado compensar su falta de novedad con un guión mucho más agudo...
Pablo

MAO dijo...

Pablo, cuando resumiste el argumento pusiste al final "reino de Nunca Jamás"... no habrás querido decir de "Muy Muy Lejano" (Far Far Away)?

Simple duda.

Saludos.

Nota: Tal vez deberías responder..

Pablo del Moral dijo...

Diego: Coincido contigo; lástima que la serie haya concluido en una nota tan mediocre. En fin, tendremos que esperar al re-make ;-) Saludos y gracias!

Álvaro: Buen punto. El problema eterno es que, a fin de cuentas, el cine es un negocio, y las compañías productoras quieren vender tanto como puedan. Por otro lado, debo decir que ni Shrek 4 ni How to Train Your Dragon me parecieron de lo peor en animación este año. Veremos si Megamind continúa la tendencia o baja el promedio. Suerte y saludos!

Petruski: Haces una pregunta muy válida que, desafortunadamente, no puedo responder con bases firmes. Recuerdo haber visto la primera Shrek doblada al español, pero desde entonces siempre he preferido las versiones subtituladas, y la verdad es que no recuerdo el trabajo de Derbez como el burro. Veré si puedo pescar alguna de las secuelas en HBO Latino. Y gracias por señalar mi contradicción; lo único que puedo decir es que mi apreciación es distinta después de otras dos secuelas de inferior calidad. Mis disculpas y saludos!

MAO: Muy cierto. Creo que confundí reinos mágicos de distintas franquicias. Haré la corrección correpondiente. Saludos y muchísimas gracias por señalar ese error!

Anónimo dijo...

Personalmente salí muy satisfecho del cine tras verla. Talvez eran mis bajas expectativas pero ciertamente la disfruté. El humor no me sacó carcajadas (excepto por el niño gordito que pedía rugidos)pero me mantuvo sonriendo toda la película y me gustó el ritmo de la historia. Pues eso, tras la decepción que fue la tercera película me sentí como mocoso feliz viendo esta cuarta parte.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: De acuerdo; esta secuela también me gustó más que la tercera. Mi problema fue que el tema no se siente tan fresco, y el humor dejó de ser "subversivo" cuando fue adoptado por tantas otras películas y series de televisión. Pero bueno... sin duda fue un alivio que la saga no terminara en un punto totalmente negativo. Gracias y saludos!