viernes, 9 de julio de 2010

Sed de Sangre (Thirst - Bakjwi)

Seguramente no es coincidencia que Sed de Sangre se estrena en México una semana después de Eclipse. Como sea, me alegra verla en el cine, incluso si es como consecuencia de una débil estrategia para engañar a los fans de los vampiros románticos con el señuelo de otra historia de amor entre "criaturas de la noche". Vaya que se llevarán una sorpresa los miembros de "Team Edward" cuando vean la extraña interpretación del mito vampírico que nos regala el aclamado director coreano Chan-wook Park.

Sed de Sangre
nos presenta a Sang-hyeon (Kang-ho Song), devoto sacerdote católico que trata de ayudar espiritualmente a los enfermos desahuciados en un hospital rural, aunque secretamente sufre por no poder salvar sus vidas. Entonces, para satisfacer su conciencia, se ofrece como voluntario en un peligroso experimento médico que busca la cura de una horrible enfermedad. El procedimiento parece tener resultados positivos… pero con el extraño efecto colateral de darle al sacerdote características de vampiro; se vuelve alérgico a la luz del sol, sus sentidos se agudizan, su cuerpo de atrofia si no bebe sangre... y sus emociones se incrementan a tal grado que no puede evitar enamorarse de Tae-ju (Ok-bin Kim), atractiva esposa de un paciente con cáncer. Por su parte, la joven está cansada de su reprimida vida familiar, y parece agradecer la atención del confundido sacerdote. ¿Podrá sobrevivir un romance en condiciones tan difíciles? Más aún... ¿Podrá sobrevivir la frágil mujer a las exaltadas pasiones de su nuevo pretendiente?

A pesar de su extensa filmografía, la reputación del director Chan-wook Park se estableció internacionalmente con su famosa "Trilogía de la Venganza". Ciertamente me parecieron películas sobresalientes, pero encontré un poco cansado su repetitivo tema. Por eso me entusiasmó ver a Park explorando nuevos horizontes con I'm a Cyborg, But That's OK, del 2006 (una poco tradicional comedia romántica), y ahora con su insólita versión de una historia de vampiros, donde el flujo de sangre es tan impactante como la evolución de los personajes y el torcido camino que sigue su relación. Habiendo dicho eso, tampoco encontré Sed de Sangre exenta de los clásicos vicios de Park: es demasiado larga, la trama toma tangentes innecesarias, y deberemos sobrellevar algunos inesperados cambios de tono que empañan las intenciones del cineasta. Sin embargo cualquier queja se ve compensada por su perfecto manejo de los actores y el característico estilo visual con el que crea imágenes de gran belleza y fuerza narrativa. No quiero que suene como hipérbole, pero la dirección de Park me recuerda las obras de Orson Welles, por el cuidado que pone en cada encuadre, en cada movimiento de cámara. Nada se siente accidental o descuidado; todos los elementos de la película contribuyen a la expresión de las ideas y emociones que Park desea compartir con su audiencia.

Tanto énfasis en estilo y sentimientos podría indicar que Sed de Sangre se aleja demasiado del tema vampírico, pero en realidad respeta los tradicionales preceptos "biológicos" del mito, evadiendo sabiamente las características más fantasiosas y teatrales... lo cual es un modo indirecto de decir que hay abundante sangre y violencia en la película. Y, en la tradición de Oldboy, la violencia es cruda y directa... casi clínica. Estos no son los vampiros sofisticados de Anne Rice, ni los estilizados monstruos de Underworld o Blade. Los personajes de Sed de Sangre son individuos realistas e imperfectos con una extraña enfermedad que pone a prueba su conciencia, y su capacidad para sobrevivir un día más a costa de perder su humanidad. Además, sobra decir que hay tremendo potencial en la premisa de un sacerdote vampiro. ¿Dónde termina la vocación y comienza el instinto? Como uno de los personajes dice acertadamente: "¿Está pecando el zorro cuando se come a una gallina?". Fans de Twilight: este examen de paradojas morales y metáforas existenciales fue lo que impulsó originalmente el mito del vampiro; quizás entiendan ahora porqué tanta gente piensa que su saga "arruinó a los vampiros".

Entre los puntos débiles de Sed de Sangre podría mencionar algunos efectos especiales. No es que estén mal hechos, sino que son poco creíbles desde el punto de vista físico, y en ocasiones provocan más risa que asombro. También habrá que tolerar los mencionados cambios de tono, sobre todo a la mitad de la película, cuando llega un giro brusco que desvía la atención del sacerdote y su "enfermedad", para centrarse en la demencial vida marital de Tae-ju. Sin embargo nada de eso impide recomendarla como una inolvidable experiencia fílmica que yo no clasificaría como "película de terror", sino como un drama pasional con temas sobrenaturales que funcionan como astutas analogías del raciocinio y la espiritualidad nublados por la pasión. Sigo pensando que J.S.A.: Joint Security Area es la mejor película de Chan-wook Park; sin embargo Sed de Sangre le sigue de cerca (mis disculpas para los numerosos fans de Oldboy) gracias a su innovador manejo de temas que parecían arcaicos, y por trascender géneros para convertirse en una imperfecta pero potente película que conviene ver antes de que alguien la arruine con un re-make o "re-imaginación". Casi puedo visualizar en este momento a un entusiasta ejecutivo de Hollywood tratando de "venderle" la idea a Nicolas Cage y Jessica Alba...
Calificación: 9

5 comentarios:

Mito dijo...

Pablo a qué personaje famoso te pareces? que sea real

Mr Soprano dijo...

Pablo, esperaba esta crítica tuya, la ví el año pasado y para mí estuvo en el top 10 del 2009, soy gran fan de Park, su trilogía de venganza es de mis favoritas, en especial "Old Boy" (lastima que para ti no sea asi), y "Join Security Area" también me gusto mucho, no he podido ver la del Cyborg, pero en cuanto la vea por ahi la comprare sin dudarlo, esta última película me encanto, me hipnotizo y me hizo trizas psicologicamente, eso es lo que admiro de Park, que te hace pedazos con su aspecto psicologico en todos sus filmes, por cierto, ¿no has visto su corto de "3 Extremes"?, es el que más me gusto también y esta muy en su nivel, me encantaría que los fans de Crepusculo vieran esta, para que tal vez sufran un infarto o algo parecido con tanta crudeza y buen cine!!! jajaja

Saludos y Suerte!!

Mr Soprano dijo...

Pablo, esperaba esta crítica tuya, la ví el año pasado y para mí estuvo en el top 10 del 2009, soy gran fan de Park, su trilogía de venganza es de mis favoritas, en especial "Old Boy" (lastima que para ti no sea asi), y "Join Security Area" también me gusto mucho, no he podido ver la del Cyborg, pero en cuanto la vea por ahi la comprare sin dudarlo, esta última película me encanto, me hipnotizo y me hizo trizas psicologicamente, eso es lo que admiro de Park, que te hace pedazos con su aspecto psicologico en todos sus filmes, por cierto, ¿no has visto su corto de "3 Extremes"?, es el que más me gusto también y esta muy en su nivel, me encantaría que los fans de Crepusculo vieran esta, para que tal vez sufran un infarto o algo parecido con tanta crudeza y buen cine!!! jajaja

Saludos y Suerte!!

KrlosMI dijo...

Coincido 100% con Mr soprano, y hace poco te habia puesto por ahi que por mucho que me gusten tus reviews no coincidia tanto con el de Oldboy, y tambien esta muy bueno el corto de 3 Extremes, recomendado.

Admito que esta pelicula de desvio mas de lo normal que en sus otras peliculas y no es de las mejores segun mi opinion.

Pablo del Moral dijo...

Mito: William M. Gaines en los años cincuentas, pero con el cuerpo de los noventas. Saludos!

Mr Soprano: Gracias por tu comentario; lástima que tardé tanto tiempo en ver Thirst. En cuanto a 3 Extremes, la vi, pero honestamente no recuerdo bien el segmento de Park; creo que me "clavé" más en el de Takashi Miike, que fue la razón por la que me interesó verla originalmente. Tendré que visitarla de nuevo. Un saludo y mucha suerte!

KrlosMI: Respeto totalmente tu opinión; y creo que muchos de los fans de Park también consideran Thirst como una de sus obras "menores". Sin embargo, quizás por el tema de terror me gustó más que cualquiera de la trilogía de la Venganza. De cualquier modo estoy de acuerdo en que el argumento no es representativo de la obra de Park. ¿O si? A fin de cuentas, la historia también se centra en el colapso psicológico de los personajes, y las consecuencias que enfrentan cuando pierde su humanidad. La razón quizás sea un poco increíble (vampirismo), pero me parecieron temas similares a los que manejó en Oldboy y Sympathy for Lady Vengeance. Al menos en mi humilde opinión. Un saludo y muchas gracias!