sábado, 29 de mayo de 2010

El Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo (Prince of Persia: The Sands of Time)

¿Cómo llegó exactamente el videojuego Prince of Persia a manos de Disney? No importa realmente. El daño está hecho gracias a la mano del productor Jerry Bruckheimer, cuya fórmula para crear "películas evento" sigue tan previsible como siempre: actores jóvenes y atractivos luchando por hacer creíble un argumento incoherente donde no hay propiamente drama, sino situaciones críticas que solo pueden resolverse con persecuciones, peleas y muchas acrobacias, todo ello aderezado con excesivos efectos especiales y los más añejos clichés del cine de aventuras que podamos imaginar.

El argumento de
El Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo es más o menos así: el benevolente Rey Sharaman de Persia (Ronald Pickup) queda impresionado por la valentía y generosidad del huérfano Dastan (Jake Gyllenhaal) y lo adopta como parte de la familia real. Años después, Dastan es injustamente acusado por la muerte del Rey; entonces debe huir con ayuda de la Princesa Tamina (Gemma Arterton) para descubrir al auténtico villano que planeó el asesinato de su padre... lo cual fue tan solo el primer paso de una conspiración para apoderarse de una daga con poderes mágicos, que podría darle el control del mundo a su poseedor.

Rellenando ese tenue argumento hay abundantes digresiones y tangentes cuya única intención es inflar la duración de la película y dar pie a las vistosas secuencias de acción que hicieron famosos a los videojuegos de la franquicia. Quizás sea buen momento de señalar que la última vez que jugué a conciencia Prince of Persia fue a principios de los noventas en una computadora Apple PowerBook, de modo que no estoy muy familiarizado con las recientes secuelas en las modernas plataformas, y por lo tanto no sería capaz de evaluar la fidelidad de la película respecto al material original. Lo que sí puedo decir es que sentí en los huesos la aterradora presencia de un ejército de guionistas convencidos de su capacidad para "mejorar" la historia escrita por Jordan Mechner, creador del videojuego mismo.

Entonces, habiendo establecido que la trama no basta para sostener El Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo, habrá que conformarnos con el espectáculo y sus estrellas, comenzando por Jake Gyllenhaal, quien quedó mucho mejor de lo que yo esperaba como héroe de acción; Gemma Arterton, un poco más relevante aquí que en la tediosa Clash of the Titans; Ben Kingsley como el misterioso asesor del Rey; y Richard Coyle como el heredero de la corona, dividido entre su lealtad al cargo y la sed de venganza contra el hermano "traidor". Sin embargo la presencia más memorable corresponde a Alfred Molina, en el papel de un "sheik" que odia los impuestos y adora las avestruces. Su función es mero "comic relief", y de ningún modo llega al nivel del Capitán Jack Sparrow, pero añade considerable energía a la película y nos da un breve respiro del monótono pseudo-romance entre al Príncipe y la Princesa, y de los grandilocuentes parlamentos sobre dioses, destino, "el Templo del Guardián" y demás genéricos conceptos sacados de cualquier fantasía heroica.

Como sea, hay algunas sorprendentes acrobacias ("parkour" en el Medio Oriente... más parecido a Assassin's Creed, en mi humilde opinión), ingeniosas secuencias de batalla y tantos efectos digitales como pueden pagar los profundos bolsillos de Disney y Bruckheimer combinados. El problema es que, como hemos visto recientemente, los momentos más "emocionantes" de la película resultan ser los más aburridos, y lo más divertido son aquellas fugaces instancias de actuación o humor espontáneo que no costaron millones de dólares, sino que fueron conjuradas por simples actuaciones y honesta dirección. ¿Recibirán el mensaje los productores de estas mega-películas? Por supuesto que no. Pero, como público, tendremos que habituarnos a recibir esas moronas que caen accidentalmente del festín de excesos de Hollywood. Entonces, recomiendo El Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo como modelo de "película de verano" (o invierno, para nuestros lectores australes): mucho ruido, poca sustancia y un par de sonrisas que se filtraron por accidente. Si este es el prospecto de los siguientes tres meses, creo que mejor me quedaré en casa, jugando todos los títulos que me he perdido de Prince of Persia; quizás así estaré mejor preparado para la secuela.
Calificación: 6.5

12 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad nunca me llamo la atencion esta pelicula. Pero dime Pablo que te parecio el finale de Lost.

david dijo...

No deberia ser asi y no la quiero pronunciar como regla general, pero el nombre de Jerry Bruckheimer en una pelicula signica casi siempre un bodrio de talla variada, despues de todo: ¿que mas se puede esperar del productor que hizo CANGURO JACK o COYOTE UGLY? incluso la pregunta ofende no crees; pero a un asi se ve entretenida y la ire a ver para juzgarla con mis propios ojos, gracias por la advertencia pablo. oye hablando de entretenimiento quiero preguntarte, ¿sabes cual es el siguiente proyecto de james cameron? espero que sea la segunda parte de avatar,despues de todo odio la pelicula profundamente por ser pseudo-ciencia ficcion, pero las malas lenguas hablan de una adaptacion de BATTLE ANGEL en manos de james cameron, eso si no se lo perdonaria nunca.

Anónimo dijo...

Pablo: espero ver pronto tus críticas de Defendor, Antichrist, Los Cronocrímenes y The Informers.


Saludos!

Anónimo dijo...

Pablo: espero ver pronto tus críticas de Defendor, Antichrist, Los Cronocrímenes y The Informers.


Saludos!

Anónimo dijo...

otra pelicula evento mas llena de efectos especiales aburridos (al menos a mi ya no me sorprenden ni me emocionan, ya no generan nada preferiria ver una buena actuacion un buen guion con un buen director)
pero seria mucho esperar de peliculas asi en fin desde los cortos se nota por donde iba la cosa , lo que mas me cansa es el cansado y forzado romance y el pseudo humor que he notado en muchas de estas peliculas epicas simplemente me resulta irritante y fuera de tono aparte de que son los mismos chistes rancios,cada pelicula como esta me da cada dia menos razones para ir al cine

Anónimo dijo...

jaja pues a mi me entretuvo bastante es increible como a pesar de los años viendo peliculas asi he adquirido el gusto por contar todos los lugares comunes en este tipo de cintas... a final de cuentas considero que es una mezcla entre matrix... y los comerciales "exoticos" de herbal essences (para quien entienda la referencia)

como sea pase un buen rato sin pensar y eso en estos tiempos se agaradece jajaja

saludos!

arturo.

KrlosMI dijo...

No puedo creer como la c*agaron con esta peli. Enserio, primero deberia llamarse Assassin's creed of Persia (me leiste la mente con ese comentario) y lo de Afred Molina, que es lo unico que salva a esta pelicula del aburrimiento... TOTAL.

No se si eres gamer, yo jugue todos los POP (viejos y nuevos). Obviamente hace referencia a la trilogia de la pasada generacion de consolas, y el Warrior's Within tenian una mega-exelente historia tiempo/espacio con un giro sorprendente y que era dificil de predecir y te quedabas O_O, aunque no es el mejor de la trilogia.

Es una lastima que teniendo tan buen material utilicen uno "propio"=(recoleccion de cliches) y arruinen lo que debia ser una exlente experiencia con mejor utilizacion de temas como viajes en el tiempo.

Nico dijo...

Como en muchas producciones donde el Sr. Bruckheimer mete sus manos, me encontré con un bodrio de aquellos.

De partida el hecho de ser Disney ya nos hace olvidarnos automáticamente de la sangre. El argumento es pobre y los chistecitos forzados nunca me han gustado. Esta cinta descansa total y completamente en las secuencias de efectos especiales que son espectaculares. Solamente faltó la dirección de Bay o de Emmerich para hacer una cinta perfecta a los "estándares Bruckheimer".

Mención especial a Jake Gylenhal que pasó del esquelético "Niño Burbuja" a un héreo de acción con su respectivo aumento de físico.

Parece que en el cine sólo me queda esperar Inception, el último trabajo de un que no defrauda, Christoher Nolan.

Saludos

Alvaro dijo...

No me convence mucho el trailer, pero considerando que el director es Mike Newell, director de la aceptable cuarta parte de Harry Potter, Cuatro Bodas y un funeral y Donnie Brasco, tal vez le de un vistazo...

arianna dijo...

Tienes razón Pablo,¿pero que podemos esperar de una trama en la cual su argumento tiene de base un videojuego? yo solo la quiero ver por las escenas de parkour =P

KrlosMI dijo...

Arianna, te comento que yo jugue todos los juegos, y la historia de cualquiera de ellos es bastante superior a lo que se mostro aca, con interesantes usos en la historia respecto al control del tiempo, asi que me parece que si no se conoce la fuente, no se puede decir lo que se espera.

Muchos juegos (bioshock, mass effect por nombrar grandes) hoy dia poseen historias muy superior a cualquier bodrio que genera el cine, y estan buscando adaptar.

Otros juegos con grandes historias sufrieron mucho por este acto de hollywood, entre ellos Max Payne

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Pues como comenté anteriormente, el final de Lost me agradó en el nivel emocional, aunque me dejó profundamente decepcionado en lo que se refiere a la narrativa. La verdad es que yo esperaba más ciencia ficción y menos "new age". Pero bueno... de cualquier modo ya me había resignado a que no habría respuestas definitivas a los incontables misterios que se fueron acumulando a lo largo de los años. Saludos!

David: No se si Cameron ya definió su siguiente proyecto pero, en efecto, se rumora la adaptación de Battle Angel Alita desde hace diez años o más. Como sea, sospecho que tardaremos otros diez años en enterarnos, en lo que descubre otra mágica tecnología indispensable para hacer la película. Saludos!

Anónimo 2: En efecto, son algunas de las tantas que tengo pendientes. Trataré de hacerlas en cuanto tenga oportunidad. Gracias por el recordatorio y un saludo!

Anónimo 3: La describes con bastante precisión. Pero mientras estas películas sigan haciendo dinero, seguirán haciéndolas... y me temo que contribuí con mi boleto al círculo vicioso. En fin... no espero que las cosas cambien, aunque siempre podemos soñar ;-) Saludos y suerte!

Arturo: Me alegra que la hayas pasado mejor que yo; a mi me aburrió un poco, pero a fin de cuentas no me arrepentí de verla. Y desafortunadamente no entiendo tu referencia a los comerciales de Herbal Essence; tengo que ver más televisión. MÁS, MÁS, MÁS! Saludos!

KrlosMI: Solo jugué el primer Prince of Persia en la PC hace veinte años; pero se que las secuelas de consola evolucionaron mucho, y usaron interesantes paradojas temporales. En cierto modo hicieron algo similar al final de la película, pero supongo que no fue tan bueno como en los juegos que mencionas. Quizás para la secuela... Saludos y gracias!

Nico: Je, je. Buena referencia a "Bubble Boy". Yo también pensé en aquella película cuando vi a Gyllenhaal con musculatura de héroe de acción ochentero. En fin, no puedo negar que me pareció adecuado en el papel, pues no lo considero mal actor. Sin embargo el libreto es un vacío de ingenio, lo cual arruina cualquier elemento positivo que la película pudiera tener. La verdad es que ya estoy acostumbrado. Saludos y suerte!

Alvaro: Uf, pues no quiero disuadirte de verla, pero te aseguro que no hay rastro alguno de Newell... es puro Bruckheimer de principio a fin. Tú dirás... Saludos!

Arianna: Creo que hasta eso te decepcionará, pues aunque hay varias acrobacias interesantes, son parte muy pequeña de la historia. En cuanto a los argumentos de videojuegos, coincido con lo que dice KrlosMI; hay algunos con historias sorprendentemente buenas; lástima que los productores de Hollywood creen poder mejorarlas, cuando en realidad terminan haciendo lo opuesto. Ni hablar. Gracias y saludos!

KrlosMI: Me sumo a tu defensa de las historias en los videojuegos. Call of Duty: World at War me sacó lágrimas al final... Saludos y gracias!