domingo, 26 de agosto de 2012

El Dictador (The Dictator)

A mediados de los ochentas se le dio el nombre de "culture jamming" a un difuso movimiento artístico creado en los años cincuentas, el cual consistía en usar los medios de comunicación como "lienzo" para crear expresiones artísticas que satirizaban los mismos medios de comunicación y la sociedad que creía ciegamente en ellos. Ahora, medio siglo después, el "culture jamming" forma parte del entretenimiento popular gracias al Internet y la televisión por cable, siempre hambrientos de material nuevo y provocativo para atraer a un público cada vez más segmentado. Y no puede negarse que el más exitoso exponente de esta disciplina es el comediante Sacha Baron Cohen, quien supo convertir los medios de comunicación en cómplices (voluntarios o no) de su brutal sátira social, primero en su serie televisiva Da Ali G Show y luego en películas como Borat y Brüno. Sin embargo, para bien o para mal, su nueva cinta El Dictador adopta una forma narrativa más convencional donde se combinan arbitrariamente sus acostumbradas observaciones sobre la cultura norteamericana, y los clichés de las comedias contemporáneas. El resultado es bastante irregular, pero quizás hay suficientes risas y comentarios satíricos para disculpar los momentos tediosos o redundantes.

El dictador del título es Aladeen (Sacha Baron Cohen), tiránico gobernante de Wadiya, un país rico en petróleo y pobre en libertad, donde los caprichos de su "líder supremo" son la ley, lo cual presenta problemas cuando el mencionado líder es profundamente estúpido y egoísta (por ejemplo, Aladeen promulgó el uso de la palabra "Aladeen" como reemplazo de palabras que él no puede pronunciar... como "positivo" y "negativo"). El pueblo obviamente odia a Aladeen y hay frecuentes atentados contra su vida; por eso el dictador usa un doble en presentaciones públicas. Pero cuando el doble es asesinado, Aladeen y su Primer Ministro Tamir (Ben Kingsley) se ven obligados a buscar un reemplazo, y así encuentran al inocente Efawadh (Sacha Baron Cohen), cuyo parecido con Aladeen es tan notable que ciertos miembros del gabinete deciden planear un golpe de estado secreto, eliminando al auténtico Aladeen y usando a su doble como títere para firmar un tratado en las Naciones Unidas que les permitirá saquear los recursos del país. Aladeen escapa milagrosamente su ejecución, y termina perdido en las calles de Nueva York, sin recursos y sin su característica barba... ¿Terminará Aladeen sus días como "homeless", o logrará recuperar su legítimo puesto para seguir torturando a los habitantes de Wadiya?

Es mala suerte que El Dictador se haya estrenado en México tan cerca de El Doble del Diablo, pues sus argumentos tienen similitudes (¡e incluso varios chistes idénticos!) que me impidieron reír con las payasadas de Baron Cohen tras haber visto las atrocidades de un dictador real (bueno, el hijo de un dictador). Afortunadamente el asunto del doble pasa a segundo plano cuando Aladeen se pierde en Nueva York... y entonces la película se convierte en una moderna (y más vulgar) versión de Coming to America. Al mismo tiempo la trama pierde impulso y degenera en una serie de viñetas que explotan al máximo el cliché "pez fuera del agua", donde vemos al dictador usando su habitual insensibilidad y arrogancia mientras trata de buscar empleo y encontrar alguien que crea su descabellada (o desbarbada) historia. Algunas de estas viñetas funcionan perfectamente, tanto en el nivel humorístico como en el satírico, señalando algunos ridículos aspectos de la cultura norteamericana y burlándose de los extremos que ha alcanzado la "corrección política". Pero otras escenas se sienten antipáticas y repetitivas, como si el director Larry Charles creyera que se volverán graciosas si las alarga indefinidamente. Pero bueno, como dije al principio, el balance de chistes fallidos y exitosos tiende a quedar del lado Aladeen, así que mi opinión de la película fue generalmente Aladeen (¡Jo, jo, jo! ¡Usé el mismo chiste que la película!)

En este tipo de comedia rijosa y vulgar no hay mucho espacio para apreciar actuaciones o sutilezas artísticas, pero me gustó generalmente el trabajo de Sacha Baron Cohen, así como sus co-estrellas Ben Kingsley (desperdiciado en muy pocas escenas); Jason Mantzoukas en el papel de un ex-patriado del Medio Oriente que reconoce a Aladeen incluso sin barba; y Anna Faris (ahora con pelo oscuro y muy corto) como "hippie" y activista política que dirige las protestas en contra de Aladeen; su previo trabajo en las cintas Scary Movie la prepararon a la perfección para conservar su dignidad hasta en las más vulgares escenas (como cuando le enseña a Aladeen ciertas... técnicas de "auto-completación"). Entonces, quizás bastarían las risas para recomendar El Dictador, pero además hay que tomar en cuenta su sátira social, muy acertada y mordaz aunque no sea tan extrema como la que vimos en Borat. Y supongo que no fue coincidencia que El Dictador se estrena en año de elecciones norteamericanas, pues el gran discurso final de Aladeen no podría ser más obviamente partidista. En resumen, el "culture jamming" ya cambió de nombre y se integró al "mainstream", pero está en buenas manos, incluso cuando toma la forma de una comedia convencional; en este momento histórico de saturación mediática ya es un milagro que aún subsista.
Calificación: 8

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pablo, has visto la pelicula frecuently asked questions about time travel con Anna Faris y Chris ODowd te la recomiendo es muy simpatica y entretenida. saludos

Abraham dijo...

¿Hubieras preferido el tono narrativo anárquico de Bruno o Borat de nuevo?

Anónimo dijo...

Pablo cuando le pondrías a I Know What You Did Last Summer y su secuela

Anónimo dijo...

Anónimo 2: Pablo escribió lo siguiente sobre esas películas en el blog de Cinencanto:

""I Know What You Did Last Summer": 8 (mismo caso... cuando se estrenó parecía una más de las muchas películas que explotaron el supuesto "renacimiento" del cine slasher -surgido por el éxito de "Scream"-, pero la vi recientemente y creo que logra aportar técnica y seriedad en uno de los géneros más menospreciados del cine moderno; y, claro, las actrices son bastante atractivas...)"

"Le daría 6 a "I Still Know..."; y lo raro es que me pareció que la cinta iba moderadamente bien hasta que aparece el asesino... de ahí en adelante se convierte en un desfile de clichés intolerable. Pero al menos sale Jack Black haciendo su bien conocida rutina."

Saludos!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Muchas gracias por la sugerencia; el tema de viaje en el tiempo me parece fascinante, y había escuchado de esta película, pero dudaba un poco de su calidad. Ahora me apresuraré a verla. Saludos y feliz semana!

Abraham: Buena pregunta... honestamente no sé si El Dictador hubiera funcionado mejor como "documental". Lo que sí me hubiera gustado es una dirección más disciplinada, y quizás un libreto con una estructura más formal, que no fuera simplemente una colección de "sketches". Pero bueno, de todos modos me hizo reír. Saludos y gracias!

Anónimo: Me ganó el veloz ANÓNIMO y respondió tus preguntas. Gracias a ambos y saludos!

ANÓNIMO: Muchas gracias por encontrar esas respuestas, y por tu siempre oportuna intervención. Un abrazo y que tengas una gran semana!

zombidromo dijo...

¡Vaya! hasta que por fin se dignaron a estrenar El dictador, no inventen, creo salió en febrero cuando los oscares, yo sin proponérmelo ya la vi antes y me pareció chistosa, si, no tanto como Borat pero en un buen nivel medio, me gusto ver actores conocidos en el elenco pero desaparecen rápidamente, la excepción fue Ben Kinsley, aparte también me hubiera gustado ver mas secuencias en el país del Dictador del titulo, o sea que fueron unos agradables 90 minutos de comicidad de este señor Cohen. Y para la otra no tarden tanto¡¡

Yamir dijo...

OKas,vi el dictador y muchas peliculas que quise ver desde antes en base a esta pagina,como "contagio" "trust" "teathe bizarre",pero ggrrr un amigo me borro la pelicula "some guy who kills people" pero no sin antes verla el.Q egoista!(y si,le gusto lapeli)

Bueh,aunq en realidad esta peli salio en argentina muchisimo antes.En fin,si,dejando de lado esa parte de la "auto completacion"(argh) me rei mucho.Yo opino que no fue tan acertado dirigir la historia a nueva york.Me habria gustado seguir viendo las cosas que pasaban en el pais del dictador.Supongo que digo eso porque no vi borat.Pero bueh,concluyo que la primera hora fue la que mas me gusto,despues sigue habiendo una que otras chispas que vale la pena ver.Y tambien zafa este ben kin... como se llame. La primera vez que lo vi fue en "species".No cambio nada el hdp!

Salu2

Abraham dijo...

Extrañamente a mi me pareció bastante disciplinada en comparación a Borat o Bruno, aunque se sigue sintiendo esa improvisación que parecen buscar estos señores.

Gracias por responder, tus comentarios siempre son bastante aladeen, aunque a veces me gustaría que fueran más aladeen.

Me gusta tu humor jaladeen.

Pablo del Moral dijo...

Zombidromo: Imagínate, yo sigo esperando Cabin in the Woods... ya van a ser nueve meses desde su estreno en Estados Unidos. En fin, es inútil tratar de entender la distribución internacional. Saludos y suerte!

Yamir: Si te gustó El Dictador, tienes que ver Borat... es más graciosa, ofensiva e irreverente. Gracias por tu comentario y saludos!

Abraham: A lo que me refería con lo de la disciplina es a que el director controlara más a su actor, y no dejara que las escenas duraran más de lo necesario para ver si se hacían chistosas. Pero coincido en que la cinta como tal es más coherente que los semi-documentales pasados de Cohen. Saludos y suerte!

zombidromo dijo...

SPOILERS

Pablo: Gracias por recordarme de la de Cabin in the Woods, ya la pude ver, creí que seria como un remake extendido del corto hecho por Sam raimi, pero mas parece The last action hero de las películas de terror, fue un buen cambio de expectativas realizar una especia de reality show de personajes tan cliches en el genero de horror, aunque al final parece tomarse muy en serio, me hubiera gustado ver a un Jason o Freddy en las urnas esas, al menos nos toca una especia de Pinhead.
Ahh y sobre los tardado de los estrenos lo mismo va para The help que en blockbuster la ultima vez que fui no la tenían y si paso por los cines de aquí de seguro duro una semana, así que de nuevo ni modo al internet, y eso que ya es casi un año que salió.

Pablo del Moral dijo...

Zombidromo: Como no he visto The Cabin in the Woods, me temo que dejé de leer tu comentario en cuanto vi la palabra "SPOILER" Pero teóricamente me llegará el DVD en dos semanas, así que prometo entonces regresar a tu comentario ;-) Un saludo y feliz fin de semana!

Anónimo dijo...

saludos señor, leer sus comentarios de cine es mejor que ver una porno, en serio solo dire tres cosas de esta película, a ver:

1- lo mejor de esta comedia es Megan Fox solo aparece en una escena.

2- Me he dado cuenta en el cine actual que los actores comediantes y compañia (directores, guionistas, productores) se preocupan mas por los chistes que por la misma historia, en especial aquellos que gozan de los chistes gruesos y groseros, descuidando el desarrolo de los personajes, habia una vez una época muy atrás que se realizaban comedia de cualquier contenido social político lo que sea y las historia estaban mejor elaboradas, los personajes estaban bien desarrollados, tenian mucha madurez eran películas conmovedoras y duldes, y tenian muy buenos chistes por ejemplo la obra maestra EL GRAN DICTADOR DEL GRANDIOSO CHARLES CHAPLIN, esta si es una película de primera categoría.

y 3- este dictador el 2012 si me hizo reir pero es MALA CON GANAS.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Gracias por comparar mis escritos con una "porno". Esa siempre ha sido mi meta ;-) En cuanto a The Dictator, coincido con lo que dices sobre la precedencia de chistes sobre historia; y, bueno, no hace falta compararla con Chaplin... podríamos simplemente ver la obra de Woody Allen para encontrar alguien que pone igual énfasis en ambos aspectos de sus películas. Habiendo dicho eso, aún con una historia tan mala The Dictator me hizo reír (y aparentemente también a ti), así que debo darle crédito por cumplir su cometido, aunque haya empleado la ruta más fácil y predecible. Muchas gracias por tu comentario y saludos!

Yadira Cervantes dijo...

Una crítica divertida y sarcástica a quienes son dictadores o creen serlo. Una película de comedia muy divertida que recomiendo mucho, no sólo por la historia, sino por el reparto. Por ejemplo, la actuación del actor Aasif Mandvi fue de mis favoritas, lo he visto en otros filmes de comedia, pero en este me pareció fantástico su personaje.