viernes, 4 de noviembre de 2011

Terror en lo Profundo (Shark Night)

El ex-doble David R. Ellis tuvo un excelente debut como director en la cinta Final Destination 2, cuya combinación de suspenso, sangre y personajes desechables la convirtieron en una experiencia hueca pero enormemente entretenida. Y, de paso, la película estableció a Ellis como un cineasta con gran potencial para destacar en el género del terror... mismo potencial que traicionó de inmediato con cintas de descendente calidad, desde la célebre Snakes on a Plane hasta The Final Destination (cuarta parte de la serie). Y ahora, como insulto adicional, nos receta Terror en lo Profundo, una obra con todos los ingredientes correctos para divertirnos... excepto el valor de llevar su premisa hasta los extremos del mejor cine de explotación.

El guionista Eric Bress sabe que no hace falta complicarse la vida, y por lo tanto nos presenta la historia en los términos más simples posibles: para celebrar el fin de cursos, un grupo de estudiantes universitarios decide pasar unos días de diversión acuática a orillas de un lago, en la casa de la reservada Sara Powski (Sara Paxton). Pero el paseo se convierte en pesadilla cuando un tiburón empieza a acecharlos, devorando a uno de los jóvenes e hiriendo gravemente a otro. Para colmo, los sobrevivientes se encuentran varados en una isla, pues su bote explotó, y su única vía de escape es el agua... ¿Lograrán escapar con vida o se convertirán en almuerzo del inclemente escualo?

Supongo que la mera mención de tiburones en Terror en lo Profundo provocará comparaciones (infundadas) con la clásica Jaws, pero sería más exacto compararla con Piranha 3D, pues parecen cocinadas en el mismo molde y con la misma receta... atractivos actores de televisión, insulso drama para darle profundidad a los personajes (la "chica final" tiene un pasado tortuoso, naturalmente), y un poco de romance para motivar al héroe. Ah, y desde luego no pueden faltar los ocasionales bikinis gratuitos para lucir a las actrices principales. Desafortunadamente Terror en lo Profundo carece de lo único que redimió a Piranha 3D: el ridículamente extremo "gore" que el director de aquella cinta usó como travieso recurso para satisfacer a los fans del horror y confirmar que no deberíamos tomarla muy en serio. Por el contrario, Terror en lo Profundo se mantiene en territorio "PG-13" de principio a fin, con los ataques de los tiburones representados por agua agitada, un poco de pintura roja y sobreactuaciones de las víctimas. Sí, hay un segundo o dos de vísceras y brazos cercenados, pero nada más extremo de lo que veríamos en un episodio de Fringe o CSI: Disneyland.

En este punto debo hacer una importante aclaración (excusa): no creo que los efectos especiales puedan transformar una película mala en una buena, pero al menos pueden hacer más divertida o tolerable la experiencia para quienes disfrutamos este tipo de cine. E incluso estaría dispuesto a disculpar la ausencia de "gore" si la dirección de Ellis generara suficiente suspenso para mantenernos al borde del asiento, o si realmente tuviéramos interés en la supervivencia de los personajes. Pero ni siquiera llega a eso. Las muertes carecen de impacto emocional, no hay sorpresa alguna en los ataques (por más que los artistas digitales hagan brincar al tiburón, la edición se encarga de "telegrafiar" el momento, disolviendo la tensión), y la "creativa" explicación de los escualos en el lago es tan absurda que no merece crédito alguno... excepto como ejemplo de lo que NO hay que hacer en una película de "hombre vs. naturaleza" que se precie de serlo.

Por el lado bueno... no sé. ¿Sara Paxton en bikini? Mala suerte; usa una bata durante la mayor parte de la película. ¿Cinematografía submarina? Tampoco; como indica el título original (Shark Night), casi todo se desarrolla de noche, así que apenas vemos a los tiburones como siluetas o sombras amenazadoras (creo que, visualmente, lo mejor son los créditos iniciales). ¿Humor? Solo si Donal Logue como alguacil alcohólico (y fan de RATT) les parece gracioso, lo cual es muy dudoso. ¿Actuaciones? No me hagan reír (ese es el trabajo de Logue). Hablando de actores, no me importa revelar un SPOILER de la película para amantes de los animales: el perro sobrevive.

Entonces, Terror en lo Profundo es básicamente una cinta "slasher" con tiburones en vez de asesinos enmascarados, pero sin cualquier otra virtud que pudiera hacerla atractiva para fans del horror. Quizás logre asustar a quienes tengan genuina fobia por los tiburones, pero fuera de eso me pareció aburrida, predecible y nada recomendable. Por otro lado, su mera existencia hace que parezcan mejores otras películas de similar ineptitud, como Swamp Shark, Sharktopus y (¿por qué no?) Deep Blue Sea. Todas ellas fueron estúpidas, inverosímiles o ridículas en su propia manera... pero al menos sabían que no podían decepcionar los más bajos instintos de su público objetivo. Finalmente, en lo que respecta a David R. Ellis, este es su tercer "strike". Oficialmente dejó de interesarme su obra, y estimo que pronto lo veremos en el nicho directo a DVD, o realizando thrillers sobrenaturales para el canal Lifetime. Ni hablar. No todos pueden tener el marginal talento (o la suerte) de Patrick Lussier o Gregg Bishop.
Calificación: 4

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ni el 3D bueno?

Orlando dijo...

CSI: Disneyland,,,, jajajajajaja jajajajajajajajajajajajajajajajjajajjaja....u jjajajajjajajajajajaajja
aaaaa....a.......a.....a jajjajajajajajajja.,........jajjajajajajjajajajjaa......(lagrimas)...jajajajajjaja

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Preferí verla en 2D. En la inmensa mayoría de las veces, me parece que el 3D no contribuye a la experiencia, y solo hace que las películas se vean peor, más oscuras y difusas. No sé si sea culpa de la proyección en los cines a los que voy, o de la tecnología misma, pero el caso es que prefiero el formato "normal". Saludos y gracias!

Orlando: Respira, por favor ;-) Un abrazo y suerte!

Anónimo dijo...

Muy mala pelicula, no hay nada rescatable, no entretiene, no hay gore, desnudos, nada de nada, Piraña o Alerta En Lo Profundo (y eso que es de lo 90) son mil veces mejores que este bodrio. Hubiera sido un buen chiste haberle puesto fast forward como en lo hicieron en algunas escenas a toda la pelicula y lo hubiera agradecido. Tampoco la vi en 3D (gracias a Dios) y estoy de acuerdo con tu opinion, a mi no me llama la atencion para nada ese formato y por lo mismo trato de evitar en la medida que pueda ver las peliculas en 3D o que esten dobladas al español ya que en mi ciudad en un cine la tenian al español.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Totalmente de acuerdo. Shark Night necesitaba una enorme dosis de "R-Rating", como bien supieron hacerlo los productores de Piranha 3D. Al menos podemos consolarnos con la proximidad de la secuela de ésta última... seguramente no decepcionará. Saludos y suerte!