viernes, 19 de agosto de 2011

Loco y Estúpido Amor (Crazy, Stupid, Love)

Por su excelente ensamble de actores e irreverente equipo de dirección, yo esperaba encontrar en Loco y Estúpido Amor una desafiante de-construcción de la comedia romántica, o al menos un versión con suficiente inteligencia para ponerla a la cabeza de su género, alcanzando esa rara combinación de comedia genuinamente graciosa y romance sincero y creíble. Y sin duda lo intenta; desafortunadamente sus ocasionales desviaciones de la fórmula típica, y sus inesperadas usurpaciones de los habituales clichés no bastaron para hacerla única y memorable, aunque ciertamente consigue un tono distinto gracias a su semi-innovador libreto y a los mencionados actores que aportan amplias dosis de realismo y emoción. Lástima que no copió lo suficiente de las cintas que la inspiran.

Aspirando a ser un híbrido de Love, Actually (pero menos graciosa) y American Beauty (pero menos cínica), Loco y Estúpido Amor sigue las aventuras románticas de varios habitantes de Los Ángeles unidos por inusuales circunstancias. El ostensible protagonista es Cal Weaver (Steve Carell), cuyo largo matrimonio llega a un punto crítico cuando su esposa Emily (Julianne Moore) le pide el divorcio durante la cena en un elegante restaurante. Entonces, recién separado y sin saber qué hacer, Cal empieza a frecuentar un bar donde el apuesto y audaz Jacob Palmer (Ryan Gosling) pasa su tiempo "pescando" mujeres en una interminable serie de relaciones frívolas y pasajeras. Compadeciéndose del patético Cal, Jacob decide ayudarlo a cambiar su vida, y se da a la tarea de modificar su apariencia y actitud para hacerlo irresistible a las mujeres. Y, después de un tiempo (y mucho dinero invertido), la estrategia parece funcionar, pues Cal logra seducir algunas guapas mujeres, entre ellas Kate (Marisa Tomei), quien obviamente espera algo más que una noche de pasión.

Mientras tanto Jacob se esfuerza por conquistar a la joven Hannah (Emma Stone), aparentemente la única mujer capaz de resistir sus encantos, quizás porque está esperando la propuesta matrimonial que en cualquier momento le hará su blando novio Richard (Josh Groban). Al mismo tiempo vemos cómo Emily usa su nueva libertad marital para flirtear con David (Kevin Bacon), compañero de trabajo con quien quizás tuvo una relación previa; y finalmente seguimos los vanos esfuerzos de Robbie (Jonah Bobo), el hijo de Cal y Emily, por enamorar a su niñera Jessica (Analeigh Tipton), pues aunque él tiene solo 13 años y ella 17, está seguro de que son almas gemelas destinadas a pasar sus vidas juntos. Y así procede lentamente la película, alternando su atención entre estos inusuales romances para mostrarnos los distintos aspectos que puede tomar el amor, así como los cambios que puede sufrir una persona (voluntaria o accidentalmente) cuando está bajo la influencia de esta “loca y estúpida” emoción.

Uf... estuvo larga esa sinopsis pero, aunque parezca difícil creerlo, todos los personajes son eventualmente importantes para armar el rompecabezas melodramático de Loco y Estúpido Amor. El problema es que la trama se siente desbalanceada por prestar mayor atención a los romances "estelares" mientras ignora a los personajes secundarios, quienes me parecieron más interesantes. Y tampoco ayuda que dichos romances principales pierdan frecuentemente el rumbo y tiendan a repetirse por falta de impulso narrativo. ¿Cuántas veces necesitamos ver a Cal haciendo el ridículo en el bar? Ya entendimos… es torpe y tímido con las mujeres; pasemos a lo siguiente, por favor. Mientras tanto, Ryan Gosling (un sobresaliente actor capaz de rescatar casi cualquier película) trata de hacernos creer en la evolución de su personaje, quien comienza como un mujeriego oportunista cuya única redención será descubrir el auténtico significado del amor, o algo así. No trago. Gosling personifica al antipático Jacob demasiado bien y, por más conversaciones íntimas que tenga con su nueva novia, nunca me pareció agradable como co-protagonista. Por su parte, Julianne Moore sufre un destino similar, desperdiciando su talento en un personaje pasivo y pusilánime que pasa el tiempo cuestionando su nuevo romance y justificándose ante su hijo Robbie, quien la acusa de haber destruido a su familia. Créanme… suena más dramático de lo que realmente ocurre en la pantalla.

Por el lado positivo tenemos una notable actuación de Steve Carell, aunque no sea muy distinta a su trabajo anterior. De hecho, el patético Cal es una combinación del marido aburrido que interpretó en la comedia Date Night, y el deprimido perdedor del drama Dan in Real Life... lo cual no es necesariamente malo. Simplemente revela que Carell tiene el rango necesario para ir del drama a la comedia con razonable fluidez, siempre y cuando el camino entre ambos extremos no se desvíe de su “área de confort“. Habrá que ver si sigue el ejemplo de Jim Carrey y termina actuando en películas de asesinos seriales o figuras históricas. La guapa Emma Stone también se cuenta entre lo mejor de la película, aunque igualmente repite su rutina de “adorable atolondrada”; si no se cuida, corre el riesgo de heredar el legado de Kate Hudson en el género de la comedia romántica, lo cual sería un desperdicio de su incipiente talento. Como sea, nada extingue mi curiosidad por verla como Gwen Stacy en el re-boot (o lo que sea) de Spider-Man. Finalmente, en mi humilde opinión, los más valiosos jugadores de la película fueron el niño Jonah Bobo y la joven Analeigh Tipton, pues su "romance" (o intento de romance) fue lo que encontré más honesto y emotivo en la película entera. Su tiempo en pantalla es reducido, pero son esenciales para llegar a la mejor escena, que hasta cierto punto compensa los muchos tropiezos que dio la historia hasta ese momento. Desafortunadamente también son los catalizadores de la PEOR escena de la película: un clásico "gran gesto romántico" que supuestamente resuelve todo, pero que me hizo enojar por estar tan mal planteado y ejecutado. Lo reconocerán de inmediato en cuanto lo vean.

No es de extrañarse que Loco y Estúpido Amor falle en su elevada ambición de combinar Love, Actually y American Beauty. Sin embargo hay que reconocer que al menos lo intentó, y que en ciertos momentos obtiene un similar impacto dramático y emociones casi tan sinceras. Estoy seguro de que la amable comedia de Carell, el encanto de Stone y el torso de Gosling (según los excitados murmullos que escuché en el cine) mejorarán la película para muchos espectadores, pero en lo personal hubiera preferido una historia mejor balanceada y más creíble, que no cayera en los mismos clichés de los que trata de burlarse. A fin de cuentas creo que Loco y Estúpido Amor merece una escueta recomendación, no tanto por lo que hizo, sino por lo que intentó. En el estéril terreno de la comedia romántica, hasta la más insignificante señal de vida es motivo de esperanza. Al menos hasta que llegue la bota de New Year's Eve para aplastarla.
Calificación: 7

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Pablo, que esperas de Monster Brawl?

Sharon´n dijo...

Sr. Pablo, me encanta sus criticas, siempre las leo antes de ver la pelicula para saber que esperar (;
Alguna vez a visto una pelicula de forma ilegal?
Tengo curiosidad.

Anónimo dijo...

hola pablo!

yo se que te gusto la pelicula de primer, te envio este link que en lo personal me parecio bastante practico para entender las paradojas del tiempo.

http://images.4chan.org/x/src/1313856134899.png

saludos!

arturo

Francisca dijo...

Hola Pablo
Solo tengo una cosa que preguntarte: Kevin Bacon convence o no en un papel como este?(en una comedia romántica,me refiero).La verdad es que me cuesta imaginarlo en un rol así, pero supongo que estoy siendo bastante prejuiciosa.

Te envío un abrazo,espero que te encuentres bien ;)

Anónimo dijo...

Pablo lei hace poco tu comentario sobre la pelicula Monte Carlo, y me dieron ganas de ver She's the Man y Mean Girls. No soy fan de las comedias romanticas ni "chick flicks", pero estas dos peliculas me parecieron sumamente divertidas y entretenidas (no las veia desde que salieron en el cine). Las actuaciones de Amanda Byens y Lindsay Lohan me parecieron tambien sumamente graciosas. Las has visto recientemente en cable? Te han gustado mas, igual, o menos que antes?

Saludos!

Anónimo dijo...

Pablo, ¿cuál es tu película favorita de cada uno de estos directores y por qué?

1) Terrence Malick
2) Robert Altman
3) Frank Darabont
4) Robert Rodriguez
5) Alfonso Cuarón


Saludos!

Anónimo dijo...

Pablo: ¿Cuáles son tus expectativas para estos próximos estrenos?

1) Carnage
2) Abduction
3) Moneyball
4) Restless
5) Killer Elite
6) Prometheus
7) Miral

Saludos!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Honestamente no sé qué esperar; podría ser un bodrio semi-amateur o una brillante comedia "indie"; me inclino por una combinación de ambos ;-) Saludos!

Sharon'n: Muchas gracias por tu amable comentario. En cuanto a tu pregunta, no estoy diciendo que lo haya hecho, pero si lo hubiera hecho sería solo para poder ver en inglés alguna película que llegó solo en versión sub-titulada a mi país. Y aunque eso no me justificaría legalmente, mi conciencia estaría tranquila (en caso de que lo hubiera hecho, lo cual no estoy afirmando ;-) Saludos!

Arturo: Muchas gracias! Lo tendré en mente la próxima vez que vea Primer (ya tiene tiempo que no me ejercito el cerebro con esa película ;-) Saludos!

Francisca: Pues... supongo que convence, pero su papel es tan corto y pobremente escrito que no hay mucha oportunidad de interpretarlo con la fuerza y entusiasmo que normalmente muestra este actor. Para el caso, acabo de ver "Super", y me encantó su actuación como villano. Claro que es una película MUY distinta de Crazy, Stupid, Love ;-) Saludos y buena semana!

Anónimo 2: Ya tiene bastante tiempo que no veo alguna de esas películas, pero no veo por qué me gustarían menos. Trataré de verlas nuevamente para confirmar esa teoría. Saludos y suerte!

Anónimo 3:
- Terrence Malick: The Thin Red Line, por su postura bélica y pro-naturaleza.
- Robert Altman: A Prairie Home Companion, porque soy fan del radio antiguo.
- Frank Darabont: The Mist, por ser una de las mejores adaptaciones de Stephen King.
- Robert Rodríguez: Empate entre Sin City y Planet Terror, por haber hecho perfectamente lo que se proponían (adaptar fielmente un comic y revivir el cine "grindhouse", respectivamente).
- Alfonso Cuarón: Children of Men, por su inteligente libreto e impecable producción.
Saludos!

Anónimo 4:
- Carnage: Me han gustado mucho las recientes películas de Roman Polanski, y con esos actores, cómo podría estar mala?
- Abduction: Suena como The Bourne Identity "lite"; expectativa baja o nula.
- Moneyball: El tema suena interesante, pero ya tuvo tantos cambios y tantos "cocinero" que me da desconfianza el platillo final.
- Restless: Siempre me interesa el trabajo de Gus Van Sant; solo espero que haya pasado su fase "minimalista" y esta vez nos presente una historia en forma.
- Killer Elite: Me gusta el género Jason Statham, y esta parece tener mejores actores de lo habitual. Además... ¡Yvonne Strahovski!
- Prometheus: Ojalá sea algo extraordinario, pero mi instinto dice lo contrario; espero sinceramente estar equivocado.
- Miral: Schnabel y política suena como una combinación perfecta.
Saludos!

Anónimo dijo...

Como estas Pablo, pues con respecto a esta pelicula si me gusto pero a la vez no del todo, tratare de explicar el porque, no me esperaba ese giro casi al final lo cual me resulto muy chistoso y divertido, las personajes estan bien construidos (pienso yo) al igual que sus relaciones, ahora cual es la queja que tengo, yo pienso que los personajes de Kevin Bacon y Marisa Tomei estan tan mal desarrollados que siento yo que fueron los que salieron perdiendo en la historia es mas hasta creo que ni siquiera deberian de haber actuado ya que si hubieran sidos otros actores el resultado hubiera sido el mismo, lo que realmente quiero decir es que sus relaciones no van mas alla y si le hubieran dado mas importancia resultaria mas interesante ya que el final es como que viva la familia. Recomendable? pues si no esta mal al menos para pasar el rato.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: De acuerdo contigo. Pudieron mejorar esos personajes de Kevin Bacon y Marisa Tomei, ya que tenían actores tan buenos. Y también coincido en que la revelación final ofrece uno de los mejores momentos de la película. Por lo demás, normal... entretenida pero poco memorable. Un saludo y mucha suerte!