lunes, 29 de agosto de 2011

El Hijo Maldito (Skjult - Hidden)

Más por obligación que por interés fui a ver El Hijo Maldito, una de esas anónimas películas de terror que de vez en cuando llegan a cines de mi ciudad para desaparecer misteriosamente unos días después (sospecho una conspiración de distribuidores). Por lo menos es una película noruega, lo cual promete un "sabor" distinto al típico horror norteamericano. Y, ¿quién sabe? Con suerte podría resultar tan divertida e ingeniosa como Dead Snow o Cold Prey, recientes muestras de cine noruego que nos sorprendieron con su ingenio y humor. O quizás... un momento... ¿será un augurio de la llegada de Troll Hunter, la exitosa cinta noruega que ganó tantos premios y aplausos alrededor del mundo? No lo sé, pero ojalá fuera así, pues al menos daría sentido a la hora y media que perdí viendo El Hijo Maldito.

Su argumento va así: tras una ausencia de casi veinte años Kai Koss (Kristoffer Joner) regresa al pequeño pueblo donde creció, para asistir al funeral de su madre, a quien aparentemente odiaba por los maltratos que le hizo sufrir en su niñez. Algunos habitantes del pueblo reciben a Kai con afecto y compasión, pero otros lo ven con desconfianza, lo cual empeora cuando desaparecen misteriosamente varias personas, y las sospechas recaen obviamente en el recién llegado. Entonces, con ayuda de la pragmática alguacil Sara (Cecilie Mosli), Kai tendrá que investigar en su pasado (y en la casona que heredó de su madre) para resolver el enigma, el cual podría estar relacionado con un trágico accidente automovilístico que presenció años atrás.

En general me gustan las películas que confían en su público y no se detienen a explicar cada pequeño detalle… pero El Hijo Maldito exagera esa actitud hasta niveles incoherentes. La primera mitad de la cinta consiste básicamente en seguir al protagonista mientras escucha ruidos extraños, encuentra personajes inescrutables (¿quién demonios es la chica del hotel?), experimenta bizarras alucinaciones (o quizás "flashbacks") y presencia fenómenos inexplicables (como la recurrente aparición de una pelota roja - ¿será homenaje a The Changeling?), nada de lo cual contribuye a orientarnos sobre el argumento. Parecería que el director Pål Øie trató de hacer una película compuesta exclusivamente por denso simbolismo y sobresaltos, lo cual se vuelve rápidamente aburrido y predecible (por cierto, me tardé diez minutos en encontrar los caracteres en el nombre del director, así que lo repetiré tantas veces como pueda para que valga la pena). Claro, eventualmente nos enteramos de la conexión entre todos estos eventos (más o menos), pero para entonces yo ya había perdido interés en la tediosa narrativa y los flojos personajes. Tache para Pål Øie.

Y tampoco podemos esperar que el elenco inyecte energía o dinamismo en la historia. Los actores imprimen tan poca emoción en las actuaciones que no logran inspiran preocupación por la supervivencia de los personajes, o siquiera curiosidad por enterarnos de quién está matando a quién en la pintoresca campiña noruega. Tampoco estoy pidiendo el drama artificial ni las exageradas actuaciones del peor cine norteamericano; pero cuando los actores parecen figuras de cartón sin expresión alguna (¿habrá sido la proverbial "frialdad nórdica"), cuesta trabajo sumergirse en la historia y disfrutar sus "inesperados" giros. Y digo "inesperados" porque el director Pål Øie arroja muchas pistas, ofrece abundantes metáforas (o lo que sea) y trata de confundirnos con su creatividad… pero a fin de cuentas el obtuso final se rehúsa a responder sus propias preguntas. A veces esta estrategia puede resultar satisfactoria y hasta estimulante; sin embargo en esta ocasión me pareció la cobarde salida de un director que no supo resolver su película. En fin... para no gastar más tiempo en El Hijo Maldito, terminaré diciendo que quizás exista una historia interesante oculta en su confusa narrativa; lástima que el director Pål Øie no logró un planteamiento más claro ni un desarrollo mejor estructurado para crear una experiencia convincente. Resultado: tendré que aguardar la llegada de Troll Hunter (aunque sea en DVD) para ver una buena película de horror noruego (espero).
Calificación: 5

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pablo interesantes críticas como siempre, sobre todo la del planeta de los simios que vere en cuanto venga a mi ciudad... No tegto tanta fe como tu en Troll´s Hunter, pero se me hace interesate, por cierto, ¿ya viste RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE? otra película escandinava, talvez haga mas corta la espera... Saludos

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: No la he visto! Y tengo el DVD desde hace meses! Por alguna razón la he estado evadiendo. Pero trataré de rectificar la situación a la brevedad posible. Gracias y saludos!

Francisca dijo...

Hola Pablo!
Me´parece un poco extraño,la verdad es que no había escuchado que esta película estuviera en cartelera (o será que yo estoy un poco perdida? debe ser eso...)De cualquier manera creo que ver una pelicula de terror en el cine todavía no pierde en mí su encanto(en resumidas cuentas,por muy mala que sea una pelicula de terror,verla en el cine siempre me parece buena! (JA! creo que por eso evito verlas en el cine)

En fin,basta de desvaríos, muchas gracias de nuevo por tu crítica (Y lo siento por tu valiosa hora y media perdida,pero se agradece tu intención de querer ahorrarnos el mal rato)

Adiós y que tengas buena semana ;)

PD: Irás a retomar la sección de 'cine de culto'? Ojalá que sí.

Pablo del Moral dijo...

Francisca: Desde luego me interesa continuar los artículos de "Cine Clásico", pero la cantidad de estrenos este verano (tanto en cine como en DVD) me ha impedido retomarlos. Trataré de hacer al menos uno en este mes. En cuanto a "El Hijo Maldito", creo que tuvo distribución limitada; y estoy de acuerdo con lo que dices sobre ver películas de terror en el cine, pero a veces ni ese estímulo bastó para rescatar la experiencia ;-) Muchos saludos y feliz fin de semana!

Anónimo dijo...

en general la pelicula me agrado, por no ser la clasica historia ke desde el principio sabes komo va a terminar, solo hay algunas kosas ke les falto explicar, por ejemplo. kien es la chava del hotel y por ke tenia una foto de ella guardada en el guante. ke rollo kon la pelotita roja parecia ser algo ke te podia dar una pista y al ultimo la dejan olvidada solo sirvio paa darte un sobresalto. y por ke hacen tomas al yeso de la chava como si fuera algo relevante en la historia. kitando eso se agradece el estilo diferente para manejar el genero de suspenso.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Pues sí, aunque en algunos momentos bordea en el terreno del "slasher", al menos la premisa fue distinta. Supongo que me gustó menos que a ti porque sentí muy frustrantes esos cabos sueltos y personajes sin explicación. Muchas gracias por compartir tu opinión y saludos!

Anónimo dijo...

hola, te comento que como actor y artista gráfico, me gusto mucho el hijo maldito, la verdad que cuando entre a verla no tenia ni idea de lo que vería, pero, me gusto ver algo diferente al clásico terror norteamericano, las metáforas visuales son buenísimas, tal ves el mensaje no queda muy claro y puede volverse un poco ambiguo, pero de acuerdo a que el arte es subjetivo y que el cine es el séptimo arte, esta película en mi comentario logro captar mi atención la hora y media, ademas de que técnicamente esta muy bien lograda, tomas muy cerradas para involucrate en la trama y cambios de eje para causar caos visual, wooow la fotografía y el look, muy bueno y a diferencia de lo que piensas, me gustaron las actuaciones sobrias, ya que el peso de la película definitiva mente lo lleva la trama, este triller psicológico, que te tiene en suspenso todo el tiempo.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Muchas gracias por compartir tu perspectiva sobre esta película. Creo que mi afición al cine de horror muchas veces me nubla la vista y me impide notar aciertos artísticos en películas que no me gustaron solo por su argumento o tono. Saludos y suerte!