viernes, 9 de septiembre de 2011

Tentaciones Prohibidas (Towelhead - Nothing is Private)

Nota: Publico nuevamente la crítica de otra película disponible en DVD desde hace meses que apenas se estrena en cines de México; al menos fue razonablemente interesante, provocativa y perturbadora.

A pesar de tener toda la apariencia de una tradicional "estrella de cine", nadie podría acusar a Aaron Eckhart por tomar sólo papeles fáciles y seguros. Cierto, en su
filmografía podemos encontrar las obligatorias comedias románticas (No Reservations) y cintas de acción (The Dark Knight), pero también incluye obras difíciles o irreverentes como Thank You For Smoking, Nurse Betty, y ahora Towelhead, en la que interpreta a un aparentemente afable hombre de familia con una perturbadora predilección que cambiará la vida de muchas personas a su alrededor.

Pero Eckhart no es el protagonista. Ese papel corresponde a la niña Summer Bishil, en el papel del Jasira Maroun, una adolescente de 13 años simultáneamente tímida y audaz cuya pubertad provoca reacciones muy diversas entre las personas con las que tiene contacto. Así tenemos a su estricto padre Rifat (Peter Macdissi), quien vagamente comprende los cambios físicos de su hija, pero ignora los emocionales; a su novio Thomas (Eugene Jones), cuyos torpes experimentos sexuales podrían liberar a la reprimida joven o dañarla irreparablemente; a Melina (Toni Collette), vecina de la familia Maroun que representa la única presencia femenina en la vida de Jasira con un esbozo de sentido común; y el mencionado Eckhart como Travis Vuoso, un vecino peligrosamente atraído por la niña, que ocasionalmente trabaja como niñera de su hijo. Y por si no bastara todo eso para invitar situaciones riesgosas y controversiales, la historia se desarrolla a principios de los noventas, durante la Guerra del Golfo Pérsico... lo cual genera tensión adicional por la procedencia libanesa de Jasira y su padre.

Towelhead me pareció una obra ciertamente audaz e incisiva, que hace comentarios acertados sobre la gris naturaleza de la segregación e intolerancia entre razas, sexos y edades... pero honestamente no podría determinar en qué punto termina la audacia y comienza la explotación de esos mismos conceptos para generar controversia como un fin por sí misma. Creo que cada persona deberá evaluar su reacción personal a los temas que maneja la película y al casual modo como los aborda. De cualquier modo puedo decir que la trama arroja una fascinante mirada a un grupo de pintorescos personajes que claramente representan diversos aspectos de la sociedad real, y sus consecuentes conflictos (en la minúscula escala de su comunidad) evocan similares situaciones a mayor escala... la escala en la que se producen guerras, persecuciones étnicas y genocidios.

Resulta irónico que una película cuyo ostensible propósito sea denunciar la hipocresía de todo tipo de sociedades e individuos, haya tenido que alterar su nombre original "Towelhead" (epíteto racista aplicable a personas del Medio Oriente) por el más blando e inocuo "Nothing is Private" para poder exhibirse en algunos territorios y festivales. Supongo que también podríamos considerar ese hecho como una lección más de las que ofrece esta dura pero honesta película, que se rehúsa a asignar culpa o señalar villanos en su amplia visión del mundo contemporáneo. De hecho, si algo me desagradó fue el abrupto final, que podría tomarse como una nota de esperanza, pero que también podría ser un truco para evitar resolver los muchos cabos sueltos que deja la trama. Entonces sólo me queda recomendar esta valiente y quizás manipuladora obra, tanto por sus atributos narrativos como por sus variados y contradictorios mensajes. No obstante, la recomendación debe ir acompañada con una seria advertencia, ya que Towelhead incluye escenas no necesariamente gráficas, pero tremendamente perturbadoras tanto por su contenido intrínseco como por las actitudes de sus personajes y la aparente "normalidad" que encubre esos inapropiados comportamientos. En resumen, una notable película que me alegra haber visto como una interpretación artística de la impredecible vida real... pero que al mismo tiempo deja un mal sabor que nos invita a no repetir la experiencia.
Calificación: 8.5

2 comentarios:

Yamir dijo...

Oye (bueh,lee) Pablo,suponiendo que esta peli pase por Argentina,es tan fuerte como "hard candy"? juro que al terminar de verla me senti psico y kinestesicamente incomodo.Pero significo que dentro de todo funciono,o sea impresiono,genero algo.

Saludos y sigo agradeciendo tener referencias

Pablo del Moral dijo...

Yamir: En el aspecto gráfico, es menos intensa (no hay sangre ni tortura), pero creo que en el emocional es mucho más fuerte, no sólo por la relación de un adulto con una niña, sino por el camino que se sigue hasta llegar a eso. En fin, ojalá tengas oportunidad de verla. Gracias y muchos saludos!