viernes, 21 de octubre de 2011

El Árbol de la Vida (The Tree of Life)

No me considero aficionado ni apologista de la obra del venerado director Terrence Malick, aunque sin duda encuentro fascinantes sus películas (incluso las que no me gustan), pues por oblicuo o confuso que sea su mensaje, poseen una intensa sensibilidad que captura al espectador dispuesto y lo transporta al universo que habitan sus personajes, para compartir sus experiencias y especular sobre sus motivaciones. Y, claro, no hace falta describir la legendaria calidad visual que Malick y sus colaboradores cinematográficos imprimen en cada cuadro de sus cintas, lo cual conspira con su etérea atmósfera para darles un tono espiritual y onírico que ningún otro cineasta consigue (quizás con la excepción de David Lynch, aunque no me atrevería a compararlos porque sus obras poseen un tono absolutamente distinto). El caso es que toda esto se multiplica geométricamente en El Árbol de la Vida, la más reciente película de Malick, y quizás la más densa en ideas, ambigua en narrativa y satisfactoria como simple experiencia sensorial.

Parece inútil escribir una sinopsis sobre una cinta tan subjetiva como El Árbol de la Vida, pero en su más básica forma nos muestra la vida de la familia O'Brien en un pueblo de los Estados Unidos durante los años cincuentas. Ahí vemos pasajes fragmentados del Sr. O’Brien (Brad Pitt) enseñando disciplina y valores a sus hijos, mientras su esposa, la Sra. O’Brien (Jessica Chastain) trata de balancear el hogar con una actitud cariñosa y compasiva. En particular nos centramos en las experiencias de Jack (Hunter McCracken), el hijo mayor, quien al mismo tiempo admira y resiente a su padre durante la transición de niño a adolescente. Posteriormente, como adulto en la época actual (ahora interpretado por Sean Penn), encontramos a Jack trabajando en un sofisticado entorno urbano, donde la evocación de aquellos recuerdos le producen una incierta respuesta emocional. Y, como marco de este íntimo drama humano, presenciamos épicas vistas cósmicas de la creación del universo, el surgimiento de la vida, la evolución de compasión entre los dinosaurios y tal vez escenas del lejano futuro, donde todos los cabos sueltos se atan en una simple verdad universal (o algo así).

Si no estuviera realizada con tan impresionante belleza visual y honestidad emocional, me daría risa la inmensa ambición de El Árbol de la Vida. Y si fuera más cínico diría que parece una combinación de documental naturalista y pretenciosa "cinta de arte" con un mensaje demasiado obtuso (o demasiado simple) para tomarse en serio. Sin embargo, la mágica dirección de Malick y sus finos instintos dramáticos logran que el fondo trascienda a la forma, convirtiendo la lentitud de su desarrollo en metódica reflexión, y la arbitrariedad de su narrativa en un rompecabezas que nos invita a resolver, no necesariamente para conocer la forma oculta en sus fragmentos, sino para descubrir el valor del proceso mismo. Por otro lado, entiendo que no toda la gente aceptará la tarea de descifrar las intenciones de un director que no parece interesado en construir una historia coherente o convencional. Ciertamente El Árbol de la Vida sufre algunos síntomas del más pretencioso cine independiente, como diálogos susurrantes que realmente no dicen nada ("¿Cuándo fue la primera vez que te tocó el corazón?"), y confusa manipulación de tiempo y espacio sin propósito aparente (¿mencioné los dinosaurios?). Ambos enfoques son válidos; como cualquier obra de arte que sea digna de serlo, El Árbol de la Vida está sujeta a la interpretación personal, de modo que (parafraseando a Yoda), cada espectador sacará de ella lo mismo que lleve consigo.

Por eso habrá gente que recibirá la película como una epifanía religiosa catártica e intensamente personal; para otros podría confirmar el poder del inmisericorde orden natural sobre las fantasías espirituales de los egocéntricos humanos. En otras palabras, la yuxtaposición de prosaicas rutinas domésticas con grandiosas vistas del espacio podrían significar que la vida, los recuerdos y experiencias del hombre son tan vastos como el universo mismo. O tal vez quiera decir que las grandes tragedias, alegrías y decisiones de nuestras vidas son intrascendentes en el gran esquema de la existencia universal. Honestamente no lo sé, ni me preocupa definirlo pues, como dije, la experiencia misma de ver El Árbol de la Vida puede ser más importante que su mensaje (asumiendo que tuviera un mensaje concreto). Excepto para quienes se queden dormidos con las largas escenas de niños jugando en el campo, la familia O'Brian cenando en silencio, o los paseos por el abstracto espacio visual del "Big Bang".

Habiendo dicho eso, aclaro que El Árbol de la Vida nunca me aburrió ni se me hizo cansada, pues la mera combinación de música e imágenes la convierte en un espectáculo hipnótico, de increíble belleza y potencia emocional. Entonces, con o sin mensaje; como celebración de la humanidad o como denuncia de su estúpida soberbia; o como metáfora de los altibajos emocionales de una vida fundamentada en valores que no aplican en el mundo moderno; puedo recomendarla tan solo como una de las más memorables experiencias cinematográficas que he tenido en muchos años (por extraña que suene la comparación, me pareció una mezcla de The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford y 2001: A Space Odyssey). Lamentablemente no se está exhibiendo en IMAX (que yo sepa); me hubiera encantado verla así, pues creo que lo merece más que cualquier "blockbuster" de acción. Quizás si hubiera tenido más dinosaurios le hubieran dado ese privilegio. Lástima; parece que las ideas gigantes no garantizan tener una pantalla gigante.
Calificación: 9

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor pablo, podría ayudarme nuevamente? Quiero saber exáctamente cómo funciona skyBOX, como se paga el servicio, si se asocia a alguna cuenta bancaria, si se paga en banco y cuanto combran la inscripción?

En la opción de "lo compramos por ud" también pueden comprar en Amazon sin que yo necesariamente asocie una cuenta del banco (debito io credito). Muchas gracias de nuevo.

En cuanto al tema. Dos películas del mismo maromo en un solo mes. Ésta suena interesante, mas que la otra.

Anónimo dijo...

Olvidelo, rechazaron mi tarjeta xD. Insistiré con Amazon. Pero me conflictúa un poco que los pagos son obviamenten en dólares. El sistema se encarga de cambiar las divisas o algo así?

Anónimo dijo...

mariano dijo: me pareció fascinante, una excelente película, ya se estrenó en el D.F.? pude verla como "estreno" en el festival internacional de cine de morelia. buena tu crítica, aunque efectivamente simplificas demasiado la experiencia que es en si misma.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: No estoy seguro cuánto cueste la inscripción de SkyBox actualmente. Cuando empecé a usar el servicio aproveché una oferta de "suscripción gratis con su primer envío", o algo así. En cuanto a la cuenta bancaria, yo diría más bien que se asocia a una tarjeta de crédito; así pueden cobrar los costos de flete e impuestos por separado de lo que tú pagues por el producto directamente. Y acerca del servicio "Compramos por Ti", la verdad es que nunca lo he usado; prefiero la diversión de escoger y comprar yo mismo ;-). Finalmente, los pagos en dólares se convierten automáticamente en pesos, al menos en el caso de las tarjetas de crédito internacionales. En fin... lástima que estés encontrando dificultades; ojalá puedas resolverlas y muchos saludos!

Mariano: En efecto, se estrenó el viernes pasado (octubre 21) en el D.F.; y desde luego coincido con tu apreciación. Ciertamente es de lo mejor (o al menos de lo más "único") que he visto este año. Saludos y gracias!

Anónimo dijo...

Le das 9 a "Tree of Life"? Ya no me simpatizas

René dijo...

Casualmente este fin de semana presentaron por TV El Nuevo Mundo.

Intenté verla completa. No pude aguantar.

No es un buen presagio para esta nueva cinta del Sr. Malick.

Mejor espero el DVD.

Saludos...

René

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Y le di 10 a "Bring It On"... qué estoy pensando... ;-) Saludos!

René: Haces bien; si The New World se te hizo lenta, The Tree of Life parecería insoportable. Pero bueno, como dije, me gustó más como experiencia cinematográfica que como película narrativa. Saludos y gracias!

Anónimo dijo...

Bueno Pablo, he encontrado en sus críticas una buen volumen de letras y una que otra frase ingeniosa. Por demas son solo eso, volumen. Entre a este blog porque una persona lo recomendó. La ultima vez que entré fue hace ya casi un año y ahora que vuelvo a entrar encuentro mas continuos ciertos vicios literarios que convierten la lectura de sus textos en algo molesto. "No me considero...no me considero" es uno de ellos. En menos de un mes lo escribió dos veces (en el arbol de la vida y tambien en contagio). No se que pretenda probar con eso pero cuando quise leer este blog estaba mas interesado en el cine que en sus gustos personales. Demasiada variedad (dedicar a "Crepusculo" un ladrillo de mas de 7 parrafos resulta inecesario)y poca especialidad. Habla usted de todo y la vez de nada. Le recomiendo las criticas de Jordi Costa de la revista Fotogramas. Son cortas y sustanciosas y desprovistas de pretensión. Parafrasearé a un personaje de "Contagio": "Bloggear no es literatura, es graffiti con puntuación". A lo mejor tenga razón.

Anónimo dijo...

Pablo, ¿cuál te gustó más: The Tree of Life o The Thin Red Line? ¿Por qué?

Saludos!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Muchas gracias por esa interesante crítica constructiva de mis críticas. Estoy consciente de mis muletillas y ocasional verborrea, así que será interesante seguir al crítico que mencionas para tratar de mejorar mis escritos. Saludos y suerte!

Anónimo 2: Interesante pregunta... por un lado, me gustó mucho más la historia de The Thin Red Line, pero la riqueza visual de The Tree of Life y su impacto emocional quizás me afectaron más. Por otro lado, no he vuelto a ver The Thin Red Line desde su estreno en cines, así que sería injusto hacer una comparación sumaria. Gracias y saludos!

David C. dijo...

A mi también me hipnotizó. Gran película.

Pablo del Moral dijo...

David C.: De acuerdo. Veremos si más gente la descubre en DVD. Saludos y gracias!

Trevinho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Trevinho dijo...

¡Pues qué buen graffiti! Jeje.

Yo la verdad prefiero mucho más la honestidad, esmero y sensibilidad de Pablo que a casi cualquier otro crítico mexicano que haya leído. Por ejemplo, los críticos del blog de cine de Letras Libres, aunque se les nota gran erudición e impecable redacción, a menudo se sienten pretenciosos, y lo que es mucho peor, en ocasiones parecen no captar ni de lejos el punto de las películas que juzgan. No les entra, vaya. Y para mí ese es un fallo irreparable como crítico. Una cosa es decir que no te gustó Black Swan o Shawshank Redemption y otra muy distinta es afirmar que son pésimas películas dando argumentos bastante cuestionables que solo reflejan una profunda carencia de comprensión y sensibilidad artística. Además suben dos críticas al mes, lo cual le resta sentido a publicar en un blog.

Un caso muy distinto es el de Fernanda Solórzano, también de LL pero escribe en la revista impresa. Ella sí que entiende las películas que critica, y se nota. A ella no dudaría en recordarla. También a Erick Estrada de cinegarage, aunque no se si metería las manos al fuego por él.

No conozco a ese Jordi Costa, pero haciendo una búsqueda en Google lo primero que me aparece de él es su crítica a "La piel que habito", y es un tocho del triple de tamaño de los de Pablo (la crítica a su crítica iba en ese sentido...)

Ahora, respecto a Tree of Life, desde antes de verla sabía que me iba a gustar (Lubezki en la línea de The Fountain, premisa fascinante, trailer palpitante, excelentes críticas, premios internacionales, etc). Y la verdad es que no me decepcionó. Sin embargo, aunque tiene partes de 16, el conjunto final es solo un 11. Lástima del final. Y, a pesar de él, siento que puede convertirse en la 2001: Odisea del espacio de nuestra era. Igual que aconteció con ella, solo hace falta esperar un par de décadas para que se asiente bien y cuaje en la psique de los cinéfilos del mundo.

Pablo del Moral dijo...

Trevinho: Je, je... muchas gracias por tu defensa, y por mencionar a esos críticos mexicanos. Me interesó leerlos, en particular a F. Solórzano; trataré de conseguir la revista. En cuanto a "The Tree of Life", me parece muy acertado tu comentario sobre dejar pasar el tiempo; bien sabemos que muchos clásicos tardaron para "madurar" en la mente de los espectadores. Claro que no siempre ocurre... sigo esperando un resurgimiento en el culto de "Congo", pero por alguna razón está tardando más de lo debido ;-) Saludos y un abrazo!

Trevinho dijo...

Bueno, pues ya agregué Congo a mi watchlist en IMDB. Aunque dada su calificación, dudo mucho que llegue a convertirse en algo de culto (pienso que IMDB puede ser un buen barómetro en este asunto). Lo mismo para Zardoz :'(

En cuanto a Fernanda Solórzano, también puedes encontrar sus críticas en PDF dentro del mismo blog de LL, solo hace falta hacer la búsqueda dentro del sitio.

PD: He leído por ahí entre tus comentarios que no te gusta Kieslowski. Te recomiendo encarecidamente que veas en orden su trilogía de colores: Azul, Blanco y Rojo. Cuando termines la última solo querrás saber qué otra maravilla pudo haber hecho un genio tal. Y entonces encontrarás el Decálogo, Camera Buff y Blind Chance. Te cambian la vida.

Pablo del Moral dijo...

Trevinho: De acuerdo; necesito ver de nuevo "Tres Colores"; la vi en mi adolescencia y sospecho que mi percepción sería muy distinta hoy en día. Muchas gracias por la recomendación y feliz fin de semana!