martes, 21 de octubre de 2008

Ceguera (Blindness)


Después de ver la tremenda cinta Ciudad de Dios, mi expectativa sobre el siguiente trabajo del director Fernando Meirelles era considerable. Cuando finalmente llegó The Constant Gardener resultó ser una excelente película, pero mucho más intelectual y menos violentamente emotiva que su previa obra. Y, de algún modo, sirvió también para crear expectativas más realistas y consistentes con la aparente misión del cineasta: no tratar de duplicar con cada película la intensidad y tema de Ciudad de Dios, sino enfrentar historias igualmente reflexivas y profundas con gran estilo narrativo y con una madura visión que encuentra complejidades ocultas en historias simples, centrándose en la humanidad de los personajes, y no en los caprichos de un guión.

Todo lo anterior aplica también a Ceguera, la nueva y muy esperada película de Meirelles, y si bien representa un paso adelante en estilo visual, fuerza narrativa e impacto visceral, no podría decir que globalmente sea "mejor" que sus películas anteriores.

Para empezar, tenemos un guión ingenioso, pero con una simple y muy común idea: el abuso de la humanidad contra sí misma. La trama que transmite este mensaje se centra en una epidemia mundial de ceguera, y mientras que el espectador espera ver escenas post-apocalípticas de pánico urbano y derrumbamiento social, el director rápidamente nos introduce a un decrépito hospital, donde la primera ola de "infectados" es rápidamente aislada, tratando de poner a los "enfermos" en cuarentena para evitar la extensión del contagio. Desde luego, en vez de organizarse bajo los rectos preceptos de la sociedad moderna (al menos teóricos), los internos se dividen rápidamente en grupos antagónicos, y antes de que alguien diga "El Señor de las Moscas", todas las leyes morales colapsan bajo la presión de la supervivencia. Entonces los consecuentes abusos de poder y explosiones de violencia harán necesaria la intervención de alguien con visión, que trate de resolver los problemas... incluso por los mismos medios violentos que los llevaron a ese extremo.

Ceguera es una película bastante inusual en su estética visual. La cinematografía es ocasionalmente quemada, fuera de foco y confusa, ofreciéndo transiciones y atisbos desconcertantes que emulan la enfermedad que impulsa la trama. El efecto es perfecto, y contribuye poderosamente a crear una sensación de inquietud y desorientación, tal como lo sufren los personajes. Las actuaciones son igualmente apropiadas, y aunque algunos actores parecen exagerar (Gael García Bernal) o pecar por excesiva sutileza (Mark Ruffalo), los demás ofrecen interpretaciones honestas y en ocasiones desgarradoras. Julianne Moore tiene el papel más difícil de la cinta, y lo aborda con elegancia y ferocidad, pues en sus hombros recae la identificación con la audiencia; en otras palabras, prácticamente vemos la historia a través de sus ojos.

Pero, de nuevo, creo que la falla está en la historia misma. No necesariamente en el guión, sino en la idea fundamental. Expresándolo del modo más simple, el mensaje se repite tantas veces que termina cansando. No importa cuan bajos resulten los abismos en los que cae la humanidad en su lucha por sobrevivir, el mensaje sigue siendo el mismo, y me fue difícil mantener el interés en el aspecto intelectual de la obra. Afortunadamente su más simple e inmediata estructura de "thriller" consigue provocar suspenso y tensión, pero luego de más de dos horas yo esperaba un desenlace mucho más fuerte o impactante, que justificara el largo viaje que Meirelles nos hizo recorrer. Sin embargo, no hay tal... simplemente una conveniente resolución que de algún modo me recordó los arbitrarios desenlaces de las cintas de ciencia ficción de los cincuentas... mucha moraleja, pero poca motivación narrativa.

En fin, Ceguera es de cualquier modo una película muy recomendable, que no vacila en mostrarnos el potencial de la humanidad para cometer atrocidades en su peor momento. Con un argumento así sería difícil calificarla como "entretenimiento" pero, para crédito del cineasta, la cinta cumple también en ese nivel... aunque no puedo negar que es difícil disfrutarla convencionalmente; y si bien no me dejó totalmente satisfecho, al menos cumplió su cometido de ponerme a pensar (por no mencionar la fuerza de sus crudas y perturbadoras imágenes). Quizás su mensaje no sea muy original, pero siempre será importante recordarlo, y en esa básica tarea Meirelles logró su propósito con integridad, honestidad y audacia... lo cual es por sí mismo un triunfo considerable.
Calificación: 8

5 comentarios:

M. U. R. Valdez dijo...

¿Qué tal, Pablo? En realidad, estaba esperando una especie de renacer de tus críticas. Desde hace tiempo que soy fanático (si es que se puede ser tal cosa) de tu sitio web y nunca me detuve a pensar dos veces para revisarla antes de ver una película. También me has abierto la cabezota, ya que estoy estudiando algo relacionado al cine (Ingeniería en Comunicación Multimedia), y tú me has servido... ¿cómo decirlo?... de inspiración.
Ahora, pasando a la película. No la han estrenado acá donde vivo yo, pero sé que está basada en Ensayo sobre la ceguera, libro que hace poco leí. A juzgar por lo que dices, la película se mantiene fiel a su mensaje.
Antes de retirarme, una felicitación atrasada y una expresión de tristeza, también atrasada.

sabassbo dijo...

excelente, pablo del moral, welcome back, de las mejores paginas de criticas de cine, se te extrañaba, lo mejor para ti y este blog

Pablo del Moral dijo...

M.U.R. Valdez: Gracias de nuevo por tus amables palabras. En cuanto a "Ceguera", yo no leí el libro; quizás la película sea más atractiva así, no sé. Ojalá se estrene pronto por allá para que tengas oportunidad de verificarlo.

Sabassbo: Muchas gracias por la bienvenida y recibe igualmente mis mejores deseos.

Anónimo dijo...

veo muy baja tu calificacion de la peli, minimo 8.5 o un 9.
y 007quantum bourne jason bourne, cuando mucho 5.5.
varian un poco los puntos de vista pero leyendo tus criticas anteriores te vi benevolo con 007bjb.

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Le puse esa calificación a la de 007 porque, a fin de cuentas, no me aburrió y pasé un buen rato en el cine. Pero en el contexto de cintas de espías, o tan sólo de James Bond, coincido en que no da el ancho. Muchas gracias y saludos.