martes, 14 de diciembre de 2010

Cine Clásico: Vanishing Point (1971)

El cine de los setentas se caracteriza por el desencanto que manifestó con el gobierno, la religión y demás instituciones sociales que nunca alcanzaron el ideal propuesto en los cincuentas. Y, claro, los hippies que quisieron cambiar el mundo en los sesentas ya se habían dado por vencidos, o fueron asimilados por "la buena vida" y el "American way". Entonces, con pocas alternativas de salvación, algunos cineastas decidieron plasmar su descontento en películas que van desde la clásica Easy Rider (donde Peter Fonda y Dennis Hopper buscaban "the real America") hasta Silent Running (básicamente el mismo concepto con un disfraz de ecología y ciencia ficción para hacer más apetecible el amargo mensaje). Vanishing Point pertenece al estilo de Easy Rider, con un rebelde anti-héroe combatiendo al "establishment", y validando la independencia de individuos que solo quieren vivir su vida de acuerdo a sus propios valores (aunque tales valores incluyan grandes dosis de anfetaminas). Supongo que incluso en 1971 esa utópica visión de libertad ya parecía poco realista; pero de cualquier modo la película causó furor en su momento y hoy sigue siendo objeto de culto, despertando vivas emociones a cuarenta años de su estreno.

En su más básico nivel, Vanishing Point es una "road movie" destilada hasta sus más básicos componentes: el vehículo, el chofer y el camino. En este caso el chofer es Kowalski (Barry Newman), quien aparentemente trabaja entregando automóviles en ciudades distantes. Al principio de la película acepta llevar un Dodge Challenger de Denver a San Francisco en 15 horas, y su única preparación consiste en comprar anfetaminas de un traficante callejero, para después emprender el "viaje" (en ambos sentidos) a la máxima velocidad posible. A los pocos minutos se encuentra con dos policías en motocicleta pero, en vez de obedecer las órdenes de detenerse, Kowalski los saca del camino. Y así comienza una frenética persecución de cientos de kilómetros, con cada vez más policías tras la pista del Challenger blanco. ¿Llegará Kowalski a su destino? Y, más importante... ¿logrará escapar de los recuerdos que afligen su mente?

Como sabemos, los viajes retratados en cualquier "road movie" son una externalización del viaje interno del protagonista. Thelma & Louise no solo trata de las aventuras de dos amas de casa, sino del papel de la mujer en la sociedad moderna; Labyrinth no es un simple desfile de muppets, sino una metáfora de la transición entre la infancia y la madurez; e igualmente Vanishing Point cuenta con abundante subtexto detrás de sus persecuciones a alta velocidad y accidentes (¿incidentes?) automovilísticos. Dicho subtexto nos llega por distintos medios: flashbacks de momentos clave en la vida de Kowalski ("el único modo de ganar la guerra es con guerra"); breves escenas periféricas que nos muestran la corrupción y estupidez de los policías sureños; y, sobre todo, en los comentarios de Super Soul (Cleavon Little), un locutor de radio que espía la frecuencia policiaca y comenta sobre la cacería humana que ya se extiende por varios estados. Además de convertir a Kowalski en un héroe popular, Super Soul es una especie de coro griego que responde las preguntas en la mente del espectador. Claro que no da respuestas claras, pero incluso sus predecibles diálogos de poesía "beat" ("el último héroe americano; el centauro eléctrico; el semi-dios de la máquina") resultan al mismo tiempo simpáticos y profundos... aunque demasiado vagos para concretar el mensaje de la película.

O quizás el punto de la cinta es abstenerse de darnos un mensaje evidente o tranquilizador. ¿Nos está diciendo que es inútil rebelarse contra "el sistema" porque es mucho más poderoso que cualquier individuo? ¿O simplemente está diciendo que la rebelión es justificada y hasta necesaria, siempre y cuando estemos dispuestos a pagar un alto precio por ella? Honestamente no sé. Como toda buena obra de arte, Vanishing Point deja la interpretación al espectador, y sospecho que cada quien sacará algo distinto de la densa sopa ideológica incorporada al libreto por los escritores Malcolm Hart y Guillermo Cabrera Infante. Por su parte, el director Richard C. Sarafian nunca tuvo una carrera estelar después de esta cinta, pero su sobrio y naturalista estilo lo pondrían (en mi humilde opinión) en la misma categoría de Terrence Malick, Robert Altman o Arthur Penn... al menos en el cine de aquella década.

Acompañando a Barry Newman hay un sólido ensamble de actores secundarios interpretando a los coloridos personajes que Kowalski encuentra en su trayecto, los cuales naturalmente representan diversos grupos sociales, ya sean opresores, víctimas, o ambos, según las circunstancias. En particular me gustó Dean Jagger como el anciano cazador de serpientes en el desierto; y la guapa Gilda Texter como una enigmática motociclista con inesperados lazos al pasado del protagonista. En fin... Las mejores películas de culto tienden a ser también reflejos de su período histórico, y Vanishing Point es valiosa simultáneamente como entretenimiento y documento cultural. Pero incluso si ignoramos la reciclada filosofía sesentera ("la mejor manera de escapar es echar raíces") nos queda una excelente película de aventuras con sinceras actuaciones, y espectaculares vistas del oeste norteamericano, al mismo tiempo hermoso y desolador. Por alguna razón Vanishing Point nunca fue tan famosa como Easy Rider, Badlands o Dirty Mary Crazy Larry (aunque sin duda ayudó el homenaje que Tarantino le rindió en Death Proof), pero creo que enarbola algunas de las mismas ideas y sensibilidades. De cualquier modo, independientemente de su fama relativa, me parece una película eterna, de esas que trascienden sus anacronismos por la universalidad de sus temas. Y, claro, por la pericia de los "stunts" automovilísticos.
Calificación: 8.5

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Pablo, has visto The Good, The Bad, The Weird?

P.D. Qué calificación le pondrías a The Good, the Bad and the Ugly?

Saludos!

Anónimo dijo...

Pablo qué opinas de The Three of Life, la nueva película de Terrence Malick? Tienes altas expectativas?

http://www.youtube.com/watch?v=RrAz1YLh8nY

Saludos!

Anónimo dijo...

Anónimo 1: Pablo escribió lo siguiente sobre The Good, the Bad and the Ugly en el blog de Cinencanto: ""The Good, the Bad and the Ugly": 9 (los personajes y la increíble atmósfera rescatan la película de su lerda historia... entiendo que la parsimonia enriquece la narrativa y acentúa la actitud de los personajes... pero no puedo negar que la sentí cansada, y eso que sólo vi la versión de dos horas y media)"

Saludos!

Mr. Troglodita dijo...

All the children say
WE HATE LOVE
WE LOVE HATE

I am so All-American, I'll sell you suicide
I am totalitarian, Ive got abortions in my eyes
I hate the hater, I'd rape the raper
I am the animal who will not be himself
fuck it (x4)

Hey victim, should i black your eyes again
Hey victim, you are the one who put the stick in my hand
I am the ism, my hates a prism
lets just kill everyone and, your god sort them out
fuck it(x4)

Everybody's someone else's nigger
I know you are so am I
I wasn't born with enough middle fingers
I don't need to choose a side

I Better better better better
Not say this
Better better better better
Not tell
Better better better better
Not say
better better better better
not tell
I hate the hater, I'd rape the raper
I am the idiot who will not be himself
fuck it (x4)

Everybody's someone else's nigger
I know you are so am I
I wasn't born with enough middle fingers
I don't need to choose a side

America cannot see anything
America cannot see anything
America cannot see anything
Unless he was ridden by you
fuck it (x4)

Everybody's someone else's nigger
I know you are so am I
I wasn't born with enough middle fingers
I don't need to choose a side

I Wanna Wish You a Merry Xmas dijo...

Satan Claus is coming for you... be a good boy tonight...

ATTE
Lic. Wishmaster González

The New Moon Zone dijo...

¿Por qué la gallina cruzó la calle?



























Para poner un huevo.

Turunpshh...

No te doy otra nada más porque... dijo...

Pablo, te imagenas en Facebook con 500 amigos... y siendo adicto al Twitter... o... en su defecto, a pasar horas y horas en el MSN??

Anónimo dijo...

Pablo sabes cocinar?

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: El gran ANÓNIMO ya se encargó de responder tu pregunta sobre The Good, the Bad and the Ugly. En cuanto a The Good, the Bad and the Weird, la vi y me gustó, aunque siento que necesito verla otra vez para digerirla adecuadamente. Gracias y saludos!

Anónimo 2: No soy fan automático de Malick, pero en general me interesa ver sus curiosos experimentos cinematográficos, sobre todo ahora que está más "prolífico" que nunca. Saludos y gracias por el enlace!

ANÓNIMO: Muchas gracias por encontrar esa calificación! Como siempre, recibe un gran abrazo pre-navideño y mi eterno agradecimiento.

Mr. Troglodita: ¿Cuenta esto como spam a favor de Marilyn Manson? No estoy seguro.

I Wanna Wish you A Merry Xmas: Suena como episodio de Futurama. Saludos!

The New Moon Zone: Me gusta tu onomatopeya del tamborazo: "turunpshh". Saludos!

No te doy otra nada más porque: No me lo imagino. Pero sí tengo una cuenta de MSN por motivos de trabajo. Saludos!

Anónimo: Mis talentos culinarios se limitan a "agregue agua". Saludos!