sábado, 8 de diciembre de 2012

La Posesión de Sally (When the Lights Went Out)

Una familia de clase media se muda a su nueva casa, y durante la primera noche la hija adolescente percibe extraños fenómenos en su habitación. Al día siguiente se lo cuenta a sus padres, pero no le creen. ¿Suena familiar? No sé cuántas películas de terror empiezan prácticamente igual; y aunque la causa de dichos "fenómenos" puede variar, la dinámica siempre es la misma: manifestaciones paranormales, incredulidad de los adultos, visitas del experto... ya conocen la rutina. Por eso es necesaria la adición de un elemento genuinamente original, o al menos diferente, que sirva para validar cualquier cinta basada en esta añeja fórmula. En el caso de La Posesión de Sally, la singularidad radica en su período histórico, además de la consabida frase "basada en hechos reales". Y si bien se queda corta en su "índice de terror", no niego que puede ofrecer un rato de tenso entretenimiento, bastante olvidable pero divertido a pesar de su baja ambición y sus pobres efectos digitales.

La mencionada familia son los Maynard, cuyas experiencias con un "poltergeist" fueron ampliamente reportadas (en la vida real) por los periódicos locales de la provincia británica de Yorkshire a principios de los setentas. Sin embargo, en La Posesión de Sally vemos que el misterioso movimiento de objetos inanimados y los susurros inexplicables fueron tan solo el comienzo de una pesadilla viviente para la joven Sally (Tasha Connor), sus padres Len (Steven Waddington) y Jenny (Kate Ashfield), e incluso para visitantes como Jeanette (Jo Hartley), la mejor amiga de Sally, que por alguna razón se ven amenazados cuando se acercan demasiado a la "casa embrujada", o indagan sobre las posibles causas de las manifestaciones. Entonces, sin dinero para mudarse, los Maynard deciden solicitar ayuda a un sacerdote vecino, aunque esto provocará chismes y comentarios negativos en la pequeña y conservadora comunidad. Y mientras los adultos pelean, Sally logra entablar comunicación con un espíritu que podría ser más peligros de lo que aparenta...

Aprecio que el director Pat Holden haya puesto tanta atención en la fidelidad histórica del período donde ocurrieron estos "hechos reales", vistiendo las escenas con un simpático diseño de producción que resultará muy familiar para quienes crecimos en los años setentas (me gustó el detalle de la imagen latente cuando se apaga la televisión de tubos, pues de niño yo estaba obsesionado con ese fenómeno). Además, el libreto (del mismo Holden) incorpora vagos intentos de comentario social sobre las condiciones económicas en Gran Bretaña durante aquel período, cuando las constantes interrupciones en el servicio eléctrico pusieron en evidencia la pobre infraestructura del país (que aun no lograba recuperarse desde la Segunda Guerra Mundial) y acentuaron las tensiones políticas entre “tories“ y “laborales“. Pero bueno... a fin de cuentas La Posesión de Sally no es un manifiesto político, sino una cinta de terror, así que el subtexto social sirve tan solo como excusa para tener muchas escenas en profunda oscuridad, donde no sabemos de dónde vendrá el siguiente sobresalto.

En ese aspecto la cinta tiene aciertos y fallas por igual. Las actuaciones son bastante buenas, y quizás por eso preferí las primeras escenas, cuando aún no sabemos lo que ocurre y podemos compartir la angustia e inquietud de los personajes. Desafortunadamente al final el director cede a la tentación de llenar la pantalla con baratos efectos digitales para darnos una conclusión vistosa, pero no necesariamente satisfactoria o coherente; lo único que consigue es arruinar la sutil atmósfera de suspenso y terror suburbano que había logrado generar durante la primera hora. Aún así admito que La Posesión de Sally me pareció entretenida y ligeramente superior al promedio del terror independiente, aunque sea tan solo por su manufactura europea y su sobria dirección, muy distinta a las cintas norteamericanas de similar estilo, que prefieren la ruta de la gritería y los aspavientos. Y, bueno, también funciona como interesante punto de partida para explorar este célebre caso "poltergeist", bien documentado y con cierta fama en los archivos de material "forteano". Ignoro si habrá sido cierto o falso, pero estoy seguro de que no tuvo apariciones de humo digital ni “flares” estilo J.J. Abrams.
Calificación: 6.5

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Vi la peli y esta buena recomendable!!!

Pablo del Moral dijo...

Anónimo: Me da gusto que la sigan descubriendo, después de tanto tiempo de su estreno. Gracias por tu comentario y saludos!

Unknown dijo...

Difiero totalmente a mi gusto personal de lo buena de esta película...parece más una película de serie B,aburrida,no logra hacerme sentir ni un gramo de suspenso,ya no digamos miedo,baratísimos efectos especiales y lo que es peor,una historia que para ser real parece más bien inventada,en pocas palabras,me la pase adelantandole con el control para ver si seguía algo bueno y falle.

Anónimo dijo...

Para la mayoria de las personas esto es solo una pelicula más,yo tuve una experiencia de esas hace años y el solo hecho de recordarlo es perturbador, yo he estado buscando documentales o peliculas como estas para buscar respuestas y no logro tenerlas del todo.
Actualmente tengo 28 años

Anónimo dijo...

La darán en Azteca 7 el sábado a las 5 de la tarde. La veré. <3

DaNy Hernández dijo...

y si la dieron carnal jaja yo tambien la vi :v

Pablo del Moral dijo...

Anónimo y DaNy Hernández: ¿Y les gustó? ¿Estuvo doblada, o subtitulada? Gracias por comentar, y saludos!